miércoles, 29 de marzo de 2017

Argumentos contra la ''Patria Grande'' (Unión ''Latinoamericana'')


Un artículo hecho para refutar totalmente a aquellos que defienden una ''unión latinoamericana'' como si nada. Ya hemos expuesto al neocomunista Foro de Sao Paulo y sus mentiras. Pero eso no ha sido suficiente. Por lo que nos vimos obligados a realizar este post, que arranque de raíz la farsa de una ''Patria Grande'' defendida no solo por izquierdistas, sino también por hispanistas (los cuales me tomé el trabajo de refutar en su totalidad) y otros.

Lamentablemente, el Hispanismo (que podría ser un nexo en gran parte de los blancos de Iberoamérica) ha sido infiltrado por el Marxismo-Cultural a través de un pro-mesticismo vasconcelista (el cual criticamos más abajo) por lo que se ha convertido en el nuevo disfraz de los ex-indigenistas socialistas del siglo XXI. Su amor por Moscú los une. Este blog, junto con Vanguardia Disidente, ha sido uno de los pocos en desenmascarar la disidencia controlada.



Para comprender mejor el post, hay que dominar ciertos temas que ya he tratado en este blog. Como los enlazados mencionados más arriba, y en otro (click aquí) en el que tuve la oportunidad de hablar sobre si Argentina es un país en el que se puede hablar de raza blanca.

La UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas) es un ente globalista que sospecho que está controlado por parte de otros organismos de izquierda castrochavista como lo son el Alba (''Alianza Bolivariana para los Pueblos de nuestra América''),  el Foro de Sao Paulo (que afilia partidos políticos de izquierda de todo el continente iberoamericano, cuyos líderes en más de una vez se han manifestado a favor de la ''unión latinoamericana'') y un largo etcétera que pretenden llevar el continente a un dictadura de corte socialista-comunista y antiblanca.

Que hipocresía que los mismos que hablan de ''anti-imperialismo'' nos sirvan en bandeja de plata a las potencias del asiacentrismo emergente.



Extraído de la Herencia Latina por Fernando Trujillo

Existe mucha confusión sobre el tema de la herencia latina, en América asociamos el termino con la música samba, cumbia, merengue y otras formas musicales de origen afroamericano pero que no tiene nada que ver con la verdadera herencia latina.

Se nos ha inculcado que somos latinos, que tenemos herencia latina y hemos creído erróneamente que el termino está relacionado con los así llamados “pueblo originarios” y con una confusa mezcolanza cultural.

Por décadas el termino latino se ha malinterpretando y ha sido usado por políticos, cantantes de reggeton, indigenistas, artistas y la población en general que expresan con mucha ignorancia la proclama “orgullosos de ser latino” y la mayor parte de la población usan este término, se sienten orgullosos de definirse de esta manera pero desconocen por completo su origen y su historia.

¿Qué es Latinoamérica? La expresión fue usada en Francia en los años 1862 y 1863 por Michel Chevalier en sus obras sobre México después el emperador Napoleón III uso esta expresión para justificar la intervención en México alegando que franceses y mexicanos son “hermanos latinos”, de ahí paso en la actualidad a ser un término que excluía a Europa y a la hispanidad de nuestra cultura.

El concepto de “Latinoamérica” es una invención moderna, una idea usada por movimientos de izquierda de tendencia indigenista para sus luchas de liberación de la influencia occidental.
De esta manera este concepto usurpa el nombre latino pero excluye la verdadera herencia latina de los pueblos americanos, quedándonos con una caricatura, una invención en la que creemos nuestra identidad.

No olvidemos que uno de los primeros en hablar de ''Patria Grande'' (bah, este mas bien rescató el concepto bolivariano) fue Manuel Baldomero Ugarte (miembro del Partido Socialista Argentino) que se decía ''anti-imperialista'', pero cuando llegó el golpe de estado de 1930 (liderado por José Felix Uriburu, un ferviente anti-masón y anti-comunista) se fue a Francia.




Ilustrando conceptos: el Indigenismo.


El indigenismo es una ideología neomarxista que se ha establecido sobre todo en los países andinos de América con el objetivo de implantar un supremacismo indígena sobre los demás grupos étnicos y raciales de los países en los que actúa. Con el pretexto de afirmar que los indígenas han quedado reducidos a vivir en la periferia, en regiones de refugio alejadas de los centros políticos, en sitios "inhóspitos" o también en los cinturones de miseria de las ciudades debido a la "discriminación histórica" de los blancos, realizan una apología del racismo antiblanco.

Teóricos del odio indigenista como Gonzalo Aguirre Beltrán (1967), explica que en las regiones de refugio donde han logrado sobrevivir la mayoría de las comunidades indígenas, lo urbano domina lo rural, las comunidades se convierten en satélites y se establecen relaciones asimétricas entre los diferentes segmentos de la población. Los indígenas son la parte sometida dentro del hinterland que dominan los sectores que controlan el respectivo centro rector. El indigenismo se propuso "liberar" al indio de esa intermediación "opresiva y explotadora".

El indigenismo reconoce la especificidad de lo indígena y el derecho de los indios a recibir un trato especial favorable que compense "siglos de discriminación", perjuicios y marginalidad. Sin embargo, cuando los indigenistas hablan de integrar al indio a los beneficios de la sociedad nacional y global, aspiran a que en esa sociedad primen los derechos de los indígenas sobre los de los demás grupos.


La corriente Indigenista se inició a principios del siglo XX, con la finalidad de crear conflictos entre indígenas y criollos, incentivado por algunos “intelectuales” como el teósofo Luis E. Valcárcel, Manuel Gonzáles Prada y José Carlos Mariátegui cuya obra “Siete Ensayos de la Realidad Peruana” es considerada la Biblia de Sendero Luminoso. Mariátegui venia de redes bastante oscuras, redes que lo juntaron a logias masónicas, a grupos ligados al movimiento la Joven América, fue promovido por el italiano Seguí que fue secretario de Giuseppe Manzini, sionista fundador de la Joven Europa, el cual junto con el sionista norteamericano Albert Pike planearon las tres guerras mundiales. 

Seguí le buscó el pasaje a Mariátegui que fue pagado por la banca italiana. Existe una foto poco conocida de Mariátegui, participando en una misa negra en 1917, en el cementerio “Presbítero Maestro” de Lima y frente a la tumba de a quien se considera el mejor presidente del Perú, Ramón Castilla. Este acto fue el escándalo de aquel año, pero los implicados decían que solo fue una palomillada de jóvenes intelectuales.


En 1940, tras el I Congreso Indigenista Interamericano, el indigenismo se convirtió en la política oficial de los estados del las Américas. Para Alejandro Marroquín, el indigenismo como política de los estados, busca "atender y resolver los problemas que confrontan las poblaciones indígenas, con el objeto de integrarlas a la nacionalidad correspondiente" y puede clasificarse en cuatro variantes: político, antropológico, comunitario y desarrollista.

El indigenismo político, reformista o revolucionario surgió como propuesta de participación de los indígenas en proyectos revolucionarios marxistas como la revolución bolivariana de Hugo Chávez y el proyecto socialista de Evo Morales en Bolivia, sin olvidar a los zapatistas mexicanos. Esta variante enfatiza una supuesta reivindicación social del indio y la lucha por la tierra y se centra en el enfrentamiento político con la población blanca, en acciones de total repudio como el degollamiento de perros vivos en Bolivia como símbolo de amenazas a la población blanca o incursiones de los Ponchos Rojos de Evo Morales en poblaciones blancas para imponer el terror en la ciudadanía bajo el control táctico militar del gobierno venezolano, quien les apoya con armas y millones de dólares.


Evo Morales es el principal exponente del indigenismo y la marioneta de George Soros.




1- ''ESTAMOS UNIDOS VS ESTADOS UNIDOS''


Los defensores del concepto de ''Patria Grande'' suelen decir que la integración de los países americanos es una necesidad historia. Y que el estado de subdesarrollo y dependencia económica es por culpa de la balcanización, producto de las independencias masónicas-liberales. Esto es en parte, cierto. Y hay fronteras artificiales, y muchos estados conforman naciones como lo es el caso entre Argentina-Uruguay (¿un anschluss no vendría mal, no?).

Entre los Hispanistas se suele decir que el Imperio Británico (que fue quien estuvo detrás de los independentismos, y esto es una realidad) aplicó un ''Divide y Vencerás''... esto es en parte cierto, pero no olvidemos que la idea de una ''unión latinoamericana'' sería beneficiar el sueño de los anglosajones corrompidos (en otras palabras, masones) del siglo XIX y su Logia Lautaro (ahora me preguntarán si San Martín fue o no un masón y cipayo inglés, y si lo fue, y lo dejé bien en claro en este post).

Por cierto, nada más estúpido que la anglofobia y culparle de todo al otro. Como sabrán, siempre he sido crítico con esa manía de muchos ''identitarios'' de habla hispana.

San Martin y Bolívar fueron los ''libertadores'' (dirigidos desde lo francmasón británico) que hablaba de ''Patria Grande'' (Made in England) y del crisol de razas fundido en una sola nacionalidad. Lo que quería la Logia Lautaro era un plan continental (la ''estrategia'' sanmartiniana) de una gran nación americana bajo un Rey Inca (ver Plan del Inca), lo cual era una burla total hacia los criollos (este siempre fue el objetivo; exterminar lo europoide).




2- ''Somos la misma Raza''.




Obviamente como siempre decimos, las diferencias raciales entre los países ''latinoamericanos'' son muy grandes. No es lo mismo un argentino, un mejicano, un boliviano o un brasileño. La Hispanidad es solo un punto común heredado  pero superado con el tiempo por países que recibieron inmigraciones de otras poblaciones de Europa. Un ejemplo es Argentina.


Pero todo esto es pasado por alto, por hispanistas, ya que consideran ''hispano'' a todo aquel que hable español (desde este punto de vista, Obama es anglosajón por hablar inglés) y cuando uno los refuta, salen con una tal ''raza espiritual'' a la que también denominan ''la Raza Cósmica'' tomando como base a un escritor llamado José Vasconcelos (ídolo de los morenazis).

En un ensayo publicado en 1925, titulado La Raza Cósmica, José Vasconcelos desarrolló una ideología universalista, cosmopolita, multirracialista y mesticista que versa sobre la "quinta raza" del continente americano: una aglomeración de todas las razas humanas del mundo sin distinción alguna para construir una nueva civilización (Universópolis) y gente del mundo entero transmitiendo su conocimiento e iniciar la "era universal de la humanidad".

A pesar de su apoyo al Tercer Reich, Vasconcelos terminó por afirmar, en franca desviación y contradicción de la doctrina nacionalsocialista, que las ideas de Charles Darwin son "teorías científicas" sólo creadas para validar, explicar y justificar la superioridad racial y la represión a otras, Vasconcelos intenta rechazar esas teorías (sin fundamentos que lo sustenten) y hacer un esfuerzo ideológico para "mejorar la moral cultural" de la "raza oprimida" (notese el marxismo y el complejo de inferioridad frente a lo anglosajón) al dar un teoría optimista del futuro desarrollo de una "raza cósmica".

El término "raza cósmica" engloba la noción mesticista según la cual los conceptos exclusivos de raza y nacionalidad deben ser "trascendidos en nombre del destino común de la humanidad", en detrimento claro de la biodiversidad humana natural. Originalmente se refirió a un movimiento de intelectuales mexicanos de la década de 1920, que apuntaron que los "latinoamericanos" tienen sangre de las tres razas del mundo: blanca (colonizadores europeos), amarilla (nativos amerindios) y negra (esclavos africanos), "trascendiendo" las gentes del "viejo mundo".

La expresión "La Raza" es una versión abreviada de "La raza cósmica" y se refiere al mestizaje en Latinoamérica. Vasconcelos usó también la expresión "raza de bronce" en el mismo sentido.

En fin, toda esta literatura chauvinista no tiene el más mínimo fundamento.

No extrañaría que el masón Vasconcelos termine siendo el Kalergi latinoamericano del mañana. 



3- ''Debemos unirnos para ser potencia mundial''.

Un relato repetido incluso por gente que dice ser ''nacionalista'' cuando defiende y promueve el internacionalismo marxista del Foro de Sao Paulo y sus socios jesuitas.


Lo cierto es que Argentina pudo ser potencia por si misma. Cuando era más blanca y europea. No como la actual Argentina sumida a la miseria y la degradación que cometieron tanto los gobiernos neoliberales como peronistas (no confundir con el primer mandato de Juan Domingo Perón).

Buenos Aires se veía como una ciudad que no tenía nada que envidiar a ninguna capital europea importante.




- En 1900, Argentina al igual que Alemania y Francia tenía aproximadamente un 70% del PBI per cápita de EEUU.

- En 1928, Argentina era la sexta potencia en el mundo. En la década de 1940 casi no tenía analfabetos y la población universitaria era de las más altas del mundo. 


- Ocupaba el sexto lugar en la escala de ingreso real per cápita y el tercero en la de productividad. 


- Casi la mitad del total del PBI de Sudamérica a principios de siglo era de la Argentina.



- Nuestra economía llegó a ser la 8va del mundo (en tamaño) durante un largo tiempo.



¿Qué fue lo que pasó entonces?



En ese tiempo, Argentina recibía la mayor cantidad de inmigrantes europeos, después de EE.UU. Migraciones positivas en comparación con las que recibimos actualmente (de otros países ''latino''-americanos). 



La Crisis de 1929 (el derrumbe de la bolsa de Wall Street) que dio paso a la Gran Depresión mundial, cerró los mercados internacionales y con ellos los destinos habituales del modelo agroexportador argentino. Y al estar el país en pésimas condiciones, finalizó la gran ola de inmigración europea.



Por desgracia, en la década de los 30, comenzaron las migraciones internas del Norte Argentino, predominantemente mestizo-indígena, a las principales ciudades blancas de Argentina como Buenos Aires, Córdoba y Rosario. 



Esta ola migratoria interna (con una presencia creciente de migrantes fronterizos incluso), que al igual que la gran ola de inmigrantes europeos confluyó sobre Buenos Aires, se distinguió étnica, cultural y productivamente de aquella, llevando a choques culturales y políticos. A diferencia de la migración europea, los nuevos inmigrantes tenían altos componentes étnicos de una población con mayor proporción de antepasados indígenas y afroargentinos, altamente mestizada.


Estas masas de migrantes del interior del país constituyeron la causa de formación de las villas miserias en Argentina.

Probablemente si no existiese esta caótica clase de gente (que va en crecimiento) no habría razón alguna para considerar a la Argentina en una ''integración latinoamericana'' con bases en el crisol de razas.



Así como está el Plan Kalergi en Europa que favorece a la islamización a través de la Unión Europea, la Unión Euroasiática en Europa del Este, el NAFTA en Angloamérica (que se vio obstaculizado con el triunfo de Donald Trump) y la inmigración del Sudeste Asiático que debe recibir Australia. En Argentina se encuentra vigente el plan antiblanco de ''Patria Grande'', formulado para exterminar lo europoide de esta nación.

Migrantes latinoamericanos.

-El 54% viene a la Argentina. El otro 46% se divide en 6 paises.
-Solo el 7% de los migrantes son Argentinos.





Radicaciones del plan Patria grande según migraciones.gov.ar

- 930.000 Paraguayos (15% de la población total Paraguaya)
- 590.000 Bolivianos (6% de la población total Boliviana
- 330.000 Peruanos

http://www.migraciones.gov.ar/pdf_varios/estadisticas/sintesis_estadisticas_radicaciones_enero-junio_2015%20.pdf


 Este es el nivel de la gente que recibimos.




Acá sumo el último censo de la Villa 31: el 64% de los habitantes son extranjeros (el otro 22% puede tranquilamente ser hijos ya nativos de los extranjeros).



ARGENTINIAN YES




CONCLUSIÓN

Lamentamos informarles a los ''socialistas latinoamericanos'' que Marx y Engels estaban contra México.


Ya lo he dicho en otras ocasiones, pero reitero por si hay gente que quiere desacreditar el post como ''despreciativo'': aceptamos la cooperación con nacionalistas de la región iberoamericana pero no más allá de eso. Solidaridad no es sinónimo de internacionalismo marxista (incluyo al nacionalbolchevismo), y esto es algo que los hispanistas (defensores del universalismo multicultural jesuítico) no comprenden.

Sobre los Jesuitas y el sistema socialista esclavista que instauraron en el Paraguay: https://goo.gl/1CMDJH

Creo que cada uno podría aportar un granito de arena contra la UNASUR, la cual sostenemos con nuestros impuestos, que, como ya he dicho anteriormente, pretende llevarnos a una dictadura comunista.

Ahora dirán que debemos unirnos y realizar un ejército en común para la cooperación militar, pero esto tampoco lo considero viable, ya que la gente que suele decir eso es la misma que dice que no somos occidentales (cuando sí lo somos, al menos los argentinos de cultura europea).

Uno de los máximos responsables de inculcar la idea de que no somos occidentales (hipotética imposición forzosa de la cultura occidental) fue Eduardo Galeano (un mimado del Sistema) y su obra victimista ''Las Venas Abiertas de América Latina'' (término inventado por el imperialismo francés) donde compara los abusos del imperialismo español (la leyenda negra) con el neocolonialismo económico anglosajón. Irónicamente, su ''teoría de la dependencia'' ha sido promovida por la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe), a su vez sostenida por la ONU.

''No sería capaz de leer Las Venas Abiertas de América Latina de nuevo. Caería desmayado. Para mi esa prosa de la izquierda tradicional es aburridísima.'' - Palabras de Eduardo Galeano.



Además de todo esto, las desventajas de la utopía latinoamericana se encuentran principalmente que durante los primeros años de la unificación, donde deberían coexistir múltiples sistemas políticos y económicos. Lo que podría generar un desorden. Del mismo modo, los países perderían su capacidad de emitir dinero de acuerdo a sus realidades locales y deberían subordinarse a la autoridad monetaria que fuese acordada, esto traería problemas ante las distintas realidades que existen en los países, ya que tener la capacidad de regular la moneda es un importante instrumento económico con el que hoy cuentan estos estados.
El primer paso lógico para concretar una unión, debiese ser la unión económica y monetaria subordinada a ciertas reglas de carácter fiscal, acordar políticas sociales como bloque mirando la realidad económica de la unión. Esto podría generar muchos roces entre los estados, especialmente en tiempos de contracción económica tal como ha venido ocurriendo en la unión europea desde la crisis económica mundial ocurrida el año 2008.

Otras consecuencias negativas de la apertura de fronteras, serían la pérdida de la identidad de cada nación, el contrabando y el tráfico ilícito de mercaderías (como viene sucediendo desde hace mucho en Arg.), cesión de la soberanía del país al órgano supranacional, etc.

Por todo esto y mucho más, le decimos NO a la Patria Grande que pretende imponernos el Nuevo Orden Mundial Globalista.

No olvides de seguirnos en nuestra página; Descubre LO Imposible IV, y suscribirte a nuestro canal de YouTube: https://www.youtube.com/user/Diplodocus1TV.


2 comentarios:

  1. y qué onda con perón y la unión lationamericana? escuché que la apoyaba

    ResponderEliminar
  2. Que los paises de latinoamerica se unan para negociar en bloque los precios de los comodities... me parece una buena idea.

    ResponderEliminar