sábado, 25 de febrero de 2017

¿Fue realmente el Antiguo Egipto, una civilización de color?

Contraste entre lo que parecer ser una mujer africana y una escultura faraónica de obvios rasgos caucásicos.


''Tutankamón no era negro, y la representación de la antigua civilización egipcia como negra no tiene ningún elemento de verdad.''- Zahi Hawass, Egyptology News Blog Archive, “Hawass says that Tutankhamun was not black””. Tour Egypt. Retrieved October 1, 2012.

Una vez que uno entiende lo que es Raza, es fácil reconocer los componentes raciales en la historia de las naciones y su rol en las sociedades contemporáneas alrededor del mundo. Un ejemplo clásico de historia racial es el estudio de la civilización egipcia. Los corifeos de la "historia negra" hacen histéricos planteamientos que Egipto era una civilización negra. Apuntan a ciertos rasgos negroides en los últimos faraones como prueba de su teoría. En efecto, es verdad que los últimos faraones pueden haber sido en parte negros. Al final de 3.000 años, puede que haya habido una intrusión de algunos genes negros en la familia real. Pero ese hecho no hace la base de la civilización egipcia, negra. Del mismo modo que si Jesse Jackson llegara a ser presidente de los EE.UU., esto no haría a los signatarios de nuestra declaración de independencia, negros. Los genes negros en la familia real egipcia significó el fin de la civilización egipcia (del mismo modo que Jesse Jackson, siendo elegido presidente, sería un epitafio para Norteamérica).


Una imagen sacada de un libro de Historia, analizando una escena políticamente incorrecta representada en la tumba de Tutankamón: el faraón, montado en un carro tirado por dos caballos, armado con un arco y abanicado por esclavos negroides, derrota en una gran cacería a los nubios, que deben vérselas con sus flechas y sus perros de presa. Nótese cómo el faraón está representado de una forma muy distinta de los negros.




La historia racial de Egipto es clara y dramática por el obvio impacto racial de la mezcla con la raza negra. Incluso las civilizaciones que pasaron por mezclas raciales menos dramáticas que la egipcia, perdieron el ímpetu de sus culturas.

Todo indica que Egipto fue una civilización afroasiática. Lo Afroasiático está relacionado con lo semítico (un conjunto de las subrazas arménidas y mediterránidas y que es un subgrupo de la gran raza caucásica).  Es decir, tampoco eran blancos (como muchos quieren hacerlo ver). Un verdadero blanco reconoce los logros de otras culturas, de lo contrario sería como chovinismo blanco.  El influjo de sangre europea comenzó muchos después, tal vez por la colonización griega y luego romana. Cuando apareció la Civilización Egipcia, los indoeuropeos (arios) recién se estaban formando (eso no quiere decir que todos los blancos sean arios, ojo, muchos escandinavos descienden de pueblos pre-indoeuropeos al igual que los vascos en España). 

Y ahora me dirán... ¿y las momias rubias y pelirrojas? Pues yo les respondo que el cabello se despigmenta y ''oxida'' con el tiempo. Y Egipto fue una civilización mediterránea (no-blanca, y esto lo explico en otro posts sobre subrazas). Ah por cierto, las élites del Imperio Griego y Romano eran claramente blancas (muchas veces compuestas por ''nórdicos'', aunque estos no son los únicos fenotipos existentes en la Raza Blanca) y la plebe era mediterránida (entendiendose como morenos no confundir con BLANCOS de ojos y cabellos oscuros) o dinárica (razas de origen medio-oriental).

Distribución de las lenguas afro-asiáticas (van incluidos los semitas).



Muchos nacionalistas blancos dicen que los Bereberes son blancos. ¿PERO DÓNDE LE VEN LO EUROPOIDE A ESTO? Acepto que debe haber bereberes de aspecto europoide (los pocos que hay son por influencia de sangre vándala y/o romana), pero hay muchos (el 40% estimo) que están conguizados.






Falta que me digan que los afroasiáticos son blancos... como se afirmó en TLV1 (Tel Aviv 1). 

JAJAJAJA ¡QUÉ IMBÉCILES! 

Si fuese de esta manera, no habría genocidio blanco en Europa, donde se recibe a islamistas de brazos abiertos.






Pero el post no tratará sobre desmentir que Egipto era blanco (cosa que si lo fue, lo habrá sido en mínimas partes) pero sí desmentirá la propaganda afrocentrista. Que quiere hacer ver a los egipcios como subsaharianos.



Es revelador que los afrocentristas negros más informados, inteligentes y educados, digan que Egipto era una nación multicultural con muchas razas y que lo que importaba era la nacionalidad egipcia y el ser egipcio, no la raza del individuo en cuestión. Ahora estos individuos deben enfrentarse a una realidad que muestra algo muy diferente. Recordemos que los egipcios tenían 7 clases sociales según Heródoto y 5 según Diodoro de Sicilia, y que visto lo visto, estas clases tenían mucho que ver con la raza. Egipto tenía muchas razas, pero no por eso era multicultural. La jerarquía era firme, el faraón, los sacerdotes, los administradores del Estado, los capitanes militares y los nobles en general dirigían el país con férrea mano derecha desde lo alto de la pirámide y, como en cualquier sociedad de castas, en lo más bajo de la pirámide estaban los esclavos, en este caso judíos y negros procedentes de Nubia.



Otro ejemplo de burda manipulación histórica a manos del sistema oficial. Arriba,  busto original del general cartaginés Aníbal, que tantos quebraderos de cabeza dio a Roma y que procedía de antepasados greco-macedonios.



Este ridículo póster —señalador de las inseguridades y la falta de identidad que aquejan a muchos afroamericanos— llegó a ser apadrinado por el sistema educativo de los Estados Unidos y colgado en algunas aulas como parte de la "historia africana" de los "grandes reyes de África" y del programa multicultural de subirles la estima a los niños negros.






En 1975, el gobierno egipcio permitió a los franceses llevar la momia de Ramsés a París para ser sometida a procesos de conservación. Se hicieron muchos otros tests para precisar las afinidades raciales, en gran parte porque el estudioso senegalés Cheikh Anta Diop, sin ninguna base, estaba proclamando en aquella época que Ramsés era negro. Cuando el trabajo se completó, la momia fue devuelta a un ataúd herméticamente sellado, y ha permanecido fuera de la vista pública desde entonces, escondida en las entrañas del Museo de El Cairo. Los resultados del estudio fueron publicados en un trabajo magníficamente ilustrado, que fue editado por L. Balout, C. Roubert y C. Desroches-Noblecourt, y titulado "La Momie de Ramsés II: Contribution Scientifique à l’Égyptologie" (1985).

Todo indica que Ramsés era una persona de rasgos caucasoides.

También podemos notar la descripción antropológica de la momia de Ramsés, escrita por el historiador bíblico Archibald H. Sayce (The Races of the Old Testament):
La XIX Dinastía, a la que Ramsés II, el opresor de los israelitas, pertenecía, se distingue por su marcada dolicocefalia. Su momia muestra un índice de 74, mientras que la cara es un óvalo con un índice de 103. La nariz es prominente, pero leptorrina y aguileña, y las mandíbulas son ortognatas. La barbilla es ancha, el cuello largo, como los dedos y uñas. El gran rey, al parecer, era pelirrojo.
Todas estas facciones son características de alguien caucásico. Finalmente, deberíamos notar que el profesor Raymond Dart declaró que la raza nórdica era "el tipo faraónico egipcio". Después estableció específicamente que la cabeza de Ramsés II es de tipo "pelásgico elipsoidal o nórdico". (Population Fluctuation over 7,000 Years in Egypt, Transactions of the Royal Society of South Africa, XXVII).


El antropólogo escocés Robert Gayre escribió que: 




''El antiguo Egipto, por ejemplo, era esencialmente una penetración de elementos raciales caucasoides en África... Esta civilización creció del asentamiento de mediterráneos, armenoides, incluso nórdicos y atlánticos, en Noráfrica.'' - ("Miscellaneous Racial Studies"). 



La reina Nefertiti, cuyo nombre significa en egipcio "aquí llega la belleza", un nombre escogido muy acertadamente por sus padres. Nefertiti fue esposa del faraón Akenatón, que instauró en Egipto un culto solar monoteísta reminiscente del posterior mazdeísmo iraní, y bajo cuyo reinado se impuso el realismo y la fidelidad en el arte egipcio, en contraposición a las formas idealizadas y vagas del arte previo, de modo y manera que Nefertiti es representada tal cual era.




Así reconstruyó el rostro de Nefertiti la cadena americana Discovery Channel (en manos de la compañía NBC del magnate mediático judío Jeff Zucker, a su vez bajo la multinacional General Electric de Jeff Immel) en 2003. Según el "USA Today", un "diseñador gráfico anónimo" se encargó de representar a su libre arbitrio "la textura de piel, color de ojos, labios" de la reina.


Ahora analizaremos algunos tipos raciales que predominan en el arte egipcio...

El famoso escriba sentado, 2500 AEC. Labios finos (no es negroide), cabello oscuro, piel morena y cara caucasoide: un tipo racial "mediterráneo". Se podría sugerir quizás un tipo asiático. 



Merit, esposa de Maya, XVIII Dinastía, alrededor de 1345 AEC, quizás un tipo racial mediterráneo o con un poco de imaginación "asiatizado", pero en ningún caso negroide.




Este tipo racial es sin duda el que predomina en el arte egipcio. No es ni negro ni blanco, y tiene facciones caucasoides.





La cabeza momificada de un joven, entorno al año 600 AEC. Nótese su pelo castaño y lacio, en modo alguno negroide.




¿Qué le pasó a Egipto? ¿Por qué cayó, después de milenios de esplendor? Como en todas las caídas de todas las civilizaciones, la respuesta está en la biología en general y la genética en particular.


En el 1296 AEC, los egipcios conquistaron Nubia (Sur, habitantes negroides), construyendo una serie de fuertes para proteger las fronteras y controlar insurrecciones. En un momento dado, estaba prohibido que cualquier Nubio cruzase la frontera y entrase en Egipto. Con el tiempo, y como es obvio en el arte egipcio, se importaron esclavos negros. Como siempre, una baja natalidad entre la nobleza egipcia, una alta natalidad entre los esclavos negros y judíos, y el mestizaje producido por la relajación de la mentalidad guerrera, aristocrática y dominante, fue la maldición de Egipto. Finalmente, en 200 años, Egipto pasó de ser una gran civilización a desaparecer del mapa de las naciones civilizadas, a merced de potencias extranjeras más fuertes.


Esclavos nubios negroides, atados uno a otro por el cuello, Gran Templo, Abu Simbel.


Hasta 1050, todos los faraones habían sido predominantemente caucasoides. Con el advenimiento de la XXV Dinastía y de los "faraones negros", que tuvieron un breve y decadente reinado de 75 años, durante los cuales construyeron raquíticas pirámides de 20 metros de altura (la gran pirámide de Kheops, procedente de los buenos tiempos de los auténticos faraones, medía 146 metros), el sustrato genético y biológico originario que había creado, desde la nada, al espíritu egipcio, fue ahogado para siempre en la densa espesura de la sangre oscura.


1 comentario:

  1. hola, una pregunta, sugieres que no hubieron gobernantes negros? es que se existio el imperio de mali

    ResponderEliminar