domingo, 2 de abril de 2017

Mi opinión sobre la cuestión de Malvinas (desde un punto de vista pro-blanco y antisionista)



INTRODUCCIÓN

Como sabrán, en este blog tratamos sobre Políticas, Geopolítica Internacional, Historia y cuestiones antropológicas. Es un blog que recibe visitas de todos los rincones del mundo (con mayoría de visitas en Argentina, España y el resto de Occidente).

Y en algún momento tenía que publicar algo relacionado a la tan famosa cuestión de Malvinas.

Muchos de nuestros ''hermanos latinoamericanos'' se nos ríen por la pérdida de estos territorios que deberían ser parte del país,  otros lanzan propuestas como una ''unión hispano/latino-americana para enfrentar al ''enemigo anglosajón'' (cuando cooperación militar no es sinónimo de internacionalismo marxista).

Como sabrán, en lo personal, no me va la Anglofobia , y quiero lo mejor para las Naciones Blancas. Por lo que me he puesto a investigar páginas de nacionalistas británicos de posturas pro-blancas y antisionistas. Y me topé con esta interesante opinión:

''(...) A lesser known example of this features The Falkland Islands. A self-governing Overseas Territory of the United Kingdom, it’s been the subject of a claim to sovereignty Margaret Thatcher shakes hands with then- Isreali Prime Minister Menachem Beginby Argentina since the re-assertion of British sovereignty in 1833. In pursuit of this claim in 1982, the islands were invaded by Argentina, precipitating the two-month-long undeclared Falklands War between Argentina and the United Kingdom. This resulted in the defeat and withdrawal of Argentine forces that had been supplied with arms by Jewish Israel. A typical ploy to maintain factional warfare between White Nations that to all intents and purposes could be resolved amicably and usually without bloodsh''


El texto habla sobre derramar la menor cantidad de sangre posible y que las cosas podrían solucionarse con dialogo, pero nuestros gobiernos y su discurso demagógico sobre la cuestión (marionetas de la City de Londres) ya lo han intentado miles de veces.

También habla sobre que Israel nos habría apoyado en la guerra de Malvinas, como prueba de que el sionismo ''estaría de nuestro lado''. Pero esto es en parte falso, es cierto... Israel envío armas a la Argentina pero no fue nada en comparación con el apoyo de la Libia de Gadafi (reconocido patriota antisionista). 

Además si lo hizo es porque en ese momento, Menachem Begin estaba en el poder y este era anglófobo debido a su formación en la organización terrorista Irgún que se destacó por su oposición al Mandato Británico en Palestina, tal como vimos en el post sobre el sionismo.

En la actualidad, hay cooperación entre el Reino Unido y el estado de Israel en materia de defensa en la cuestión e las Islas Malvinas.



LA SOBERANÍA DE LAS ISLAS 

Argentina tiene todo el derecho de reclamar las Islas. Las islas están conectadas con las orillas argentinas y si uno observa el suelo marino se dará cuenta (igual la Antártida, que debería ser argentina), y sumando otras pruebas factibles, corroboraciones y ratificaciones en cuanto a las islas... y  todo esto es irrefutable para los defensores del Imperialismo Británico.


SOBRE LOS MALVINENSES


Matilde Vernet y Sáez, apodada Malvina, fue la primera persona de la que se tenga registro en nacer en las Malvinas y primer descendiente de argentinos antes de la ocupación británica del territorio. Hija de Luis Vernet y María Sáez, nació en Puerto Soledad el 5 de febrero de 1830.



Existe una controversia en torno al descubrimiento de las islas que se traslada a la disputa de soberanía. Francia, España y el Reino Unido se atribuyeron el descubrimiento de las islas para defender sus títulos de soberanía. No hay pruebas concluyentes para determinar qué navegante europeo las divisó por primera vez.



Tras la ocupación británica de 1833, arribaron diversos colonos británicos que se unieron con los colonos argentinos que permanecieron en las islas después de dicho desembarco británico y que sobrevivieron al posterior alzamiento de Antonio Rivero en 1834. Otros grupos étnicos que han contribuido a su origen son los gibraltareños, los uruguayos, los chilenos y los escandinavos.


Los habitantes de Inglaterra los ven de «mentalidad cerrada», más introvertidos y reservados que los habitantes de las grandes ciudades inglesas. Los propios malvinenses sienten que en el resto del mundo los ven como «poco razonables» También son descritos como «amables aunque distantes, correctos y pacientes si alguien no logra hacerse entender», «francos, algo ingenuos» y que a veces son macanudos y otras, irracionales.


Alejandro Betts, malvinense radicado en la Argentina continental, ha criticado al gobierno británico y al modo de vida en las islas, diciendo que «el objetivo del sistema colonial británico es que haya una subordinación total y absoluta de la postura británica, no permitiendo alguna voz de opinión distinta» y criticando la postura del derecho de autodeterminación de los malvinenses. Sobre los isleños, él ha dicho que los británicos consideran que su «papel de mayor importancia» es la de «ocupación» del territorio. Además, ha criticado la educación que reciben los habitantes, afirmando que «no alcanza ni el ciclo básico» argentino y que es «muy limitada». Según él, la situación «tiene un propósito» por parte de los británicos para tener los elementos suficientes, pero no aspiraciones de salir de las islas. También ha dicho que allí no se podía aspirar a una gran carrera «porque los puestos jerárquicos eran otorgados a ciudadanos que venían desde Inglaterra». Según Betts, el incremento poblacional «resulta en gran medida» de la política británica de contratación de mano de obra del Reino Unido y Santa Elena. Además dice que el gobierno isleño «no es independiente», ya que la administración ejecutiva «recae sobre un gobernador nombrado por la Corona que designa a parte de los miembros de la Asamblea Legislativa».






Ese pensamiento (de que los isleños se sienten británicos) es producto natural del sistema colonial británico, que no permite el ingreso de fuentes de información distintas. Se hace muy difícil también al isleño informarse de una forma distinta a la versión oficial.


El Reino Unido utiliza la infundada excusa de la autodeterminación para el establecimiento de una poderosa base militar (Base Aérea de Monte Agradable) que sirve exclusivamente a sus intereses estratégicos en el control absoluto del Atlántico Sur en toda su extensión.



El derecho a la libre determinación no surge ni se crea para favorecer la continuidad de conquistas militares seguidas de la instalación de una población afín al conquistador para hacerles decir que quieren seguir bajo la misma situación, como ocurre hoy en Malvinas.



En cuanto a la identidad isleña, él dice:



''Diría que desde que comenzaron a llegar los primeros colonos, de 1842 en adelante, fuimos todos malvinenses. De ingleses no tenemos nada. Somos anglohablantes, pero sin ningún tipo de identidad nacional.''



Betts constantemente se define como «fueguino-malvinense» diciendo que «ante la ley (argentina)» todos los malvinenses son fueguinos. Él afirma que las negociaciones entre Argentina y Reino Unido se deben realizar con diálogo y diplomacia, detallando que «hay que considerar cómo integrar a la isla pero sin modificar la calidad y tipo de vida de los habitantes».



Debido a sus posturas, es considerado mayoritariamente como «figura polémica», «traidor» y «líder propagandista» por los malvinenses y los medios de prensa británicos.



James Peck, otro malvinense radicado en la Argentina continental, dice que «la guerra se llevó poca identidad que teníamos». Según él, la situación actual de las islas «no es genuina, no es inocente y con el referéndum (de 2013) hay mucha manipulación». También afirma que la cultura e identidad malvinense era «una combinación de cosas argentinas e inglesas, galesas e irlandesas».



Es curioso, a miles de kilómetros de Inglaterra tratamos de preservar un nacionalismo que ya ni siquiera existe en la tierra de nuestros ancestros. (...) Y cuando un isleño viaja se encuentra con la realidad: los ingleses no saben muy bien quiénes somos o dónde estamos. A mí hasta llegaron a felicitarme sorprendidos por mi buen inglés. Yo me siento de un lugar propio, no de Inglaterra. No tengo sentimientos nacionalistas; en todo caso, sí me conmueve el paisaje de las islas: estar ahí, solo en el fin del mundo, es una sensación única.

SOBRE LOS ANGLO-ARGENTINOS

«The British Chubut: lo que desean los galenses». Caricatura de José María Cao en la revista Caras y Caretas con motivo de la visita de Julio Argentino Roca a la colonia galesa del Chubuten 1899. Se aprecia una enseña roja del Reino Unido.



La inmigración británica en Argentina es el asentamiento de población de origen inglés, galés, escocés y norirlandés en la República Argentina desde la llegada del hombre blanco al territorio que comprende dicho país actualmente, pasando por la época colonial española hasta la época republicana llegando al día de hoy. Hoy en día se estima que Argentina es hogar de la comunidad británica más grande de Sudamérica junto con Chile, alcanzando un total de aproximadamente 300.000 habitantes de ascendencia parcial o completa.

La colonia galesa o también llamada "Y Wladfa" es la comunidad que reside en el país gracias a la Colonización galesa en Argentina, que comenzó en 1865 y se produjeron principalmente en la costa de la provincia de Chubut, en la región del extremo sur de la Patagonia argentina. En el siglo XIX y principios del siglo XX, el gobierno argentino alentó la inmigración de europeos para poblar el país fuera de la región de Buenos Aires, entre 1856 y 1875 no menos de 34 asentamientos de inmigrantes de diversas nacionalidades se han establecido entre Santa Fe y Entre Ríos. Además de la principal colonia en Chubut, una colonia pequeña fue creada en Santa Fe por 44 personas que salieron de los galeses del Chubut, y otro grupo se instaló en Coronel Suárez en el sur de la provincia de Buenos Aires. A principios del siglo XXI, se estima que alrededor de 50.000 habitantes de la Patagonia son de origen galés. la comunidad galesa-argentina se centra alrededor de Gaiman, Trelew y Trevelin. A partir de la propia estimación de Chubut, el número de hablantes del idioma galés en la provincia es de unos 1.500, mientras que otros cálculos elevan el número a 5.000, convirtiéndolo en el segundo idioma más hablado de la provincia. Los galeses han fundado varias ciudades argentinas, tales como Puerto Madryn, Trelew, Rawson, Trevelin, Dolavon, Gaiman, Sarmiento, Las Plumas, etc.




DESCENDIENTES DE BRITÁNICOS DESTACADOS



Martín Jacobo Thompson - fundador de la Prefectura Naval Argentina y primer marido de María Sánchez de Thompson.






 Guillermo Brown - almirante considerado "el padre" de la Armada Argentina.






Enrique Guillermo Howard - almirante de la marina Argentina.






Francisco P. Moreno - explorador y geógrafo. Su madre, Juana Thwaites, era de origen inglés.






Carlos Pellegrini - Presidente de la Nación Argentina (6 de agosto 1890 - 12 de octubre 1892). Su madre, María Bevans Bright, era de origen inglés..








Thomas Bridges - inmigrante británico, misionero cristiano, primer hombre blanco en vivir en Tierra del Fuego.






Lucas Bridges - autor y explorador.




 Carlos Busser - Almirante al mando de las tropas argentinas que arribaron en Malvinas en 1982. Tenía ascendencia inglesa.


Estos solo han sido solo algunos descendientes de británicos que aportaron a la Civilización en Argentina. Y como ven, el último participó de la gesta de los héroes de Malvinas.

Si bien la Argentina Blanca se destaca más por recibir la inmigración española e italiana (y algo de franceses y alemanes). Yo no veo problema en que el país haya recibido inmigración de Europa Septentrional, pero claro, les era mucho más fácil ir a los EE.UU. 

Quienes dicen que la identidad anglosajona (a la que generalizan como hispánica) es incompatible con la Argentina, es porque sobrevalorizan la religión católica (en contraposición a los ''malvados protestantes'') por encima de todo; los llamados nacionalcatólicos (güelfos).

Niños galeses-argentinos. Buena parte de la población de la provincia del Chubut tiene orígenes galeses y mantienen vivas tanto las tradiciones como el idioma.



Si hemos de decir que las Malvinas son argentinas, los kelpers también lo son.

Según la legislación argentina, al establecer que las islas Malvinas «pertenecen al territorio nacional» (ver cuestión de las Islas Malvinas) y que las leyes sobre nacionalidad consideran argentinos a todos los que «nazcan en el territorio de la República», los isleños son, de iure, ciudadanos argentinos y pueden solicitar un certificado de nacimiento argentino, un Documento Nacional de Identidad y un pasaporte argentino, si así lo desean. Esto ha ocurrido con numerosos kelpers y sus descendientes, entre ellos Alejandro Betts, James Peck, James Douglas Lewis, Yolanda Bertrand, Soledad Rende, Derek Rozee, Ethel Turner, Pablo Betts (hijo de Alejandro), Juan Alejandro Reid,19 James Lewis, Frank Ushuaia Lewis, Juan Walker, entre otros. Raúl Alfonsín, Nelson Daniel Gleadell, Ricardo Patterson y Janet Robertson son descendientes de malvinenses radicados en la Argentina continental. Algunos de ellos han tramitado sus documentos argentinos en Ushuaia, ya que debido a la ley nacional 26552 que estableció los límites de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, las Malvinas forman parte de la misma. Algunos de ellos también participan junto con la delegación argentina ante el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas.

En la provincia de Santa Cruz a finales del siglo XIX y a lo largo del siglo XX muchos malvinenses se asentaron en las estancias de cría de ovejas, principalmente como esquiladores y propietarios de campos o comercios, ayudando en el nacimiento de nuevos poblados y manteniendo vínculos entre las islas y el continente. Carlos María Moyano, primer gobernador del Territorio Nacional de Santa Cruz, se casó con una joven kelper. Los malvinenses también han dejado descendencia al casarse y tener hijos con argentinos. Hay descendientes de malvinenses de segunda y tercera generación habitando en Santa Cruz. En 2014, el Observatorio Patagónico sobre la Cuestión Malvinas comenzó a desarrollar el proyecto «Enlace Malvinas. Raíces del futuro», del que participan integrantes de familias de la Patagonia Argentina que son descendientes de malvinenses para dar a conocer los lazos históricos y culturales que existen entre pobladores de la Patagonia y las Malvinas.

Por lo tanto quienes dicen que las islas están ocupadas por los ''piratas'', refuerzan el hecho de que las islas son británicas.



Como hemos dicho muchas veces, el Imperialismo Británico (lo anglosajón corrompido) es judío... 

En lo personal, admiro a Inglaterra y su cultura pero rechazo totalmente la injerencia británica. Particularmente porque va en contra de los principios propios de un Nacionalsocialismo paneuropeo. Y desde luego, porque soy nacionalista argentino (lo cual NO ES SINÓNIMO de anglófobo)


En este vídeo explico la infiltración judía en la alta finanza de la City of London.


Lo que menos le interesa a la gran empresa y a las altas cúpulas que gobiernan Albión es que en los lejanos territorios (como nuestras islas) se instalen familias británicas. Y se vuelven numerosas, peor aún. Prefieren tenerlos parcialmente deshabitados (en nuestro caso es porque es un lugar geoestratégico que funciona como punta de lanza para el sionista Plan Andinia). De hecho, inmediatamente luego de la guerra, hubieron iniciativas en el Parlamento Británico para promover la inmigración británica a las Malvinas por parte de algunos legisladores. Pero ese proyecto quedó en el olvido. Porque cuando un pueblo se vuelve numeroso, el extraer los recursos naturales y llevárselos de a montones a cambio de nada se vuelve muy dificil. Por algo, en su momento rechizaron a las propuestas del colonizador Cecil Rhodes (que sí, fue agente Rothschild) y su sueño de expansión de la raza blanca.

Cecil John Rhodes (5 de julio de 1853, Hertfordshire, Inglaterra – 26 de marzo de 1902, Colonia del Cabo) fue un empresario, colonizador y político británico. Gran defensor del imperialismo británico, fundó el país que a su muerte llevaría su nombre: Rodesia, cuyo territorio está actualmente dividido entre Zambia y Zimbabue. Fue también fundador de la influyente Fundación Rhodes y de la compañía de diamantes De Beers, que en la actualidad controla el 60% del mercado de diamantes en bruto del mundo y que en un tiempo llegó a comercializar el 90%. Como títere de los Rothschild, jugó un papel decisivo en la modelación de Sudáfrica y en el poder económico del Imperio Británico.

Cecil Rhodes fue un ferviente imperialista y creyente en la "misión divina universal de la raza anglosajona". Consideraba que los norteamericanos, británicos y alemanes estaban destinados a dominar el globo en una alianza "anglo-teutónica", y que los ingleses en particular debían formar un imperio mercantil de emprendedores en el corazón de África para proporcionar salida a su exceso de población, según Rhodes, para evitar que algún día estalle una guerra civil en la metrópoli. Rhodes dijo una vez:

''Mi principal objetivo en la vida es ser útil a mi país. Si Dios tiene un Plan, hay que saber primero cuál es la raza que Dios ha escogido como Divino Instrumento para su Plan. Incuestionablemente, esa raza es la blanca. Dentro de la raza blanca, el hombre angloparlante, sea británico, americano, australiano o sudafricano, ha demostrado ser el mejor instrumento del Plan Divino para desarrollar la Justicia, la Libertad y la Paz en la más amplia extensión posible del planeta. Por eso, yo dedicaré el resto de mi vida a los propósitos de Dios y le ayudaré a lograr que el mundo sea inglés.''

Sea como sea, la (falsa) élite mundial no tuvo en cuenta sus palabras... por algo se causaría el genocidio contra la población blanca de Rhodesia a manos del dictador maoísta de Mugabe.



Extraído y traducido de: http://www.whale.to/b/mullins28.html

(Para los anglófobos que dicen que todos los ingleses y yanquis son mala gente, y que incluso muchos dicen que hay que ''matarlos'' a todos pero si uno dice eso sobre los jud*os te dicen que no todos son sionistas)

''Exceptuando a los lectores de CDL Report, pocos estadounidenses aprenderán los hechos detrás de la crisis de las Islas Malvinas. La línea de propaganda de prensa controlada por los judíos. Toda la otra información proviene de los terroristas sionistas fanáticos y los agentes de Mossad que controlan la prensa americana.

Adolf Hitler dijo: "Todo lo que no es raza es escoria". La crisis de las Islas Malvinas es un conflicto entre la Argentina, una de las pocas naciones blancas de América del Sur y las heces judías envenenadas del poderoso Imperio Británico, un antiguo bastión de la raza blanca que ahora se compone de unos pocos blancos inundados por un mar de color y gobernado por la familia judía de banqueros de Battenberg, que ''anglicizaron'' su nombre a Mountbatten en la Primera Guerra Mundial, porque incluso entonces ya habían alcanzado el control completo de la antigua nación blanca de las Islas Británicas. Lord Mountbatten reinó como Primer Lord del Almirantazgo, y su hijo se casó con Edwina Cassel, hija del fabulosamente rico Sir Edward Cassel, un emigrante judío alemán que formó uno de los conocidos "judíos Siete" que formaban parte del Príncipe de Gales; Y más tarde Eduardo VII; Círculo interno, llevado por el "señor" Nathaniel Rothschild. Estos judíos se encargaron de que el Príncipe de Gales tuviera todo lo que quisiera en forma de vino, de mujeres y de canto, y en cambio les permitió tomar el control del Imperio Británico.

Poco después, los judíos recogieron su libra de carne forzando al ingenuo hijo del rey Eduardo, George V, a comprometer al Imperio Británico en la Primera Guerra Mundial, una guerra en la que no tenían nada que ganar y todo que perder. Aunque la Primera Guerra Mundial no destruyó el Imperio Británico per se , era una sangre tan grande dejando que Gran Bretaña casi dejara de existir como una entidad de la raza blanca. Privada de los jóvenes que pudieron haber mantenido su imperio, Gran Bretaña dejó fácilmente que el resto de su mundo se resbalara de sus manos como resultado de la Segunda Guerra Mundial. Hitler advirtió a los británicos que si declaraban la guerra a Alemania, perderían el resto de su imperio, una predicción que pronto se hizo realidad, a pesar de la gloriosa presunción de Winston Churchill de que "no me hice primer ministro para presidir la liquidación del Imperio Británico . "

Profundamente en las entrañas de Londres está la sala de guerra, una vez secreta, disfrazada por una puerta que dice "WC", un ejemplo del estilo de humor de Churchill "water closet". Aquí se muestra a los turistas un dormitorio, donde el besado Churchill "descansaba" todas las tardes de dos a seis, a salvo de los bombardeos y los efectos de la guerra, mientras millones de jóvenes que había enviado a su destino luchaban y morían en barro y inmundicia.

Son los herederos de Winston Churchill quienes ahora proponen destruir la principal nación anticomunista de América del Sur al llevarla a los brazos de los soviéticos. El notorio pro-judío propagandista, Robert S. John, escribió en 1970 en "South America More or Less", p. 202, "Los argentinos reconocen francamente que sus antecedentes, los primeros españoles, prácticamente exterminaron a la población indígena, y hoy el 98% de la población es blanca".

Muy pocos estadounidenses se dan cuenta de que la Argentina es la principal nación blanca de América del Sur. Al norte se encuentra la cultura mestiza de Brasil, una nación de mulatos que es un cruce entre Puerto Rico y los actuales Estados Unidos, y Bolivia, cuya población consiste principalmente en los indios que huyeron de los primeros colonos en Argentina. Debido a que es 98%, Argentina es extremadamente anticomunista, ya que la oposición de una nación al comunismo está en relación inversa a la medida en que sigue siendo un bastión de la raza blanca. Como los Estados Unidos se ha vuelto más negros cada año, su oposición al comunismo ha disminuido constantemente.

Como nación blanca, Argentina alcanzó el apogeo de su oposición al comunismo bajo Perón. Junto con la oposición al comunismo, Argentina también alcanzó el pico de su riqueza y poder durante esos años. San Juan relata con el típico horror judío a las "personas de mediana edad que eran muy conscientes de que Perón había favorecido a la Alemania Nazi y la Italia fascista durante la última guerra mundial" y que "añadirían: De nosotros aquí en Argentina. "

A diferencia de la falsa campaña "anticomunista" en Estados Unidos, donde la única ofensa de un comunista era su posesión de una carta del Partido Comunista, la ley argentina fue al centro de la cuestión y acusó a cualquiera que fuera "motivado por comunistas Ideología ", un cargo que habría resultado en la detención del personal de Roosevelt y Truman, así como de la comunidad judía activa en los Estados Unidos. Al hacer retroactiva la ley, castigó a los comunistas cuyas actividades se extendieron mucho antes de que se aprobara la ley. Por el contrario, la campaña "anticomunista" en los Estados Unidos estaba dominada por "ex comunistas" personas que afirmaron haber visto el error de sus caminos. Por supuesto, eran judíos, como Ben Gitlow y otros fundadores del Partido Comunista de América, incluyendo a Jay Liebstein, que anglicizó su nombre a Jay Lovestone y alcanzó el pináculo del movimiento "anticomunista" en América.

Como nación blanca, la Argentina simpatizaba naturalmente con los que lucharon por la raza blanca contra los comunistas en la Segunda Guerra Mundial. Después de que los países pro-blancos hubieran perdido la guerra a los judíos vengativos, un enjambre de odiosos refugiados judíos como Henry Kissinger se precipitó a Alemania para saquear a la nación y hostigar a los blancos derrotados. Algunos de estos blancos emigraron a la Argentina, que en aquella época era la única nación blanca próspera del mundo. Para castigar al pueblo argentino por ofrecer un lugar a los refugiados del comunismo y el terrorismo judío, los banqueros judíos internacionales comenzaron una guerra de escala de sabotaje económico contra los argentinos, con tal éxito que durante años la Argentina ha estado acosada por altas tasas de inflación y inseguridad económica . La alta inflación es el sello distintivo de la presencia del parásito biológico , el judío internacional, porque el judío, al infectar a la nación, eleva la tasa de inflación para permitirle invertir su pequeña cantidad de dinero en una gigantesca fortuna, De fiebre en el paciente es una advertencia de la infección en el cuerpo humano. La inflación no se convirtió en un problema en la economía estadounidense hasta que el judío alcanzó el dominio de nuestro sistema económico, ya través de la agencia judía, el Sistema de la Reserva Federal, logró reducir el poder adquisitivo del dólar, erosionar los ahorros y empobrecer a los trabajadores estadounidenses .

A medida que los judíos ganaban riqueza y poder en la Argentina, Perón fue expulsado y una sucesión de obreros judíos aceleró la caída de Argentina de la prosperidad y el poder. El terrorismo es siempre la base del impulso judío al poder, como hemos visto en América con los asesinatos cometidos por el Mossad y las atrocidades cometidas en suelo americano por la Liga de Defensa Judía. En Argentina, la nación estaba paralizada por las atrocidades cometidas en todo el país por los Montoneros, un grupo de asesinos comunistas judíos, que acumularon cientos de millones de dólares en rescate y extorsión de sus víctimas. El lavado y la banca de estas enormes sumas fue manejado por un judío llamado David Graiver. Como frente para las operaciones de Gravier, un judío llamado Jacobo Timerman operaba un periódico y otros frentes económicos para los Montoneros. Mientras los funcionarios del gobierno comenzaban a ganar su guerra contra los Montaneros, Graiver huyó del país. Se afirmó que fue "asesinado" en un avión que se estrelló, por la mayoría de los funcionarios creen que esto era una historia de encubrimiento. Timerman fue arrestado, e inmediatamente la claque judía mundial comenzó un clamor para su liberación.

Amenazados con sanciones económicas que hubieran acabado con su débil economía, los funcionarios argentinos cedieron ante las amenazas de Jimmy Carter y liberaron a Timerman. Fue trasladado a Washington, donde fue presentado al Congreso de los Estados Unidos en medio de de alabanza como un "luchador por la libertad". Luego publicó un libro de sus fantasías que se ha convertido en un best seller a nivel mundial, "Prisionero Sin Nombre, Célula Sin Número". Se compara con la mayoría de las "memorias" del supuesto Holocausto, en el que las víctimas fueron asesinadas todos los días, pero en alguna forma de reencarnación, ahora poseen edificios de apartamentos en Chicago, vacaciones en Miami Beach y compran millones de dólares en bonos israelíes.

La veracidad de los meandros de Timerman puede resumirse en una sola oración. En P. 70, escribe: "Entre 1974 y 1978, la violación de las niñas en prisiones clandestinas tenía una característica peculiar: las niñas judías eran violadas dos veces más que las niñas no judías". Analicemos esta declaración desde un vínculo con terroristas que ha sido honrado por el Congreso de los Estados Unidos. Sin ningún tipo de documentación, nos pide que creamos (1) que "conoció" a todas las niñas que se encontraban recluidas en prisiones clandestinas entre 1974 y 1978; (2) que él sabía todo lo que pasaba en estas prisiones "clandestinas" durante esos años, incluyendo cada "violación" de cada chica. La palabra clandestino significa secreto y desconocido para el público o para cualquiera, salvo algunos pocos. Ni siquiera un funcionario argentino a cargo de estas prisiones "clandestinas" no habría tenido acceso a la información que el propagandista judío inflige a los estadounidenses con la suficiente crédula para comprar cualquier cosa escrita por un judío.

Los argentinos estaban tan enfurecidos por las asquerosas fantasías del libro de Timerman y la circulación mundial de ellos por sus editores estadounidenses, que la comunidad judía de Argentina lo denunció a toda prisa como un falsificador y mentiroso completo. Admite en su libro, p. 71, "El gobierno argentino insistió firmemente en que no fui arrestado por ser judío ni por ser periodista". Como apuntó el apologista de los judíos William Buckley, Timerman no menciona a Graiver en ninguna parte de su libro, porque hacerlo sería admitir su conexión terrorista y la razón de su arresto. La detención de Timerman significó que los Montaneros estaban ahora en retiro significativo en toda la Argentina, lo que indicaba que los comunistas debían tomar una nueva dirección en su intento de dominar y conquistar la única nación blanca de América del Sur.

La crisis de las Islas Malvinas es el nuevo programa de los soviéticos para apoderarse de la Argentina como una ciruela madura. Fue orquestada por el patético gobierno judío y en bancarrota de Inglaterra, ayudado e instigado por el régimen judío de Ronnie Reagan en Washington, y encendido por el famoso Alexander Haig, antiguo goy stooge de Henry Kissinger, que se asomó a los pies de este Judío emigrante durante años para obtener su actual posición en Washington. Mirar la cara de Alexander Haig es ver la completa entrega de la integridad por un shabbos goy miserable que ha abrazado la posibilidad de ejercer influencia y poder en los Estados Unidos sólo convirtiéndose en la herramienta sin rostro del judío parásito biológico. Haig actuó brillantemente en su adopción de la técnica de "la diplomacia de la lanzadera" de Kissinger, mientras viajaba de regreso y cuarto entre Argentina e Inglaterra. Su misión era simplemente ganar tiempo para que la flota británica se acercara a las islas Malvinas, a la vez que paralizaba al gobierno argentino y sostenía la falsa afirmación de que las "negociaciones" resolverían el problema. De hecho, ni Inglaterra ni los Estados Unidos estaban negociando. Ellos sólo buscaron dar tiempo para que la fuerza de ataque británica se pusiera en posición para un asalto a la guarnición argentina, mientras esperaban que los funcionarios argentinos aceptaran la oferta de "ayuda" de los soviéticos. Esta "ayuda militar" seguiría simplemente la técnica probada y aceptada por la cual los soviéticos tomaron sucesivamente a las naciones de Europa del Este -la instalación de un "grupo consultivo" soviético- la indignación pública del pueblo por la traición de sus Nación, y la dictadura militar de escala completa para "mantener el orden".

Esta trama fue expuesta, no por ningún periodista, sino por un anuncio pagado en el Washington Post , que se había negado firmemente a escribir la verdad sobre la "crisis" de las Islas Malvinas. El anuncio, que apareció en el Post el 30 de abril de 1982, fue pagado por un grupo pro-argentino, y fue titulado "Influencia rusa en la crisis de Malvinas".

El anuncio decía que "la intención obvia de Rusia es que tarde o temprano se establezca un gobierno títere en nuestro país".

Señaló que durante meses un gran número de submarinos soviéticos habían estado navegando en aguas argentinas, consciente de que la minúscula Marina Argentina No tenían medios de desalentarlos, y que los rusos habían contratado ahora el 80% del trigo argentino. Lo más siniestro de todo, el anuncio expuso las ofertas soviéticas de "asistencia militar" que se hicieron sobre la base de la actual "emergencia" artificial, con la esperanza de que el gobierno argentino entrara en pánico ante el conjunto de fuerzas militares inglesas, respaldado por la Influencia del gobierno estadounidense, y que en desesperación Argentina aceptaría la oferta de los soviéticos. Esta oferta fue expuesta por primera vez en El Día, Montevideo, el 7 de abril de 1982. Los patriotas argentinos que pagaron por el anuncio en el Post también exigieron que "la Argentina renuncie a numerosos tratados económicos firmados con los países comunistas".

Los judíos no pueden soportar que ningún país del mundo exista como nación blanca "98%". En consecuencia, el ataque judío a la Argentina ha aumentado cada año desde 1945, alcanzando un crescendo de odio en las calumnias contra Perón y su esposa Evita, un cristiano piadoso cuya vida fue dedicada a obras de caridad. Los judíos generalmente se referían a ella como "puta", la puta, tal como se habían referido a la Santa Madre de Cristo en su sagrado libro de escritos, el Talmud.

La arrogancia de los judíos llegó a su apogeo cuando una fuerza de ataque terrorista voló a la Argentina desde Israel, se apoderó de un refugiado alemán, Adolf Eichmann, y lo voló de regreso a Israel para ser asesinado. El propósito del caso de Eichmann era darle alguna legitimidad a la fantasía judía de que seis millones de judíos habían sido asesinados en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. El mito del Holocausto era una necesidad para la continuación de la existencia de la nación bandida de Israel, porque era el vehículo por el cual continuaban extorsionando miles de millones de dólares del pueblo alemán derrotado. Los Estados Unidos continuaron manteniendo una gran fuerza en Alemania, únicamente para hacer cumplir la recaudación de los fondos del Holocausto de la nación cautiva alemana. Al mismo tiempo, Alemania Oriental se burlaba de las exigencias ridículas de los judíos y se negaba a pagar a Israel un centavo. Se le dijo al pueblo estadounidense que sus soldados estaban apostados en Alemania para retener a los soviéticos, aunque admitieron que las fuerzas estadounidenses podrían detener un avance soviético por sólo una o dos horas. El único propósito para los estadounidenses en Alemania era asegurar que cualquier funcionario o ciudadano alemán que se oponía a los pagos adicionales del Holocausto a los judíos pudiera ser arrestado y castigado con prontitud. Esto permanece fiel a los actuales.

Cuando Argentina protestó contra la flagrante violación de su soberanía como nación por parte de los terroristas israelíes que invadieron su territorio para secuestrar y asesinar a Adolf Eichmann, Estados Unidos amenazó inmediatamente con sanciones económicas y militares contra Argentina y todo lo posible por no declarar la guerra. El gobierno de Argentina, horrorizado por el hecho de que los Estados Unidos ayuden y favorezca ese crimen contra el derecho internacional, retiró la protesta contra Israel, fomentando así otras transgresiones de los terroristas israelíes, como el bombardeo del reactor iraquí, Mujeres y niños en los campos de refugiados del Líbano y otros crímenes contra la humanidad cometidos por los judíos. Pocos estadounidenses quieren admitir que su país es hoy el país más despreciado del mundo, a menudo encontrándose solo en su defensa de las atrocidades judías, porque ha alentado a los bandidos israelíes a cometer todo tipo de atrocidades conocidas por la humanidad contra civiles indefensos en Cada nación lo suficientemente desafortunada como para entrar en contacto con estos forajidos.

Una vez más, Estados Unidos, a través de patéticas patrulleras como Reagan y Haig, incita contra sí mismo el odio al mundo civilizado al estimular la guerra judía contra las naciones blancas. El anuncio del apoyo oficial estadounidense al plan británico de ataque contra la Argentina significa que una vez más el pueblo estadounidense será acusado por los terribles costos de despertar la ira de todas las naciones latinoamericanas contra ella, porque está una vez más comprometida con la mayoría Horribles planes de los judíos en su asalto contra pueblos civilizados. Estos proyectos de ley están llegando cada día en el declive del prestigio mundial de los Estados Unidos, su economía colapsada, su cultura de mulatos degenerados drogados y sus acciones políticas en favor del terrorismo judío que se han convertido en un hedor en las fosas nasales de gente decente en todos lados.''

CONCLUSIÓN

El rol que debe ocupar la nación Argentina en el Cono Sur, el de es una potencia paneuropea (pancriollismo) por lo tanto nunca irá contra otro país de cultura europea-occidental y mucho menos en momentos críticos como este, creemos que es necesario crear un puente entre las disidencias de Argentina y Europa y esta es la razón por la que rechazamos a los hispanistas quienes utilizan tópicos desgastados (la anglofobia) sobre rivalidades de siglos pasados.

Las Malvinas son argentinas y rendimos tributo a los combatientes en su intento de recuperarlas, pero no vamos a negar que ya hay cierto fanatismo respecto al tema y quizás no veamos a nacionalistas alemanes o japoneses lloriqueando (absolutamente) todo el tiempo porque perdieron la guerra.

Lamentablemente hay mucho oportunistas adueñándose de causas nobles un ejemplo son como esta cuestión se convierte en una simple excusa de ''anti-imperialismos'' rancios tercermundistas. Por el momento, tenemos mucho que ocuparnos en el continente.

¿Cuánta habrá sido la infiltración kirchnerista en ese híbrido llamado ''Nacionalismo Argentino'' a tal punto de que los medios de comunicación internacionales llegasen a considerar a los mestizos piqueteros del ''Movimiento Patriótico Revolucionario Quebracho'' como ''nacionalistas''?  Por estas cosas,  no nos ven como un país blanco.


La hipocresía de los nacionalistas argentinos putinófilos): protestar por Malvinas pero apoyar el separatismo pro-soviético en el este ucraniano. Ni hablar del acercamiento al nacionalbolchevique de Dugin que a su vez apoya a los separatistas mapuches (a través de los masones-sionistas Parvulesco, supuestos ''anti-liberales'' según la explicación que dio el Rasputin 2.0. en Tel Aviv 1).



No olvides de seguirnos en nuestra página; Descubre LO Imposible IV, y suscribirte a nuestro canal de YouTube: https://www.youtube.com/user/Diplodocus1TV.

8 comentarios:

  1. Aunque nombraste "Hispanistas" como 2 veces eso sobrara para la arena.

    ResponderEliminar
  2. Malvinas argentinas, europa entera me chupa un huevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces no sabe ni lo que es Argentina. A ustedes nomas les importa Europa cuando les conviene. Y estás hablando en un idioma europeo, te lo recuerdo.

      Eliminar
    2. Es verdad que Cabral era negro? No me queda en claro ,he visto imágenes en las que se ve blanco o del tipo español.

      Eliminar
    3. La verdad es que no me importa, ya que fue una lucha contra el realismo español.

      Eliminar
    4. Que opinas de los skinheads NS? Podrías hacer un artículo positivo dedicado a ellos?

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar