martes, 1 de noviembre de 2016

Refutando el Holocuento


El cuestionamiento de las verdades oficiales impuestas por los vencedores de la Segunda Guerra Mundial, la sagrada alianza de capitalistas y comunistas, ha sido demonizado, criminalizado ypenalizado en muchos países, sobre todo europeos; y sobre esa demonización, criminalización y penalización, ha sido construida toda una industria de la victimalización y de la exacción de dineros que han permitido financiar tanto al "Estado de Israel" como al movimiento sionista de "La Diáspora", con operaciones financieras acaparadas por los grandes bancos de propiedad de la alta oligarquía judía. Este entramado ideológico-represivo-financiero tiembla por la simple pregunta del presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad: "¿si el holocausto es un hecho histórico, por qué no puede ser estudiado?". Esa simple y obvia pregunta es demoledora.


''Lo único que todos saben de Hitler es que asesinó a 6 millones de judíos que jamás existieron en cámaras de gas que nadie vio.'' - Roger-Guy Dommergue, miembro judío de la Resistencia Francesa, además de haber sido masón fue profesor de psicología y Dr. en Psicoendocrinología.

''Nadie, ni siquiera el más simple de los hombres, toma seriamente la mentira respecto a los seis millones de judíos que fueron asesinados. ¿Cómo pueden ustedes creerlo?” - Gamal Abdel Nasser, estadista egipcio antisionista. Líder de la revolución socialista y nacionalista egipcia que expulsó a la Monarquía y a los negocios ingleses.

“No sé cuánto tiempo más podremos mantener que los alemanes están matando judíos en cámaras de gas. ES UNA MENTIRA GROTESCA, como la de que los alemanes en la 1° Guerra Mundial fabricaban mantequilla con los cadáveres de sus enemigos… Se trata de una mentira que puede poner en peligro nuestra propaganda”. — jefe de la propaganda británica a Winston Churchill 1942-1943, publicado por David Irving, en Hotel Majestic de Barcelona, el 17 de Noviembre de 1989.

“Estas personas que niegan el Holocausto son muy resbaladizas. Justifican todo lo que dicen con datos y cifras.''- S. Some, Presidente de la Comisión de Educación del Holocausto de New Jersey



INTRODUCCIÓN

Todo el sistema actual de cosas es el producto del final de la Segunda Guerra Mundial, 1945, que fue una batalla decisiva entre dos bandos;los Aliados y el Eje, que marcó la Historia de la Humanidad. Y como siempre, los que ganan la guerra son los que escriben la historia. 
Pero en este caso la versión de los vencedores se ha convertido en un dogma orwelliano  por lo que se nos hace difícil cuestionar la veracidad los hechos que nos contaron como el Holocausto Judío, y cuando uno pretende hacerlo, aquellos adoctrinados (osea, individuos de mente muy cerrada y demasiado afectados por la propaganda anti-nazi) saltan con una serie de ''argumentos'' que casi siempre suelen ser los mismos de siempre ya que tienen poca originalidad los pobres.



1- ¿O sea que no hubo exterminio?

"A pesar de las investigaciones de los más eruditos no se ha podido JAMÁS encontrar una orden de Hitler mandando exterminar a los judíos" -Raymond Aron (JUDÍO) y François Furet, Sorbona, París, febrero de 1982. "Hasta la fecha no se ha encontrado NINGUNA ORDEN ESCRITA de Hitler tendente a destruir a la comunidad judía europea, y, con toda seguridad, ESTA ORDEN NO FUE DADA JAMÁS." - Walter Laqueur, historiador (JUDÍO) 1981.

''NO EXISTE NINGÚN DOCUMENTO firmado por Hitler, Himmler o Heydrich que hable de exterminar a los judíos, la palabra exterminio no aparece en la carta de Goering a Heydrich relativa a la solución final de la cuestión judía. " -Dr. Kubovy (JUDÍO), del Centro de Documentación de Tel Aviv, 1960.

Reinhard Heydrich.


A pesar de los esfuerzos de los teóricos del "Holocausto", no se encontró jamás ninguna huella de ninguna orden de exterminación ni ningún documento que demuestre la puesta en práctica de una tal orden, en el supuesto de que ella haya existido. La prominente intelectual judío-francesa Olga Wormser-Migot escribió en 1968: "Lo mismo que no existe una clara orden escrita de exterminación por gas en Auschwitz, no existe ninguna orden de cese en noviembre de 1944." "Ni en el proceso de Nuremberg, ni en el transcurso de los procesos de zona, ni en el proceso de Höss en Cracovia, de Eichmann en Israel, ni en el proceso de los jefes de campo, ni desde noviembre de 1966 a agosto de 1975, en el proceso de Francfort, se ha reproducido la famosa orden firmada por Himmler (22 de noviembre de 1944) sobre el final de la exterminación de los judíos por gas, la orden de poner fin a la ‘Solución final’". Le système concentrationnaire nazi. PUF 1968, p. 544 y p.13 (citado por Dictionnaire Biographique des Personnes, en http://www.abbc.com/aaargh/fran).
El Dr. Kubovy del Centro de Documentación de Tel-Aviv reconoció en 1960: "no existe ningún documento firmado por Hitler, Himmler o Heydrich que hable de exterminar a los judíos... la palabra ‘exterminación’ no aparece en la carta de Goering a Heydrich en relación con la solución final de la cuestión judía." Fuente: Lucy Dawidowics, The War against the Jews. (1975) p. 121.
El Comité Internacional de Auschwitz preveía en noviembre de 1990 reemplazar la placa conmemorativa en Auschwitz que indicaba "4 millones de muertos" por otra indicando "más de un millón de muertos". El Dr. Maurice Goldstein, Presidente de este Comité, se opuso. Fuente: Le Soir, Bruselas, 19-20 de octubre de 1991, p. 16. Dehecho, el Dr. Goldstein no ponía en duda la necesidad de cambiar las viejas placas, sino que quiso que la nueva placa no indicara ninguna cifra, sabiendo que dentro de poco tiempo sería probablemente necesario hacer una nueva revisión a la baja de la cifra actualmente enfocada. La placa a la entrada al campo de Birkenau, colindante con el de Auschwitz, llevaba por tanto esta inscripción hasta 1994: "Aquí, de 1940 a 1945, cuatro millones de hombres, de mujeres y de niños han sido torturados y asesinados por los genocidas hitlerianos". Los judíos habían perdido el monopolio del sufrimiento. El mito del "Holocausto" está edificado sobre la base de que los judíos deben tener el "monopolio del sufrimiento". Ellos están construyendo el "Tercer Templo" a base de ese mito.
Gracias a la intervención del Comité Internacional del Museo de Estado que preside el historiador Wladislaw Bartoszewski y que se compone de 25 miembros de diversas nacionalidades, el texto fue nuevamente modificado en un sentido menos alejado de la verdad, aunque el concepto "mayoría" sigue siendo excesivo: "Que este lugar, donde los nazis han asesinado un millón y medio de hombres, mujeres y niños, en su mayoría judíos de diversos países europeos, sea para siempre para la humanidad un grito de desesperanza y una advertencia." Fuente: Luc Rosenzweig, en Le Monde del 27 de enero 1995. Los campos de concentración no fueron inventados por alemanes. En los tiempos modernos, los primeros campos fueron creados por los ingleses en Sudáfrica, para encerrar en ellos a los beligerantes afrikaaners de origen holandés. Pero la diferenciación neta entre "campo de concentración" y "cárcel" -en el sentido de la "reeducación por el trabajo"- la establecen los bolcheviques en Rusia, a partir de 1917. Más de diez millones de "soviéticos" -ciudadanos de muchas nacionalidades mueren en esos campos -los célebres Gulags- antes de que Hitler tomara el poder en Alemania -por mayoría electoral- en febrero de 1933.
El 24 de junio de 1940, después de la victoria sobre Francia, Heydrich evoca en una carta a Ribbentrop, ministro de Asuntos Exteriores, "una solución final territorial" ("eine territoriale Endlösung"). Fuente: Gerald Fleming. Hitler und die Endlösung, Wiesbaden-Munich, 1982, p.56. La "solución final" (Endlösung) consistía en crear, fuera de Europa, una "reserva" judía -un gran getto- y Ribbentrop sugiere entonces el "Proyecto Madagascar". No olvidemos que, hasta ese momento, el ghetto no era una imposición "gentil" impuesta a la judíos, sino una autoelección judía tomada en nombre de la "pureza de la raza" ("Ghetto" es el nombre de la región veneciana donde los judíos sefardíes expulsados de España en 1492 construyen sus viviendas). En julio de 1940, el responsable de los asuntos judíos, Franz Rademacher, resume así esta directriz: "¡Todos los judíos fuera de Europa!". Fuente: Joseph Billig, La solución final de la cuestión judía, París, 1977, p.58.
La carta de Goering a Heydrich del 31 de julio de 1941
Heydrich pregunta a Goering: "En 1939 Vd. me había dado la orden de tomar lasmedidas correspondientes a la cuestión judía. ¿Debo ahora ampliar la tarea que Vd. me confió a los nuevos territorios de los que nos hemos apoderado en Rusia...?" Ahí, una vez más, no hay nada sobre el asesinato de los judíos. Se trata solamente de su traslado geográfico, simplemente teniendo en cuenta las nuevas condiciones. La única "solución final" consistía entonces en vaciar Europa de sus judíos, alejándolos cada vez más hasta que la guerra (suponiendo que Alemania la ganase) permitiera trasladarlos a un ghetto fuera de Europa (para lo que el proyecto de Madagascar fue la primera sugerencia).
Durante un tiempo los mitólogos alimentaron la idea de la existencia de un "lenguaje codificado" entre los altos dirigentes del Tercer Reich. Un lenguaje que disfrazara la "solución final". Actualmente ya no se apela a esa idea.
La carta de Goering del 31 de julio de 1941
En esta carta, Goering completa sus directrices a Heydrich: "Como complemento de la tarea que le ha sido confiada por el decreto del 24-1-1939, es decir, conseguir para la cuestión judía mediante la emigración y la evacuación la solución más ventajosa posible dadas las circunstancias, yo le encargo por la presente proceder a todos los preparativos necesarios... con el fin de llegar a una solución de conjunto ("Gesamtlösung") de la cuestión judía en la zona de influencia alemana en Europa...
Yo le encargo someter rápidamente un proyecto de conjunto ("Gesamtentwurf") en relación con las medidas de organización y las disposiciones concretas y materiales para realizar la solución final de la cuestión judía a la que aspiramos. ("Endlösung der Judenfrage"). Fuente: Raul Hilberg, La destruction des juifs d’Europe, 2ª edición, p. La expresión original es en realidad "die Gesamtlösung der Judenfrage" (solución de conjunto de la cuestión judía). Pero Goering, quien la empleó por primera vez en el 1er párrafo de una carta de fecha 31-7-1941, en la que daba a Heydrich la orden de prepararla, empleó en el último párrafo la expresión "die Endlösung der Judenfrage" (solución final de la cuestión judía), y ésta fue la expresión que prevaleció, pero en el mismo sentido y no en el de la liquidación del problema por la aniquilación de aquellos que eran el objeto (de este asunto). Sorprendido en flagrante delito de una traducción tendenciosa por el propio Goering en Nuremberg, el 20 de marzo de 1946, el juez Jackson fue obligado a admitirlo. Pero este incidente fue totalmente silenciado y omitido en las publicaciones de la prensa. Como consecuencia de la evolución de la guerra, en enero de 1942 se produce un cambio sustancial en la política de la "solución final de la cuestión judía". Reinhard Heydrich, jefe de la Gestapo, informa, en esa fecha, a los dirigentes de Berlín, que el Führer había decidido la evacuación de todos los judíos hacia territorios del Este, reemplazando así la deportación a ultramar como estaba previsto anteriormente. La logística imposibilitaba el cumplimiento de la "solución Madagascar".

El texto de Wannsee (20 de enero de 1942)
El segundo ejemplo de ese cambio arbitrario del sentido de las palabras para justificar la tesis de los mitómanos es el de la conferencia del "Gran Wannsee" que se celebró en Berlín el 20 de enero de 1942. Según los documentos que exponen los mitómanos, al comienzo de la Conferencia, Heydrich, (finalmente veremos que este personaje no estaba en realidad presente en una "conferencia" sobre la que no existen pruebas fehacientes de que se haya realizado) recuerda que acaba de ser nombrado "para el puesto de responsable encargado de la preparación de la solución final de la cuestión judía en Europa" ("Endlösung der europäischen Judenfrage"). Heydrich será a partir de ahora responsable del conjunto de las medidas necesarias para la solución final de la cuestión judía sin tener en cuenta los límites geográficos.

Heydrich: "Con la autorización previa del Führer, la emigración puede ser sustituida por otra posibilidad de solución: la evacuación de los judíos hacia el Este". El Protocolo de Wannsee es el acta de una conferencia que supuestamente se celebró el 20 de enero de 1942 y a la que asistieron los Secretarios de Estado administrativamente interesados en la solución de la cuestión judía y los jefes de los servicios encargados de su realización. Se trata aquí de un texto donde no se habla de cámaras de gas ni de exterminación, sino solamente de traslado de judíos al Este de Europa.

Este acta presenta además todas las características de un documento apócrifo, en cuanto se refiere a la fotocopia que fue publicada en el libro de Robert H.N.W. Kempner, Eichmann und Komplizen, p. 132 y sucesivas (Europa Verlag, 1961): sin sello, sin fecha, sin firma, caracteres de máquina de escribir normales sobre papel de formato reducido, etc... En las versiones francesas disponibles se ha traducido, por ejemplo, "die Zurückdrängung der Juden aus dem Lebensraum des deutschen Volkes" por "eliminación de los judíos del espacio vital del pueblo alemán", dando en el comentario a la palabra "eliminación" el sentido de "exterminación", cuando la traducción correcta de "Zurückdrängung" es "retroceso" ( o expulsión, o arrinconamiento). Se procedió de la misma manera (en las traducciones) al inglés y al ruso.
Sin embargo, para expresar su decisión de hacer retroceder a los judíos fuera de lo que llamaban su espacio vital, los alemanes emplearon también otras expresiones en el mismo sentido, como "Ausschaltung" (exclusión, eliminación) o "Ausrottung" (extirpación, desarraigo). Esta última palabra fue traducida por "exterminio", lo que en alemán sería "Vernichtung". Ejemplo: en su discurso de Posen ante los Obergruppenführer (generales de división de las Waffen SS), el 4 de octubre de 1943, Himmler dijo: "Ich meine jetzt die Judenevakuierung, die Ausrottung des jüdischen Volkes... Das jüdische Volk wird ausgerottet". Concretando su pensamiento en esa frase, emplea la palabra "Ausschaltung". Traducida al español, la antedicha cita dice: "Pienso ahora en la evacuación de los judíos, en la extirpación del pueblo judío, etc..."
Pero en el "dossier Eichmann" Billig tradujo: "Entiendo por evacuación de los judíos el exterminio del pueblo judío" (p. 55) y "evacuación de los judíos, es decir exterminio" (p. 47).
Para justificar el carácter sagrado del "Holocausto" era necesario que hubiese existido una exterminación total y una organización industrial inédita de ejecuciones, y luego la cremación. Exterminación total. Para ello era necesario enfocar una solución final del problema judío: la exterminación. Ahora bien, no se ha podido aportar nunca ningún texto atestiguando que la "solución final" del problema judío fuese la exterminación.

En cuanto a la masa de los judíos alemanes, luego europeos, cuando Hitler llegó a dominar el continente, una de las ideas de los nazis fue vaciar Alemania - luego Europa- de ellos ("judenrein")(10). Hitler procedió por etapas:
*La primera fue organizar su emigración. Y hemos visto que los dirigentes sionistas de la "Haavara" colaboraron con eficacia en esa empresa, prometiendo a cambio impedir el boicot de la Alemania de Hitler y no participar en el movimiento antifascista.
*La segunda etapa fue la expulsión pura y simple siguiendo el proyecto de enviarlos a todos a un ghetto mundial. Después de la capitulación de Francia: la Isla de Madagascar, que debía quedar bajo control alemán después de que los antiguos residentes franceses hubiesen sido indemnizados por Francia (Vichy). Este proyecto fue abandonado, no tanto por las reticencias francesas cuanto por la importancia del tonelaje de los barcos necesarios para esta operación que Alemania no podíaconsagrar a esa tarea en tiempos de guerra.
*La ocupación alemana del este de Europa, particularmente de Polonia, hizo posible llevar a cabo la "solución final": vaciar Europa de sus judíos deportándolos masivamente a campos fuera de Alemania. Es allí donde los judíos europeos padecieron los peores sufrimientos. No sólo aquellos que padece cualquier población civil en tiempos de guerra, como bombardeos aéreos, hambre, privaciones de todo tipo, marchas forzadas que fueron mortales para los más débiles. Padecieron además los trabajos forzados en condiciones infrahumanas, para contribuir al esfuerzo de guerra de los alemanes (Auschwitz-Birkenau era, por ejemplo, el centro más activo delas industrias químicas de I.G. Farben).
Finalmente, las epidemias, sobre todo el tifus, hicieron espantosos estragos entre una población encerrada en campos de concentración, una población subalimentada y reducida a la extenuación. Entonces, ¿es necesario recurrir a otros métodos para explicar la mortalidad que azotó a las víctimas de tales tratamientos, y luego exagerar desmesuradamente las cifras con el riesgo de tener que revisarlas más tarde a la baja?,y por ejemplo estar obligados a:
*Cambiar la inscripción de Birkenau-Auschwitz teniendo que reducir la cifra de muertos de 4 millones a 1.
*Cambiar la inscripción de la "cámara de gas" de Dachau para precisar que nunca había funcionado.
*O la del "Velódromo de Invierno" de París, indicando que el número de judíos allí acorralados era de 8.160 y no de 30.000 como indicaba la placa original que se retiró. Fuente: Le Monde, 18 de julio de 1990, p.7

Espera... ¿y las masacres de judíos en Europa del Este?

Cuando los alemanes llegan a Polonia, en los gettos de Varsovia se forma una feroz oposición judía (conformada por terroristas) contra el Tercer Reich, por lo que se recurre a la aniquilación de los elementos terroristas.

Ver como se mintió la muerte del niño (probablemente de los guetos de Varsovia) para mostrar una supuesta crueldad nazi a los infantes.

La historia difundida por el Lobby judío a través del Museo del Holocausto, afirma que alrededor de 1,4 millones de los 2,4 millones de judíos ucranianos murieron durante la guerra. Unos 650.000 fueron ejecutados, el resto murieron de hambre o enfermedades. Otros 140.000 judíos soviéticos murieron en Rusia. La mayoría de las víctimas eran mujeres, niños y ancianos.
Supuestamente iniciado después de que Alemania invadió la Unión Soviética en junio de 1941, se argumenta que el "Holocausto por balas" fue una de las primeras fases de lo que los nacionalsocialistas llamaron la Solución Final, que se completó con los campos de concentración como Auschwitz y otros esparcidos en la Polonia ocupada.

Así es cómo ha surgido el tema de los "osarios de Ucrania", popularizados a nivel mediático por Desbois. Pero el problema es que ¡no se han abierto tales osarios, ni se van a abrir jamás! Quieren que creamos a los mistificadores bajo palabra; lo mismo que se nos pidió durante más de medio siglo con el tema de las cámaras de gas: sin asomo de prueba, solamente en base a los relatos espectaculares estilo Filip Muller o Shlomo Venezia.
Las personas que pretenden haber descubierto tales fosas no realizaron ninguna excavación, ni cómputo, ni verificación de ningún tipo, ni autopsia, ni constatación física o material, nada de lo elemental en cualquier protocolo de investigación en caso de descubrimiento de un cadáver, aunque no sea más que uno, en cualquier parte del mundo. Ningún oficial de policía o justicia se ha personado para proceder a la menor indagación. Nos tendremos que conformar con lo que digan unos representantes de dos asociaciones judías que tienen el descaro de espetarnos que si no se cumplió con dichos requisitos normales y de rutina, es porque la religión judía prohíbe supuestamente, que se "profane" así los cadáveres de judíos.
Dichas organizaciones se conformaron con organizar una colecta de testimonios, de los cuales seleccionaron algunos fragmentos, según criterios que no se le comunicarán al público, pero conocidos de todos los especialistas en comunicación y "Story telling" (arte de la narración) como lo practican los neoconservadores cuando quieren desatar una guerra. He aquí el procedimiento:
1- Se graban con cámara los relatos de algunos aldeanos ucranianos a los que se reúne para ello.
2- Más adelante, los fragmentos seleccionados se ensartan de manera a encajar en narraciones formateadas y acicaladas.
3- Del conjunto se eliminarán las contradicciones así como cualquier precisión que pudiese dar lugar bien a un chequeo, bien a una refutación.
4- Al presenciar este desfile de "testigos", el mirón y a la vez oyente no se enterará de nada verdadero, pero se encontrará sumergido en un baño emocional.
Volviendo a estos supuestos depósitos de cadáveres. Surgen las siguientes preguntas, debido a la negativa de los propagandistas del Holocausto a abrir las tumbas para estudiar lo que se dice que hay adentro.
¿Cómo valorar los testimonios, si no se establece previamente la materialidad de los hechos?
¿Cómo se puede determinar si en un lugar determinado se encuentra escondido un cuerpo humano, aunque sea uno solo?
¿Cómo estimar la cantidad de los cadáveres?
¿Cómo afirmar que se trata de judíos? ¿Y quién dice que se trataría de judíos asesinados por alemanes?
El simple hecho de que se hallen, según nos vienen diciendo a modo de prueba fehaciente, casquetes alemanes de balas, en los alrededores del supuesto lugar del supuesto osario no demuestra nada. ¿Quién puede demostrar que estos casquetes fueron descubiertos allí mismo? ¿Acaso la tierra de Rusia y Ucrania no está sembrada de casquetes de las balas utilizadas por los ejércitos alemán, soviético u otros?
Por cierto, hay investigaciones reales, con excavaciones y autopsias, que lo han demostrado: los soviéticos ejecutaron en los bosques de Katyn a 4 410 oficiales polacos exactamente, con una bala en la nuca, en 1940. Y todos fueron muertos por balas de procedencia alemana, proporcionadas por la industria de guerra alemana a la Unión Soviética en el marco de los acuerdos del pacto germano-soviético. Estos últimos años, se han descubierto y examinado científicamente varios osarios, en Rusia y en Ucrania; todos contenían víctimas de NKVD o KGB o Cheka, salvo algunos que contenían restos de los soldados del ejército napoleónico, cuyo análisis demuestra, al cabo de dos siglos, que murieron de tifus.
Civiles ucranianos asesinados entre 1937 y 1938 por los soviéticos. Fotografía de El libro negro del comunismo también reproducida por Wikipedia. La escena muestra la posterior apertura de las fosas comunes, para la identificación de los restos.


La lógica de la guerra contra la URSS obligó a Alemania a crear los "Einsatztruppen", es decir, unidades especialmente encargadas de luchar contra los guerrilleros soviéticos y de acabar con sus comisarios políticos, incluso prisioneros, muchos de ellos judíos.

Es rigurosamente cierto que muchos judíos fueron muertos o ejecutados, pero se omite decir que eran miembros de grupos sin uniforme y sin bandera, que a retaguardia de las líneas organizaba sabotajes, conspiraciones, espionaje y asaltos sorpresivos. Este encubierto sistema de combate ha sido siempre sentenciado en todos los países del mundo a la máxima pena de la ejecución. Es un principio de ley internacional que todo aquel que combate sin uniforme y sin insignias se priva automáticamente de garantías en el caso de caer prisionero. Los escritores Goldsmith, Marik, Buch y Ruszicka han relatado cómo sus congéneres organizaban saboteadores a espaldas de las líneas alemanas en la URSS. En su barrio de Bialystock organizaron un gran levantamiento que empezó el 16 de agosto de 1943, encabezado por el líder judío comunista Daniel Moskovicz y por Mordechai Tanenbaum, dirigente del hechalutz. (“Prensa Israelita”, 2 de abril de 1964). El periodista Edwin Hartrich reveló el 26 de febrero de 1948 que un tribunal militar norteamericano acababa de contradecir el principio básico en que se basaron los procesos de Nuremberg. El nuevo tribunal dictaminó que “los soldados alemanes eran víctimas de ataques por sorpresa, hechos por un enemigo con quien no podían batirse en combate abierto. Era práctica común la emboscada a las tropas alemanas. A menudo los soldados alemanes eran capturados, torturados y muertos. La mayoría de las fuerzas subterráneas no cumplían con los reglamentos de la guerra y por lo tanto carecían de todo derecho a ser tratados como beligerantes… Los miembros de estos grupos ilegales (añadió el tribunal militar norteamericano radicado en Francfort) no tenían derecho al privilegio de ser tratados como prisioneros de guerra al ser capturados, y en consecuencia los alemanes no pueden ser acusados de ningún crimen por haberlos fusilado”.

Los judíos que perecieron a manos de los alemanes eran elementos subversivos, espías o partisanos. En muchas ocasiones, también, los judíos eran víctimas de las represalias contra las actividades de estos partisanos. Las ejecuciones de rehenes están previstas en todos los códigos militares del mundo y su justificación radica en los propios partisanos cuya existencia viola los Convenios de Ginebra.


Se dice que en Ucrania, los alemanes recurrieron a masacres como las de Babi Yar, pero lo cierto es que ninguna masacre sucedió ahí, siendo otra pieza de propaganda aliada (más que todo soviética).

Según la versión de la propaganda aliada, el 29 de septiembre de 1941, 33.711 judios fueron asesinados en el barranco de Babi Yar, cerca de Kiev. Udo Walendy y Herbert Tiedemann han documentado la extrema falta de plausibilidad en la versión oficial de Babi Yar. Un ejemplo excelente, la fuente, es decir, los “testigos” de este supuesto crimen flagrantemente se contradicen entre sí en la cuestión más básica: La identificación del instrumento de muerte. Las víctimas fueron asesinadas con rifles, o pistolas ametralladoras, o masacradas con bayonetas, o enterrados vivos, o voladas en pedazos con minas, o aplastadas con tanques, o muertos por medio de la inyección letal, o ahogados en el Dnieper, o explotadas por granadas de mano, o les aplastaron sus cabezas con rocas, o fueron asfixiadas en las famosas, e igualmente inexistentes, cámaras de gas móviles.

De ser cierto que los alemanes asesinaron a 33 mil judios en las afueras de Kiev, el 29-30 de Septiembre de 1941, el gobierno soviético se hubiese enterado del suceso en cuestión de días, y lo hubiera denunciado inmediatamente de manera energética. La primera mención oficial de este supuesto suceso llego a una fecha imposiblemente tardía. El 6 de enero de 1942, a través del ministro de Asuntos Exteriores soviético, V. Molotov, quien afirmo que una gran cantidad de judios habían sido desnudados, golpeados, y finalmente disparados en un cementerio judío en Kiev. Lo que contradice, los ya contradictorios testimonios de los “testigos”. ¿Qué hay de la evidencia forense? Según la historia oficial, las víctimas fueron desenterradas y cremadas por las SS, en septiembre de 1943, mientras el ejército rojo se aproximaba a la capital ucraniana, con el fin de destruir toda evidencia del crimen. Según los “testigos” este cremación masiva termino justo al final del mismo mes. Sin embargo, el 26 de septiembre, la Luftwaffe, voló una misión de reconocimiento sobre Kiev, tomando fotografías aéreas de numerosos puntos de la ciudad, incluyendo el distrito en el que se encuentra Babi Yar. En 1992, el investigador, John Ball, obtuvo una copia de la fotografía de Babi Yar de los archivos nacionales de Estados Unidos, y la publicó. Su comentario resume lo que un observador objetivo puede ver en la fotografía misma:
“Las fotos aéreas, [tomadas] en 1943 del barranco de Babi Yar y el cementerio judío adyacente en Kiev, revelan que ni el suelo ni la vegetación [ha sido] perturbada, como se esperaría que lo hubiera sido, si los materiales y el combustible [necesarios] hubiesen sido transportados una semana antes a cientos de trabajadores que habían desenterrado y quemado decenas de miles de cuerpos en un mes.” — John Ball, Air Photo Evidence, Ball Ressource Service, Delta 1992, p. 108.
Las fotografías aéreas en poder de los EEEUU realizadas antes y después de los fusilamientos NO muestran la existencia de fosas o movimientos de tierras. Debo mencionar que sin embargo, existe un reporte de la Einsatzgruppen (Las fuerzas alemanas anti-guerrilla/terrorismo) que menciona un asesinato de justamente esa cantidad (33.711) y lugar (Kiev). Pero este supuesto reporte tiene que ser falso (creado por los aliados), ya que a pesar de lo que se escribe en ese pedazo de papel, no existe evidencia física que demuestre que lo que dice es cierto. Después de todo también existen cientos de documentos que nos hablan de cámaras de gas en los campos de prisioneros alemanes, más aun hoy se sabe que no existieron las cámaras de gas homocidas. Aun mas, este supuesto reporte ni siquiera está firmado por alguien, y carece de los sellos oficiales de cualquier agencia alemana. A veces uno lee informes de arqueólogos que encuentran lugares donde se encendieron fogatas la Edad de Piedra, es decir, ¿Cómo es que los alemanes no dejaron evidencia física de que esta matanza haya tenido lugar? Esta gente sencillamente están MINTIENDO, también nos dicen que en Babi Yar habían una fábrica que hacia jabones con cuerpos humanos, algo que ya hasta los historiadores oficiales reconocen como una absoluta mentira.En conclusión, las fotografías aéreas de Kiev demuestran que en Babi Yar, no hubo ni cremaciones masivas, ni excavaciones de miles de cuerpos, o signos de alguna actividad humana. Más increíble aun, es que los alemanes invitaron a periodistas extranjeros dos semanas después de su supuesta matanza en Babi Yar. ¿Realizas una matanza y luego invitas a periodistas extranjeros?, algo no cuadra cierto.
El siguiente cartel es mostrado como una ''prueba'' de Babi Yar, en el que dice: “Todos los judíos que viven en la ciudad de Kiev y en su vecindad deben presentarse a las 8 de la mañana del 29 de septiembre de 1941, en la esquina de las calles de Melnikovska y de Dorogozitska. Deben llevar con ellos sus documentos, dinero, objetos de valor, así como ropas, ropa interior, etc. Cualquier judío que no acate esta instrucción será ejecutado”.
¿O sea que los alemanes estaban supuestamente llevando a cabo una campaña secreta de exterminio, y al mismo tiempo publicaban carteles anunciando su plan secreto de exterminio? Cualquiera podría haber hecho esa vulgar impresión. Lo más probable es que sea propaganda soviética. Sino  ¿Por qué los alemanes publicarían ese supuesto anuncio por toda la ciudad sabiendo muy bien el potencial que tendría para la propaganda enemiga?  Todas estas tácticas de propaganda parecen estar supeditadas en que los alemanes eran unos tarados.

2- ¿Y los campos de concentración? ¿para que estaban?

Mucha gente piensa que cuando uno dice que no habido tal Holocausto (entendiéndose como el exterminio masivo de judíos) no hubo persecuciones ni campos de concentración.

Bueno, los Campos de Concentración fueron primeramente inventados por las autoridades británicas durante la Guerra de los Bóers en Sudáfrica (1899-1902) donde dejaron morir de hambre a 24.000 mujeres y niños bóers. Pero respecto a los alemanes, eran campos de trabajo y siempre se trató de cuidar lo mejor posible a los prisioneros en tiempos de guerra.



ASPECTOS DE LA VIDA DE LOS PRISIONEROS EN LOS CAMPOS DE CONCENTRACIÓN ¿POR QUÉ DARÍAN ESTAS COMODIDADES A PRISIONEROS QUE SUPUESTAMENTE EJECUTARÍAN AL LLEGAR?

Coro de mujeres ucranianas en Auschwitz.

Comedor de prisioneros situado en Auschwitz II.
Piscina de Auschwitz.



La Cruz Roja Internacional, que tuvo acceso a los campos y los supervisó durante la guerra, informó que habían muerto alrededor de 271.304 y que entre las causas principales de muerte estaban las epidemias de tifus causado por el piojo, la vejez y la muerte natural. De todos ellos apenas la mitad eran judíos (unos 150.000). La mayoría de ellos fallecieron a causa de las epidemias de tifus desatadas con la destrucción de las infraestructuras alemanas (vías férreas y autopistas) a causa de los bombardeos aliados, que causaron muchas víctimas, incluyendo no sólo las de muchos presos, sino también las de enfermeras, médicos y el personal de administración de los campos. Este hecho fue descrito por Paul Rassinier en sus obras, y confirmado también por la Cruz Roja en un informe de 1948 en el que explicó que los bombardeos sistemáticos de los aliados paralizaron los transportes y las comunicaciones; "no se podía ya realizar el aprovisionamiento regular de los campos y la falta de alimentos provocó la muerte de un número creciente de personas, no solamente en los campos, sino también entre la población civil".

Registro oficial de la Cruz Roja Internacional respecto a las muertes en trece campos de concentración alemanes durante la Segunda Guerra Mundial,.


De acuerdo con la información de un documento oficial de la Cruz Roja, la suma total de muertes fue de 271.304:

KZ (Campo de concentración)Stand (Up-dated)Número total de fallecidos
Auschwitz*31.12.197252.389
Bergen-Belsen30.09.19736.507
Buchenwald*30.09.197320.501
Dachau30.09.197317.842
Flossenbürg30.09.197318.259
Gross-Rosen30.09.19737.925
Hmb.-Neuengamme30.09.19735.570
Mauthausen30.09.197377.727
Majdanek*30.09.19736.920
Mittelbau*30.09.19737.187
Natzweiler30.09.19733.944
Sachsenhausen30.09.19734.785
Abteilung I31.12.197841.748
GESAMT31.12.1978271.304

Otro documento revelador es el producido por el Registro Civil Especial (Sonderstandesamt) para los campos de concentración alemanes que registra, hasta diciembre de 1983, el total de 282.077 certificados de defunción emitidos por los campos de concentración y lo eleva a 373.468 considerando otros certificados de defunción emitidos fuera de ellos.




El documento es de 1984 y, por supuesto, termina con un disclaimer:
Las cifras de este organismo en nada contradicen el efectivo número de muertos en los campos de concentración”.
KZ (Campo de concentración)Stand (Up-dated)Número total de fallecidos
Auschwitz*31.12.198353.633
Bergen-Belsen31.12.19836.851
Buchenwald*31.12.198320.671
Dachau31.12.198318.451
Flossenbürg31.12.198318.330
Gross-Rosen31.12.19838.355
Lublin/Majdanek*31.12.19837.671
Mauthausen31.12.198378.824
Mittelbau*31.12.19837.463
Natzweiler31.12.19834.431
Hmb.-Neuengamme31.12.19835.706
Ravensbrück31.12.19832.130
Sachsenhausen31.12.19835.012
Stutthof31.12.198312.303
Theresienstadt31.12.198327.604
Verschiedene31.12.19834.643
GESAMT
31.12.1983282.077

Cuando los soviéticos ocuparon Auschwitz el 27 enero 1945. Lo que descubrieron era totalmente lo contrario a lo que propalaba la propaganda. Se puede decir que se quedaron boquiabiertos. Por su organización misma y por sus instalaciones sanitarias, tan modernas a los ojos de los soviéticos, este campo era todo lo contrario de un "campo de exterminio". También durante varios días, Pravda permaneció silencioso y, en ese momento, ninguna comisión de investigación aliada fue invitada a ir para constatar sobre el terreno la verdad de Auschwitz. Por fin, el 1 de febrero, Pravda salió de su silencio. No fue más que para poner en la boca de un prisionero, y de uno solo, las palabras siguientes:
"Los hitlerianos mataban por medio de gas a los niños, a los enfermos, así como a los hombres y mujeres no aptos para el trabajo. Incineraban los cadáveres en hornos especiales. En el campo había doce de estos hornos".
Se añadía que el número de muertos se evaluaba en "millares y millares" y no en millones. A1 día siguiente, el gran reportero oficial del diario, el judío Boris Polevoi, afirmó que el medio esencial utilizado por los alemanes para exterminar a sus víctimas era... la electricidad. "Se utilizaba una cadena eléctrica donde centenares de personas eran muertas simultáneamente por una corriente eléctrica; los cadáveres caían sobre una cinta lentamente movida por una cadena y avanzaban hacia un alto horno". La propaganda soviética estaba desconcertada y pudo mostrar solamente en sus películas las personas muertas o moribundas que los alemanes, en retirada, habían dejado sobre el terreno. Había también, como muestran los noticiarios de la época sobre la liberación del campo, numerosos niños vivos así como adultos con buena salud. La propaganda judía vino entonces en socorro de la propaganda soviética, como veremos a continuación.


El punto es que todo se contradice, mientras los norteamericanos dicen que había campos de exterminios en Alemania, Simon Wiesenthal alega que no y que solo los hubo en Polonia.

Y si consideramos que fue real el Holocausto, estas muertes serían demasiadas para las autoridades alemanas porque se les morían los trabajadores necesarios en época de guerra y sería muy idiota matar a todos los obreros que uno necesita.

Posters de la SGM advirtiendo a su respectiva gente de cuidarse de los piojos causantes del tifus. El último de Izq.-Der. es el alemán. Los alemanes realizaron grandes esfuerzos para evitar la expansión del tifus que estaba matando a miles, tanto de prisioneros (razón por las que se les rapaba la cabeza), como de alemanes.




3- Pero... ¿y las cámaras de gas?



''Yo estuve en los grandes campos de concentración de Alemania. Pero, conforme a la verdad, tengo que estipular que NO HE ENCONTRADO JAMÁS en ningún campo NINGUNA INSTALACIÓN COMO CÁMARA DE GASEAMIENTO." - Doctor JUDÍO Benedikt Kautsky, estuvo preso durante 7 años, 3 de ellos en Auschwitz, declaración hecha en su libro Teufel und Verdammte, publicado en Suiza en 1946. "No existe en absoluto orden escrita de exterminación por gas en Auschwitz, tampoco existe orden de cesar en noviembre de 1944. Ni en el proceso de Núremberg, ni en el transcurso de los procesos locales, ni en el proceso de Höss en Cracovia, o de Eichmann en Israel, ni en los procesos de los comandantes de campos, ni en los de noviembre de 1966 (a agosto de 1975) en el proceso de Francfort se ha presentado la famosa orden firmada por Himmler, del 22 de noviembre de 1944, poniendo fin al exterminio de los judíos por el sistema del gas, la orden que pondría fin a la solución final" -Olga Wormser-Migot, historiadora JUDÍA, 1968.

Según la versión de posguerra, escrita por los vencedores de la Segunda Guerra Mundial, las cámaras de gas habrían sido uno de los métodos de homicidio utilizados por el Tercer Reich para el exterminio de judíos y otras minorías durante la contienda bélica. El asesinato sistemático, según esta versión refutada por el revisionismo histórico, habría sido el verdadero plan de la llamada Solución Final lo que posteriormente se conoció como Holocausto.

En la década de los 80s, la investigación conducida por Fred A. Leuchter de las supuestas cámaras de gas de Polonia cuestionó seriamente su uso como cámaras homicidas. Sin embargo, los hallazgos de Leuchter fueron desestimados por el Lobby judío ya que este no poseía la correspondiente licencia de ingeniero. No fue hasta la década de los 90s cuando el licenciado en química Germar Rudolf, a punto de graduarse como doctor, lleva adelante su propia investigación que se conoce bajo el nombre de Informe Rudolf. Esta termina por confirmar los hallazgos de Leuchter en el sentido de que las presuntas cámaras de gas de Polonia no fueron utilizadas para el exterminio de la manera descrita por la historia oficial. El informe no ha podido ser refutado científicamente, por lo cual las autoridades alemanas optaron por pedir la extradición de Rudolf y encarcelarlo. El principal pretexto esgrimido por los fiscales fue que el resultado su investigación no coincide con la verdad del Holocausto, establecida por ley.

La argumentación de Leuchter se basó principalmente en los siguientes puntos:
- Considerando que el cianuro llega a perdurar durante siglos en argamasa y piedra, los resultados del análisis del Dr. Roth determinaron que:

- Las muestras extraídas de las cámaras de desinsectación contenían una muy elevada cantidad de cianuro. En la superficie de dichas cámaras se habían encontrado residuos de azul de Prusia.

- Las muestras extraídas de las supuestas cámaras de exterminio contenían un rastro nulo o ínfimo de cianuro, careciendo la totalidad de éstas de dichos residuos de azul prusiano en su superficie.

Otras observaciones técnicas sobre estas supuestas cámaras de exterminio que contiene el informe, incluyen los siguientes puntos:

- Las cámaras no están selladas herméticamente y sus puertas son de madera, es decir, que continuamente hubiera habido fugas de gas letal. Al realizar una ejecución, el gas hubiese penetrado en el hospital de laSS que estaba enfrente y habría matado a médicos y pacientes.

- Faltan mecanismos de distribución del gas, así como sistemas de calefacción, puesto que para que el Zyklon B pueda volatilizarse dentro de media hora, las cámaras de desinsectación necesitaban calentarse por lo menos a 25 ºC. La temperatura de las cámaras no superaban los 15 ºC (aunque el HCN del Zyklon B puede evaporarse levemente por debajo de esa temperatura, como explica elInforme Rudolf las tasas de evaporación proporcionadas por el fabricante resultan demasiado bajas como para producir la muertesegún el tiempo y métodos relatados por supuestos testigos como Darío Gabbai).

- No hay suficiente ventilación. Al realizarse una ejecución, no se hubiese podido ventilar con efectividad una cámara, para realizar al instante otra ejecución, como afirman los testimonios.

- El Zyklon B puede permanecer incluso una semana después de un solo gaseo, en cantidad necesaria para significar un peligro a cualquiera que tuviera acceso a la cámara.

- Las cámaras están construidas cada una en el mismo edificio donde están los crematorios, siendo que el gas Zyklon B es un gas explosivo. Es impensable que los ingenieros alemanes hayan decidido construir ambos mecanismos en el mismo complejo sin considerar el peligro que hubiese significado para todo el personal que laboraba.

- Las puertas de todas las cámaras de gas, se abren hacia adentro, por lo que los comandos especiales no habrían podido entrar a la cámara llena de cadáveres.

Esta supuesta cámara de gas era un refugio antibombas alemán, en la misma se encontró instalaciones de baños, paredes divisorias, puertas comunes con aberturas, donde se podría escapar el supuesto gas. Supuestamente desde esas aberturas encajonadas con madera y con grietas grotescas, se arrojaba el ''Gas Zyklon B''. Siendo los alemanes tan grandes ingenieros, van a dejar el gas pasar esa puerta y esa abertura tan mediocremente encontradas.


Basándose en las conclusiones del análisis químico, Leuchter escribió un informe de 192 páginas en el que concluyó que "no existieron cámaras de gas para ejecuciones en ninguno de los tres campos, que las cámaras de gas ahí encontradas no podrían haber funcionado nunca para realizar ejecuciones y que únicamente servían para la fumigación de parásitos".

Título: No existen evidencias científicas que los judíos hayan sido exterminados

Actualmente las cámaras de gas para ejecuciones son de acero soldado o de plástico PVC con puertas y ventanas herméticas e impermeables, las instalaciones eléctricas son a prueba de explosión y deben operar con una presión negativa para evitar filtraciones al exterior. Y por supuesto no se usa el Gas Zyklon B sino se deja caer una pastilla de cianuro de sodio en una solución de ácido sulfúrico al 18%. Además contienen numerosos dispositivos de seguridad para la eliminación del gas luego de la ejecución y proteger a las personas que deben entrar a la cámara en ese momento; incluso se debe lavar con amoníaco el cuerpo del ajusticiado.
Los hornos crematorios analizados tampoco cumplen con los mínimos requerimientos para incinerar siquiera una ínfima parte de las cifras que entrega la propaganda. El Informe analiza uno por uno los hornos y da las cantidades máximas de incineraciones físicamente posibles, aclarando que corresponderían a un uso diario de 24 horas todos los días que estuvieron en funcionamiento. O sea, sin mantenimiento alguno, sin posibilidad de enfriarse ni de retirar las cenizas... ¡durante años!
Además han sido realizados dos estudios más químicos por otros especialistas, todos ellos con resultados en este mismo sentido. No hay ni un solo análisis de los exterminacionistas con resultados contrarios.... pero de todo esto no se habla jamás en la prensa.

Ambos lados de una puerta que se alega era de una cámara de gas de un campo de concentración alemán.
Una puerta de una verdadera cámara de gas en Estados Unidos

Los autores que afirman la existencia del ''Holocausto'' dicen que los nazis eran capaces d cremar un cuerpo humano en cerca de 10 minutos. Pero en realidad, de acuerdo con el testimonio profesional de los operarios de crematorios actuales llevarían aproximadamente unas dos horas.

 Y suponiendo que fuera real el funcionamiento al 100% de todos los crematorios en todos los campos del territorio controlado por los alemanes, la cantidad máxima de cádaveres que hubiera sido posible cremar durante la totalidad del período en la que dichas instalaciones crematorias estuviesen operando sería de 430.600.

Además los hornos crematorios deberían ser limpiados regularmente y a conciencia cuando están en uso continuo.

Y seis millones de cadáveres producirían literalmente toneladas de cenizas. Sin embargo, no hay pruebas de la existencia de ningún enorme depósito de cenizas de estas dimensiones.

Aún sin tener en cuenta los modelos ultramodernos, los crematorios actuales tampoco pueden cremar más de 5 cadáveres por día y por incinerador, ya que se los debe enfriar regularmente. Según el profesor Raul Hilberg y otros corifeos de la historiografía del holocausto, entre mayo y julio de 1944, en el transcurso de 52 días, 400.000 judíos húngaros fueron gaseados y cremados en Birkenau. De haber tenido los crematorios de Birkenau la misma capacidad que los de la actualidad, en el total de los 46 incineradores se podrían haber cremado 11.960 cadáveres en 52 dias. ¿Dónde fueron  cremados los 388.040 cadáveres restantes? (Por favor, no se vengan con el cuento de la cremación en fosas; ésta es imposible por la falta de oxígeno). 

Además las fotos aéreas de Auschwitz (tomadas por los aliados durante el período en que las ''cámaras de gas'', supuestamente, se hallaban operando a pleno) no muestran la existencia de cámaras de gas (ni las enormes cantidades de humo que habrían existiendo en forma constante sobre el campo) ni las ''fosas abiertas'' en las que se alega que se quemaban cadáveres.


¿Entonces donde salió lo de las cámaras de gas?

En la primavera de 1944, dos judíos evadidos de Auschwitz se habían refugiado en Eslovaquia. Allí, con ayuda de correligionarios, comenzaron a poner a punto una historia de los campos de Auschwitz, de Birkenau (campo anejo a Auschwitz) y de Majdanek, descritos por ellos como "campos de exterminio". El más conocido de estos judíos era Walter Rosemberg, alias Rudolf Vrba, que vive todavía hoy en Canadá. Su relato, altamente fantasioso, pasó enseguida, siempre en medios judíos, a Hungría, a Suiza y, por fin, a los Estados Unidos. Tomó la forma de un informe mecanografiado publicado por el "War Refugee Board" en noviembre de 1944, con el sello de la presidencia de los Estados Unidos; el War Refugee Board debía su creación a Henry Morgenthau Junior (1891-1967), secretario del Tesoro, que iba a hacerse célebre por el "Plan Morgenthau" que, si hubiese sido seguido por Roosevelt y Truman, habría conducido al aniquilamiento físico, después de la guerra, de millones de alemanes.
Este informe sirvió de matriz a la "verdad" oficial de Auschwitz. Los soviéticos se inspiraron en él para su documento URSS-008 del 6 de mayo de 1945 al que, en el Proceso de Nuremberg, se otorgó, como a su informe sobre Katyn, el estatuto de documento "de valor autentico", que estaba prohibido discutir. Según este documento, los alemanes habían matado en Auschwitz a más de 4.000.000 de personas, especialmente gaseándolas con el insecticida llamado "Zyklon B".

El escritor británico David Irving nos dice que ahora sí hay cámaras de gas, y son falsificaciones posteriores a la guerra. Serían varios los indicios de la falsificación llevada a cabo por los polacos. Los norteamericanos habrían hecho lo mismo en Dachau y durante muchos años se enseñó una cámara de gas a los turistas hasta que el gobierno alemán admitió que se trataba de una faisificación americana y fue retirada.

La evidencia de la falsificación de Auschwitz es la siguiente. Al entrar en la cámara de gas pueden verse unos orificios cuadrados en el techo. Esto se debe a que los testigos decían que los alemanes echaban par ahí los cristales de cianuro. Por eso, posteriormente, los polacos abrieron esos orificios cuadrados en el techo. Este trabajo se vio a veces, pues tropezaban con trozos metálicos de vigas. Ustedes podrán ver estes detalles porque pensamos editar un vídeo dentro de pocos meses con estas y otras evidencias. Además, los orificios fueron enmarcados con madera moderna. Estos trabajos debieron realizarse en los años 50. Pero, en 1978, se publicaron las fotos que tomaron las fuerzas aliadas en 1944 al sobrevolar Auschwitz. 

Ampliando estes fotografías, no aparece ninguna obertura en el techo, lo cual indice un trabajo posterior destinado a contradecir los testimonios. Es una clara prueba de la falsificación, pero hay otras. La "cámara de gas" de Auschwitz tiene dos puertas que dejan debajo una rendija de casí 10 centimetros. Esto es imposible. Una cámara de gas ha de ester herméticamente cerrada. Además, hay una ventana con cristales corrientes, que se pueden romper con facilidad. Esto seria un detalle absurdo en una cámara de ges, pero no en un deposito de cadáveres que es lo que en realidad era. No obstante, si había una cámara de gas en Auschwitz y no se muestra a los visitantes. Es muy pequeña y fue diseñada par los alemanes para desinfeccion de ropas, pues había grandes epidemias de tifus. Esta cámara sí tiene fuertes puertas de acero. No tiene ni punto de comparación con las otras. ¿Por qué hacer cámaras de gas tan seguras para la ropa y tan ridículamente débiles para las personas? Esta pequeña cámara de gas tiene su importancia.

4- ¿Y todos los testimonios?

Elie Wiesel se negó a mostrar su tatuaje al sobreviviente de Auschwitz; Miklós Grüner, alegando que no deseaba exhibir su cuerpo, pero lo mostró después a un periodista israelí a quien Grüner visitó. El periodista le dijo que ciertamente eso que tenía en el brazo no era un tatuaje.















Existieron muchos testigos y algunas confesiones que describieron el proceso de los campos de DachauBuchenwaldRavensbrück y Mauthausen, "hecho" que fue "establecido" durante los Juicios de Nüremberg, pero desde 1960 todos los historiadores "serios" de la versión oficial, admiten que todo esto era producto de la propaganda antialemana, y que los testimonios eran fraudulentos. Paul Rassinier participó de manera importante en la refutación de estos testimonios.
El historiador exterminacionista alemán Martin Broszat fue uno de los expertos designados por el gobierno alemán que demostró que no había cámaras de gas dentro del territorio alemán, aunque pensaba que sólo existían en Polonia. Incluso una vez demostrada la no existencia de cámaras de gas por las autoridades alemanas, continuaban apareciendo "supervivientes" que afirmaban haber visto gaseamientos en los campos de Alemania.



Por otro lado, el denominado Documento Lauchout o Documento Müller fue emitido por el Tribunal Militar Internacional de Nüremberg en 1948 y sacado a la luz por el profesor Emil Lachout, lo que le hizo blanco del acoso de los medios y la policía austríaca por mas de una década.


Servicio de Policía Militar.
Viena, 1 de Octubre de 1948:
Circular número 31/48: ''La Comisión Investigadora Aliada'' ha constatado hasta la fecha, que en los campos de concentración siguientes, no tuvo la muerte de ningún ser humano mediante gas venenoso: Bergen-Belsen, Buchenwald, Dachau, Flossenburg, Gross-Rosen, Mauthausen y anexos, Natzweiler, Neuengamma, Niedahagen (Wewelsburg), Rravensbrück, Sachsenhausen, Stutthof, Theresienstadt. En estos (trece) casos, se ha podido comprobar que se obtuvieron confesiones mediante tortura y prestaron falsos testimonios. Ello debe tenerse en cuenta durante las pesquisas e interrogatorios de criminales de guerra. Este resultado de las investigaciones deberá ponerse en conocimiento de los antiguos internados en los campos de concentración, que al ser interrogados, hagan declaraciones sobre el asesinato en estos campos de personas, especialmente judías, mediante gas venenoso. En caso de que persistan en sus afirmaciones, deberían ser denunciados por falso testimonio.

A continuación proporcionaremos una lista de testimonios curiosos.



- De acuerdo con el New York Times del 4 de enero de 1987, el famoso superviviente Elie Wiesel recordó "el día en que los soviéticos llegaron a Auschwitz". Pero en otro discurso dado en el Club de la prensa nacional en Washington D.C. años atrás afirmaba ser uno de los supervivientes del campo de Dachau, liberado por el ejército norteamericano el 15 de abril de 1945, siendo el único superviviente del genocidio en haber sido liberado dos veces en dos campos distintos.
- Martin Gilbert, respetado historiador del Holocausto, afirmó que "entre la primavera y verano de 1942 cientos de miles de judíos fueron gaseados todos los días"... si -pongamos- 200.000 judíos fueron verdaderamente gaseados diariamente durante las aproximadamente 20 semanas que van desde la primavera al verano, tenemos a ¡más de 23 millones de judíos muertos en 4 meses! En el mundo nunca ha habido tantos judíos...
Moshe Peer es un superviviente del campo de exterminio de Bergen-Belsen. Dijo haber sobrevivido a 6 gaseamientos, mientras "contemplaba con horror como morían los demás prisioneros a su lado", que eran mujeres y niños. Afirmó no saber como ha sobrevivido: "tal vez los niños resisten más, pero no lo sé." Pero según la historia oficial en Bergen-Belsen nunca hubieron cámaras de gas.
Kurt Gerstein era un químico alemán que supuestamente redactó un informe presentado en Núremberg después de su presunto suicidio. En su informe asegura que se obligaba a 700 u 800 personas -a punta de fusil- a entrar en una habitación de 25 m2 (45 m3) para gasearles. Pero si eso fuese cierto, entre 28 y 42 personas deberían caber en un metro cuadrado mientras eran gaseadas.


- En un inconcebible cargo que se presentó formalmente para su investigación previa a Núremberg, se acusó a los nazis de asesinar a 20.000 judíos utilizando una bomba atómica. Se los colocaba premeditadamente en un pueblo abandonado y se los hacía estallar. El cargo fue desestimado debido a la falta de pruebas (o a la dificultad para inventarlas).
- El prestigioso antropólogo inglés Robert Eisler escribió en 1951 en "Man Into Wolf" (Un hombre dentro de un lobo) que uno de los pasatiempos favoritos de Hitler era pasear entre los cadáveres de los campos de batalla y de los campos de exterminio, y que éste se debía a un sadismo derivado de una licantropía severa, pues a su entender Hitler era un hombre lobo. Por eso mataba a los judíos en masa, porque los veía como corderos. Eisler señala como prueba de su teoría que una vez encontraron al führer a cuatro patas mordiendo una alfombra en su despacho.
- El profesor Richet escribió con recogimiento y dolor que, siendo tanta el hambre a la que eran sometidos los prisioneros, algunos robaban trozos de carne humana y los asaban, llegando a comerse a un hombre entero en un día. La pregunta es ¿en Auschwitz no tenían para comer y sin embargo tenían 'camping-gas'?
- El periodista italiano Indro Montanelli dice textualmente en su libro Historia de Roma: "[...] en el siglo XX, Hitler, para hacerse obedecer por los alemanes, no supo escoger otra (estratagema) mejor. Y, de vez en cuando, descendía de la montaña de Berchstegaden con alguna nueva orden del buen Dios en el bolsillo, como exterminar a los Hebreos o destruir Polonia..." ¿También le entregó las tablas de la ley, como a Moisés?
- Según el doctor Desiré Hofner, en Birkenau había sólo un grifo para proveer de agua a los 13.000 prisioneros que había en este campo en julio de 1942.
- El estafador y falsificador de arte Martin Gray, al que muchos historiadores le han dado tribuna, aseguró que en Treblinka se le destinó a la tarea de sacar a los muertos de las cámaras de gas recién usadas. Con un tono de congoja señaló que si en el proceso encontraba algún niño o bebé todavía vivo le estrangulaba con sus propias manos "para que no sufriera". No por nada, pero hoy día se sabe que Gray nunca estuvo en Treblinka...
- Según la prensa estadounidense, en febrero de 1945 un testigo soviético liberado de Auschwitz aseguró que se empleaba una banda transportadora eléctrica en la que se podía electrocutar simultáneamente a cientos de personas, y de ahí conducirlas a los hornos crematorios. Eran quemadas casi al instante, produciendo un fertilizante para los campos cercanos.
- El cineasta Steven Spielberg, basándose en testimonios de supervivientes del horror nazi, muestra en su película La lista de Schindler que en Plawzog el comandante encargado de ese campo se levantaba cada mañana, cogía su rifle de precisión y se divertía disparando a la cabeza de los presos. Y en efecto, siempre iba armado, pero con una escopeta - como lo demuestran todas las fotos que de él existen - con la que es imposible realizar 'tiro al judío'. Además, el balcón de su casa estaba al nivel del terreno de los patios, de modo que desde allí no podía haber tenido alcance a las cabezas de los presos.
Rudolf Höss fue el testigo estrella de Núremberg: después de ser torturado se le obligó a declarar una serie de incoherencias dignas de un borracho, como el haber visitado el Campo de prisioneros de Treblinka en junio de 1941, cuando ese campo aún no existía (fue inaugurado un año después). Además, declaró que en Auschwitz se incineraban tres cadáveres por crematorio cada veinte minutos y que, apenas terminados de ser gaseados los prisioneros los funcionarios del campo entraban a por los cuerpos "fumando o comiendo", ya que estaban acostumbrados a hacerlo y no les sorprendía lo más mínimo. Sin embargo, el Zyklon B es tremendamente inflamable y venenoso, lo que hace poco creíble el relato ya que en las latas del producto se advierte de los riesgos que conlleva.
- En el libro de la escritora Misha Defonseca "Sobreviviendo con lobos" se relata como una niña judía escapa de un campo de exterminio nazi en el año 1943 y sobrevive gracias a una manada de lobos que le adopta en el monte. Lo mejor: ¡la historia está basada en supuestos hechos reales! ¿No se fundó también así la ciudad de Roma?
- Actualmente - y por fortuna - importantes historiadores y personalidades judías han reconocido que el cuento ese de que los alemanes fabricaban jabón con los judíos gaseados era mentira, aunque mucho tiempo estuvo extendida esa falacia. ¿Que era, la "Solución Final" contra las manchas?

Rassinier al darse cuenta del
 engaño judío, se hizo anarquista.
El padre del Revisionismo del Holocausto no fue un neonazi sino un marxista y miembro de la resistencia francesa llamado Paul Rassinier quién vivió la experiencia de estar preso en un campo de concentración. Después de la guerra se vio en la obligación moral de exponer a los Falsos testigos del Holocausto no pudiendo nunca confirmar los rumores sobre ejecuciones en cámaras de gas, ni en los campos donde estuvo internado ni en los ubicados en Polonia. El sionismo de pos guerra, al no hallar ninguna otra forma de desacreditar sus hallazgos intentó destruir su imagen acusándolo de antisemita. Pero Rassinier no era antisemita, incluso fue co-fundador de Libé-Nord, organización que dio refugio y salvoconducto a judíos franceses durante el Holocausto.





Pero así como hubo falsos testigos, también los hubo verdaderos.



5- ''Bueno, ¿y las fotos que hay? ¿acaso son mentira?''


¿Por qué manipular fotos de las que ya hay otras versiones, sin ningún rastro de ''genocidio''?


Esta imagen muestra a la derecha un montaje para situar a Hitler entre cadáveres, a la izquierda la fotografía original.

Foto en la que añadieron humo para simular que existían hornos crematorios.

Ejemplo de falsificación pictórica usada en obras exterministas; el montaje de la izquierda, fue presentado como fotografía oficial del campo de Mauthausen en el libro ''Poder sin moral''   de Schnabel R. Roederbergo, más tarde cadáveres fueron añadidos a la fotografía original (derecha).


En el museo del recordatorio del campo Dachau (Dachau-Memorial), el editor pudo ver claramente en una ampliación a escala humana que se olvidaron de pintar las cuerdas de las cuales cuelgan los 2 supuestos prisioneros colgados. Así que están flotando misteriosamente en el aire sin cuerdas que los sujeten.


El soldado alemán muestra sus fotos en las que ha robado y violado a las personas. Pero de hecho, la gente en la foto eran sus hijos. Y la otra foto es puro photoshop.


Antes que nada la imagen no es de Auschwitz sino de una accidente de tren en Ohio (Estados Unidos). Y el brazo izquierdo posando sobre los supuestos cuerpos es demasiado largo y parece tener 2 codos. Es más, los cuerpos que se encuentran en el piso no solo están desenfocados apropósito sino que están de forma anatomicamente imposible.


Otra de tantas burdas falsificaciones...

La obra judía superior muestra las llamas y el humo de los crematorios y muestra como las víctimas se ponen en fila para morir - lo cual es una mentira gigante ya que los crematorios nunca son diseñados para que las llamas vayan por la chimenea. Los judíos excesivamente imaginativos (mentirosos) siempre describen estas llamas como un morboso detalle, como Steven Spielberg hizo en la "Lista de Schindler". La foto inferior muestra los crematorios de humo en el fondo (todas las fotos existentes son así). Tenga en cuenta los condenados judíos sonriendo y saludando a la cámara.


La exposición Wehrmacht muestra esta foto con la leyenda: "Judios en ejecución", como prueba de la sección de la exposición titulada ''Wehrmacht y el Holocausto''.


Pero en la fotografía original, el hombre a la izquierda del hombre que cubre sus genitales lleva muy claramente un traje de baño, al igual que el hombre, de espaldas a la cámara hacia la izquierda Todo esto ha sido tachado, al parecer con un pincel, en el extracto se muestra en la exposición. Y también se les pintó barbas para que parezca que son judíos.



El museo Yad Veshem entrego esta fotografía a la revista alemana “Bunte Illustrierte” Nr. 14/87 para mostrar las atrocidades alemanas en los campos de concentración. La pura verdad, muestra soldados soviéticos, en uniformes soviéticos.


Esta foto también fue utilizada como prueba de las atrocidades nazis. De hecho los dos hombres armados tienen uniformes soviéticos.



Esta foto se muestra como una prueba de la Masacre de Babi Yar, cuando lo que realmente muestra la foto es a oficiales de la Policía Secreta Soviética asesinando a civiles.


La imagen a la izquierda apareció en la prensa británica en los comienzos de los 40 con el título de “Cada población polaca invadida cuenta con la marca de los Nazis…Tan grande fue la masacre que no hubo suficientes ataúdes y lapidas” Otra mentira más de la prensa sionista ya que la foto representa tumbas de la ciudad de Bromberg en 1939 donde los polacos asesinaron a miles de alemanes antes de la liberación de la misma por el ejército alemán.



Las mentiras y falsificaciones germanofóbicas empezaron mucho antes de la Segunda Guerra Mundial. La fotografía original de mejor calidad muestra a los líderes alemanes Hindenburg, el Kaiser y Ludendorff examinando mapas militares en un cuartel alemán.

El diario francés “Les Annales” del 27 de enero de 1918, retoco la imagen y muestra un mapa de los balcanes y parte de Rusia para mostrar la megalomanía de los alemanes. Tampoco olvidaron retocar las caras para darles un aspecto más monstruoso y malvado.



Esta fotografía es una de las que más se utiliza en los libros para demostrar cómo los judíos eran enviados a los campos de concentración. Aunque no se niega este hecho, la verdad es que esta fotografía proviene del registro de ferrocarriles federales alemanes de Hamburgo y muestra trenes repletos de alemanes que están huyendo de los territorios del este. Están viajando al distrito del Ruhr en busca de trabajo. El tren del fondo es un tren moderno del año 46 que va a la ciudad de Lübeck. Lo que significa que eso fue un año después de finalizar la guerra.



La foto de la derecha fue distribuida por judíos en Rusia como ''Madre e Hijo asesinados por bandas en Odessa en 1905'', a la izquierda la misma foto que dice que el crimen fue hecho por los alemanes en la Segunda Guerra Mundial.


Wikipedia en español muestra esta fotografía afirmando que las muertes de las personas en la imagen se debieron a inanición y disparos de la Gestapo. Sin embargo, se ven claramente los edificios destruidos y los muertos sacados al exterior y agrupados en filas para su conteo. En realidad fueron víctimas de un bombardeo de la Royal Air Force.


Esta foto aparece corrientemente mostrando una Sinagoga en la Calle Oranienburger en Berlín, supuestamente durante la noche de los cristales rotos. La verdad es que fue destruida por el bombardeo de los Aliados (Estados unidos, Inglaterra y la Unión Soviética) en la ciudad de Dresden el 13 de Febrero de 1945.



Otra falsificación más que sirve como prueba de que los soldados alemanes asesinaban mujeres rusas.


Como estas falsificaciones hay muchísimas más que son parte de la misma propaganda de guerra y posguerra pero ahora me preguntarán ¿y las fotografías de los montones de cadáveres? ¿las grabaciones del maltrato a los prisioneros?

En noviembre de 1941, el gobierno británico decidió que no tenian suficientes fotografías dramáticas de las atrocidades nazis. El BSC (British Security Co-ordination) organizó un estudio en Canadá para crear este tipo de fotografías con actores, escenarios, disfraces y muñecos para la fabricación de escenas de guerra en la que los actores disfrazados de soldados nazis se mostraban asesinando a personas inocentes en masa. Estas fotos fueron ampliamente difundidas en los Estados Unidos.
Para resolver este problema que enfrentaba la inteligencia británica en Estados Unidos de la escasez de fotografías de “atrocidades alemanas”. El 26 de noviembre de 1941, en un memorándum titulado “Fotografías de Atrocidades” Maschwitz (*) propuso una solución:
(*) Eric Maschwitz (judío) era el directo de la Station M (Estación M) que era un frente de inteligencia británico bajo la fachada de una estación de radio (Canada Broadcasting Corporation), en Toronto, Canadá. Maschwitz era un experto en la creación de documentos falsos de alta calidad.
“Si me piden hacerlo, mi sección podría con facilidad proveer una cantidad regular de fotografías de atrocidades, CREADAS POR NOSOTROS EN CANADA… La compra… de disfraces, la creación de pequeñas piezas de escenografía y muñecos… un maquillaje de primera clase, todo esto podría ser llevado a cabo bajo algún tipo de tapadera… Para ser más exactos, deberían proveernos de una gran cantidad de fotografías de personal alemán, equipos, vehículos… También de equipo alemán real…
El escenario más obvio para (crear) fotografías de atrocidades es Rusia. Así que debemos empezar a trabajar mientras aun haya nieve en Canadá.”
— Ibíd, p. 9-15
Esta es la fuente para los “crímenes” de guerra alemanes en la URSS, fotografías falsas creadas por el judío Eric Maschwitz en Canadá con escenografía, disfraces y actores.


6- ''Hay muchas pruebas de las atrocidades que los nazis hicieron.. como el diario de Ana Frank, los jabones, etc...''

Antes que nada... ¿Como Ana pudo haber escrito su diario con bolígrafo en plena era nazi si este invento apenas se popularizó luego de la Segunda Guerra Mundial?


Artículo del New York Post del 9 de octubre de 1980 que titula "Ana Frank podría no haber escrito aquel famoso diario".


Una carta incluida en el Diario de Ana Frank, que no se corresponde con el estilo de escritura de una niña al igual que el resto del Diario.

Más información sobre el fraude de Ana Frank:


Respecto a los Jabones, este hermoso frasco fue presentado como prueba en el juicio de Nuremberg como ''jabón fabricado con grasa judía'', sin embargo científicos analizaron el jabón para ver si se encontraban rastros de ADN, pero no se encontró nada ¿Qué raro no?


Dato histórico: a los alemanes en la primera guerra mundial se les acusó de crear jabón con grasa humana de los soldados aliados, crear cuero con su piel y fertilizantes con sus huesos. ¿Suena parecido? Además de decir que los alemanes le amputaron las manos a niños belgas.

Al final se demostró que todo esto era propaganda de guerra. Thomas Fleming en su libro "La ilusión de la victoria" desmintió todo aquello. Además de Sir Roger Casement que también llamó a todo eso falso y creo su propio reporte desmintiendolo. Clearance Darrow ofreció una recompensa de 1000 dolares que en esa época eran 25 mil dolares como de ahora si podían mostrarle un niño que haya tenido sus manos amputadas por los alemanes. Al final nadie reclamó la recompensa.
“El universalmente aceptado CUENTO de que se usaron cadáveres para hacer jabón y fertilizante, es FINALMENTE REFUTADA por la muy fiable Autoridad Central de Ludwigsburg para la Investigación de los Crímenes Nazis.”
— Gitta Sereny, historiador judío, Into That Darkness (Londres: A. Deutsch, 1974), p. 141
“Es un hecho que los Nazis NUNCA usaron los cuerpos de JUDÍOS, y ni el de NINGÚN OTRO, para la producción de jabón.” — Deborah Lipstadt, historiadora judía. Ángeles Times 1981.
“Los Nazis NUNCA hicieron Jabón con grasa humana…”

—Bill Hutman (JUDÍO), The Jerusalem Post – International Edition, de la semana del 5 de mayo de 1990.

Este velador fue presentado en los Juicios de Nuremberg como un fabricado de piel de una victima judía. Hoy en día algunos rabinos disparatados intentan vender que esta versión como prueba de los crímenes nazis mientras que el mundo entero descubrió que es un fraude ya que no se encontró ADN en el objeto. Sionismo = Mentira.



Ésta, no solo vergonzosa, sino ridícula falsificación, fue utilizaba en los juicios de Nuremberg, como la cabeza de un supuesto judío que los nazis las achicaban en los campos de concentración. Realmente bastan las palabras para semejante ridiculez…sin embargo cuantos oficiales del ejercito alemán fueron ejecutados después del juicio por esta y mil mentiras mas…



7- ¿Y los experimentos nazis?...

 Esta foto es difundida para mostrar como los nazis sometían a los judíos en terribles experimentos... 1) Se les olvido dibujar pedazos de mano y de rodilla 2) El color no corresponde al ambiente en la foto. 3) Las cabezas de los niños no coinciden con los cuerpos desnutridos 4) No tiene dibujados los contornos de la cara 5) El personaje esta sentado en el aire, fuera de las bancas.

¿Qué fue pues, lo que llevó a la historia a conocer a Josef Mengele como "El Ángel de la Muerte"?
A continuación, exponemos algunas de las más absurdas afirmaciones "históricas" que se han hecho sobre el mito de Mengele y la colección de crueldades y salvajismos que habría tenido lugar:
- Se dice que existen fotografías de supuestos prisioneros utilizados como conejillos de indias, maltratados y sometidos a "diabólicos experimentos". Pero en realidad, todo esto es producto de la propaganda anti-alemana. Las fotografías muestran enfermos de tifus a los que Mengele también trataba con regularidad, bien para tratar de curarlos o bien para prevenir la enfermedad entre todos los que habitaban allí. El tifus es una enfermedad que se manifiesta en malas condiciones de higiene, y en los grandes campos de prisioneros peligrosos, los contagios estaban a la orden del día. En esas fotografías se puede ver cómo los cuerpos de los enfermos del tifus se están descomponiendo.
- La "historia oficial", ha afirmado que Josef Mengele hacía atroces y completamente inútiles experimentos con los niños que llegaban a los campos, y que, en una oportunidad "trató de crear siameses cosiendo juntos a gemelos normales". Y por si esto fuera poco, agrega seguidamente: "Otro testigo contó que intentaba cambiarle el color de los ojos a los prisioneros con inyecciones que los cegaban o mataban".

Mengele era tan “malvado” que después de enviar a un médico judío a Cracovia para realizar una investigación para él, le envió flores con motivo del nacimiento de su hijo. 


Esta es una de las principales pruebas de ''experimentos'' nazis.


¿Qué clase de una pierna fémur o superior es eso? Incluso en una persona hambrienta esto no forma parte de la anatomía humana, haciendo de esta una falsificación flagrante.


Hay un montón de reciclajes de cabezas, se nota que tienen la misma línea de cabello, así como la barbilla. Los falsificadores trataron de alterar la punta de la nariz con tinta negra.

Portada de artículo aparecida en la revista de divulgación científica e histórica Muy Interesante, una de las más vendidas de España, y de marcadas tendencias prosionistas y marxistas culturales. Abajo, a la derecha, se puede leer la descripción de la imagen, que dice: No hay castaño en el Tercer Reich. Esta enfermera nazi expone a unos niños arios a un tratamiento de radiación ultravioleta para aclarar su cabello, más oscuro de lo considerado correcto. Justo a a la izquierda de la descripción, en pequeño y en color blanco, se puede leer CORBIS, el banco de imágenes de donde procede la foto. Después de unas búsquedas de imágenes, nos encontramos con que la aparición más antigua de la imagen en internet esta, en el mencionado banco de imágenes, y data de 2004. La fuente original la sitúa antes de la llegada de Adolf Hitler al poder, y sólo menciona que los niños son hijos de madres trabajadoras que están recibiendo un tratamiento de luz ultravioleta, y aunque no menciona el porqué del tratamiento, se puede suponer que es para que los niños sintetizaran vitamina D y viesen reducidas sus posibilidades de padecer raquitismo. La fototerapia, la terapia con luz, era un procedimiento habitual en la época para esa y otras cosas. Numerosas fuentes posteriores, como la revista aquí fotografiada o el periódico británico Daily Mail, han sacado la fotografía de contexto de una forma vergonzosa, presentándola como evidencia de un malévolo experimento nazi para aclarar el pelo de los niños. Tal acusación se puede desmentir aun con el más puro sentido común: los niños están desnudos. La misma luz que les aclarará el pelo, les oscurecerá la piel, y por tanto, los alejará del modelo ario ideal. Si la intención fuera aclarar el cabello, la luz debería haberles sido proyectada sólo sobre éste. Además, ¿qué sentido tiene que la enfermera levante los brazos de uno de los niños? ¿Y no deberían todos estar con la cabeza quieta e inclinada, para recibir sobre el pelo la radiación?


Esta foto es bastante utilizada para demostrar como los nazis utilizaban a los judíos como victimas para las pruebas de Luftwaffe. Los mismos pilotos voluntarios de la Luftwaffe realizaban dichos test por su seguridad.


8-¿Entonces los Medios de Comunicación y la Industria Cinematográfica mienten?


Claro, Hollywood es el faro de propaganda del Establishment Judío Internacional. Y no son teorías de conspiración, es un hecho; un hecho estadístico.


Día a día, vemos como los medios una y otra vez repiten las atrocidades del régimen nacionalsocialista ¿pero cuando veremos una película sobre el genocidio palestino? ¿o que se popularice tanto el tema del Holodomor Ucraniano o el genocidio alemán por parte de los Aliados? Se les caería el discurso de la propaganda aliada.

A continuación le dejaremos dos vídeos que muestran distintos casos de falsificación propagandística.





9- ¿Entonces por qué tanta mentira? ¿Que consiguen con mentir?

''Las supuestas cámaras de gas hitlerianas y el supuesto genocidio de los judíos, forman parte de una misma mentira histórica que ha permitido una gigantesca estafa política y financiera, cuyos principales beneficiarios son el estado de Israel y el sionismo internacional, y cuyas principales víctimas son el pueblo alemán, pero no sus líderes, y los palestinos en su totalidad.''- Robert Faurisson, escritor francés sobre el Revisionismo del Holocausto.

No se trata de justificar algo inexistente, el Nacionalsocialismo Alemán fue una de las más grandes oposiciones que tuvo el Poder Judío que gobierna el mundo tras la sombra y para desviar el foco de la atención publica ha sido necesario crear un manto de distracciones con amarillismo propagandístico; estigmatizando al Nacionalsocialismo y al pueblo alemán.

La Industria sentimentaloide del Holocausto también sirvió para la fundación del estado de Israel.

"La creación del Estado de Israel aparece en la conciencia occidental como la justa compensación de la Historia, la cura de una gran herida en la marcha de la historia ‘universal’. El rechazo árabe de este acontecimiento es percibido como un residuo de irracionalidad en el movimiento general del progreso de la humanidad, una supervivencia de los tiempos perimidos del nacionalismo o una expresión adicional de una genética de la violencia propia de la religión musulmana que rechaza la coexistencia con las otras religiones y las concepciones modernas de la laicidad... El error cometido en el primer siglo de nuestra era por el Imperio Romano, que dispersó a los judíos de Palestina y destruyó el templo de David, ha sido por fin reparado. El mundo cristiano europeo... acepta reconocer al judaísmo, tanto bajo su forma teológica como bajo su forma nacional de restauración de una soberanía sobre la tierra de Palestina... El retorno de Israel es entonces altamente simbólico en la conciencia occidental del progreso de la historia". - Norberto Ceresole, la Falsificación de la Realidad.

El Mito del "Holocausto" constituye el epicentro, el punto de inflexión de un cordón umbilical entre Occidente y el Estado de Israel. Es la aceptación a priori de todos los actos políticos del Estado de Israel, y los de las juderías poderosamente instaladas en el propio mundo occidental, por muy demenciales que éstos sean.

El judío Norman Finkelstein en su libro ''La Industria del Holocausto'', asegura que las organizaciones supuestamente encargadas de restituir las indemnizaciones o reparaciones, en realidad se dedican a conservar e invertir los fondos obtenidos. Sostiene que la gran mayoría de "supervivientes" es irreal. Y subraya una ironía: el número de supervivientes del holocausto aumenta con el paso del tiempo, lo que es "una forma de negar el holocausto". También denuncia a Israel por utilizar propagandísticamente el Holocausto.

"El motivo más evidente de mi ira es que esta manipulación se haya empleado para justificar la política criminal del Estado de Israel y el apoyo estadunidense a la misma"
- Norman Finkelstein, La industria del Holocausto Debido a su trabajo como investigador y escritor, ha sido victima de calumnias y presiones por parte del sionismo. Por ejemplo, la presión de la comunidad judía le obligó a abandonar su puesto de profesor en la Universidad de DePaul, en Chicago. El 25 de mayo de 2008 ocurrió otro episodio relevante, donde en una visita a Israel, Finkelstein fue detenido y posteriormente deportado.

La contribución de Finkelstein se sitúa entre la decena de historiadores que en la última década han cuestionado la historia oficial del sionismo y los mitos fundacionales del Estado de Israel.


Gran parte del Holocausto se fundamenta en las memorias personales del estafador Elie Wiesel, a quien en 1979 el entonces presidente norteamericano Jimmy Carter, primer jefe de Estado de ese país en visitar Israel, nombra presidente de una comisión para la edificación de un monumento en memoria de los supervivientes del Holocausto. Pocos años antes de esa fecha comienza a desarrollarse en los Estados Unidos, el principal aliado israelí, una campaña febril. 
Se emiten programas televisivos, films, publicaciones, etc. 

Por una ley del Congreso norteamericano se crea el Consejo de la memoria del Holocausto, con capacidad para crear un museo y dirigir programas de investigación y de educación. En su versión original el Holocausto es, claramente, el resultado de la política exterior norteamerica sobre el Oriente Medio, que luego se universaliza en la escala exacta que tiene la presencia del judaísmo en la casi totalidad del "mundo occidental". Raul Hilberg, en sus trabajos: La destruction des Juifs d’Europe y La politique de la mémoire, señala, sin embargo, que la imagen del Holocausto construida por el judaísmo a la medida exacta de las necesidades estratégicas de Washington, recién arraiga en la sociedad norteamericana a partir de la guerra de Vietnam. Sólo a partir de allí, según Hilberg, surge una nueva generación americana en "... busca de certidumbres morales". Fue así que el Holocausto devino "... en el mal absoluto a través del cual se podía medir y juzgar todas las otras transgresiones en el comportamiento de las naciones". Se convirtió en una formidable herramienta 250 estratégica para establecer un orden mundial unipolar, ya que ella predice la capacidad que de inmediato se autoadjudica la potencia hegemónica para administrar la justicia en el mundo. Fue también, y sobre todo, el instrumento utilizado por los EUA para establecer y consolidar su hegemonía estratégica sobre Europa. Elie Wiesel fue galardonado con el premio Nobel de la paz en 1986. En su discurso en la Casa Blanca, aceptando presidir la Comisión creada por Jimmy Carter, es el propio Elie Wiesel quien se encarga de ubicar al Holocausto recién construido en un punto inalcanzable en el horizonte de la humanidad. No sólo en el mal absoluto, en el sufrimiento de los sufrimientos, en lo único; sino también en lo absolutamente irrebatible, en el "numinosum", en un nivel ubicado mucho más allá de la crítica humana.


 La vinculación entre los Estados Unidos e Israel, sustentada en el mito del Holocausto, llega a extremos patológicos en el campo militar (reforzamiento del potencial judío en Oriente Medio). La ayuda militar norteamericana al Estado judío es de unos 5.000 millones de dólares anuales, cifra que le permite a Israel mantener un nivel permanente de superioridad militar en la escala regional. Pero el hecho verdaderamente aberrante es que los EUA permitieron, el 11 de mayo de 1995, que Israel no firmara el Tratado de No proliferación Nuclear (TNP). De tal manera que ese país, con la complicidad explícita de Washington, es la única potencia nuclear "autorizada" en la región, ya que todos los países árabes son signatarios del TNP. 


EL MITO DE LOS SEIS MILLONES YA VENÍA DE ANTES
El 31 de octubre de 1919, el ex-gobernador del Estado de Nueva York; Martin H. Glynn publicó un artículo titulado ¡La Crucifixón de los judíos debe detenerse! (The Crucifixion of Jews Must Stop!) en el periódico The American Hebrew (El Hebreo Americano) donde aparecía ya la cifra de los seis millones de judíos y describió las condiciones de los judíos en Europa, en el período de entreguerras. 
Al otro lado del Atlántico seis millones de hombres y mujeres reclaman nuestra ayuda... seis millones de seres humanos... están muriendo. En el posible Holocausto de la vida, seis millones de famélicos... (etc.).

El 20 de mayo de 1920, el Congreso Judío Americano escribía:
Fondo para víctimas judías de la guerra en Europa Central, donde seis millones enfrentan horrorosas condiciones de hambre, enfermedad y muerte.
Incluso artículos del New York Times anteriores a 1927, ya hablan también de conceptos tales como ''seis millones de judíos'' y ''holocausto''.


Por cierto tan escépticos que son quienes no nos creen, ahora les hago una preguntita (y de paso a los judíos); en 1939 existían aproximadamente unos 15.630.000 judíos en el mundo, tras la Segunda Guerra Mundial este número se mantuvo estable y hasta creció un poco más.. ¿Pero si seis millones fueron gaseados como es posible que el pueblo judío se regenerara tan rápido? Semejante milagro demográfico sorprendió tanto a biólogos como a médicos de niños en todas partes del mundo.

Evaluando el número de judios en el mundo en base a fuentes judías: el Almanaque Mundial, que obtiene su información de la American Jewish Committee y de la Statistical Bureau of the Jewish Synagogue Council of America. ANTES DE LA GUERRA: World Almanac, 1929 (p. 727): 15,630,000 National Council of Churches, USA 1930: 15,600,000 World Almanac, 1936 (p. 748): 15,753,633 World Almanac, 1938 (p. 510): 15,748,091 DURANTE LA GUERRA: American Jewish Congress Council of Synagogues, 1939: 15,600,000 World Almanac, 1940 (p. 129): 15,319,359 World Almanac, 1942 (p. 849): 15,192,089 DESPUES DE LA GUERRA: World Almanac, 1947: (p. 748): 15,688,259 World Almanac, 1948: (p. 849): 15,763,630 Estas son las cifras, de fuentes JUDIAS, antes, durante, e inmediatamente después de la guerra. Las mismas fuentes que en 1947 reportaron 444,271 judios más que en 1940, mientras que la cifra dada por el Council of Synagogues 163,630 más que en 1939.


 Alemania era una de las naciones europeas con mayor cantidad de judíos.

Cuando Hitler llegó al poder en 1933, los judíos eran sólo 500.000 de entre 60 millones de alemanes, estamos hablando de un 2% de la población alemana, bien... ¿Pues como es posible que hayan muerto SEIS MILLONES de judíos durante el Holocausto?

Según el censo llevado a cabo a comienzos de 1939, en la Unión Soviética vivían algo más de 3 millones de judíos. Durante la Segunda Guerra Mundial el país perdió (por lo menos) el 12 % de su población y las bajas judías porcentuales dificilmente podían ser inferiores. El 1° de julio de 1990, el New York Post estipuló, basándose en expertos israelíes, que en ese momento, es decir mucho después del comienzo del éxodo masivo, seguían viviendo más de 5 millones de judíos en la Unión Soviética. Dadas las muy bajas tasas de natalidad y las fuertes tendencias asimilatorias, un crecimiento natural de esa minoria no es posible. Entonces, antes del comienzo de la corriente emigratoria debían de haber existido en ese país, estadísticamente hablando, tres millones de judíos «de más». ¿Es posible explicar este estado de cosas de otra manera que por el hecho de que una gran parte de la población judía de Polonia, como así también muchos judíos de otros países, fueron absorbidos por la Unión Soviética?

Algunas incoherencias respecto a las cifras de judíos muertos durante el Holocausto.

- 9.000.000 de personas, según el documental Nuit et Brouillard (1955), cuyos asesores históricos eran el historiador Henri Michel y la historiadora Olga Wormser.
- 8.000.000 de personas, según la Oficina francesa de investigación de crímenes de guerra y el Servicio francés de información de crímenes de guerra (1945).
- 7.000.000 de personas, según Raphaël Feigelson (1945).
- 6.000.000 de judíos, según Tibère Kremer, autor del prefacio de Miklos Nyiszli (1951).
El Museo de Auschwitz reduce cifra de muertos por 2,5 millones de acuerdo con este monumento, pero su sitio web indica una cifra de 1,1 millones, la reducción de alrededor 4,1 millones.

- 5.000.000 a 5.500.000 personas, según Bernard Czardybon, (¿1945?) según confesiones atribuidas a las SS y según el periódico Le Monde (1978), que añadía: "de las que el 90% eran judíos".
- 4.500.000 según Henryk Mandelbaum (1945).
- 4.000.000 de personas, según un documento soviético al cual el Tribunal de Nuremberg dio el valor de "prueba auténtica". Esta cifra fue inscrita diecinueve veces, con un comentario en otras tantas lenguas diferentes, sobre el monumento de Auschwitz-Birkenau. Fue repetida por un número considerable de personas, entre ellas el historiador polaco Franciszek Piper. Será declarada falsa en 1990 y reemplazada, sobre el monumento, en 1995, por la cifra de 1.500.000 con el acuerdo del mismo Franciszek Piper, para el cual esta cifra es un máximo, mientras que la cifra mínima es de 1.100.000. Según Miriam Novitch (1967), de los 4.000.000 de muertos, 2.700.000 eran judíos. Según el rabino Moshe Weiss (1991), más de 4.000.000 de personas murieron en Auschwitz, de las cuales 3.000.000 eran judíos.
3.500.000 personas, según el abogado de un acusado alemán en el proceso de Nuremberg (1946) y según el Dictionnaire de la langue française publicado por Hachette (1991). Según Claude Lanzmann (1980), hubo 3.500.000 gaseados, de los cuales el 95% eran judíos, así como muchos otros muertos.
3.000.000 de personas hasta el 1 de diciembre de 1943, según una confesión arrancada a Rudolf Höss (1946), ex comandante de Auschwitz.
3.000.000 de judíos gaseados, según David Susskind (1986) y según Heritage, el más importante semanario judío californiano.
2.500.000 de personas, según Rudolf Vrba para el proceso Eichmann (1961).
2.000.000 (?) a 4.000.000 (?), según el historiador Yehuda Bauer (1982).
2.000.000 a 3.000.000 de judíos muertos así como millares de no judíos, según una confesión atribuida a un responsable SS, según Pery Broad.
2.000.000 a 2.500.000 de personas muertas, según una confesión atribuida a un médico de las SS, el Dr. Friedrich Entress (¿1945?).
2.000.000 de personas, según el historiador Léon Poliakov (1951).
2.000.000 de judíos gaseados, según el historiador Georges Wellers (1973) y según la historiadora Lucy Dawidowicz (1975).
1.600.000 de personas, según el historiador Yehuda Bauer (1989), de las cuales 1.352.980 eran judíos; (esta última cifra es de Georges Wellers, 1983).
1.500.000 personas: esta cifra, escogida por Lech Walesa, reemplazó, en 1995, sobre el monumento de Birkenau, aquella de 4.000.000 que había sido retirada en 1990.
1.471.595 personas, de las cuales 1.352.980 judíos, según el historiador Georges Wellers (1983).
1.250.000 personas aproximadamente, de las cuales 1.000.000 de judíos asesinados y más de 250.000 no judíos muertos, según el historiador Raul Hillberg (1985).
1.100.000 a 1.500.000 de personas, según los historiadores Yisrael Gutman, Michael Berenbaum et Franciszek Piper (1994).
1.000.000 de personas, según Jean-Claude Pressac (1989) y según el Dictionnaire des noms propres publicado por Hachette (1992). 800.000 a 900.000 personas, según el historiador Gerald Reitlinger (1953). 775.000 a 800.000 personas, según Jean-Claude Pressac (1993), de los cuales 630.000
fueron judíos gaseados . 630.000 a 710.000 personas, según Jean-Claude Pressac (1994), de los cuales de 470.000 a 550.000 fueron judíos gaseados.
Esta última estimación (de 630.000 a 710.000 personas) es la más baja que hayan facilitado nunca aquellos que creen en el exterminio físico de los judíos. Se dice a veces que en 1946/1947 las autoridades judiciales polacas admitieron la cifra de 300.000 muertos. Es un error. Estas autoridades estimaron un total de muertos de 300.000 personas registradas a su llegada al campo, pero a esta cifra le añadieron la de 3.000.000 a 4.000.000 de personas no registradas.

Durante más de cuarenta años, las autoridades soviéticas, polacas y de la República Federal de Alemania se mostraron muy discretas sobre la existencia de registros mortuorios (Sterbebücher) que habían sido llevados durante la guerra por las autoridades del campo de Auschwitz. Bajo la presión de los revisionistas (Robert Faurisson y Ernst Zündel), particularmente en los dos procesos Zündel (Toronto, 1985 y 1988), estas autoridades acabaron por hacer revelaciones sobre estos registros a partir de 1989. Afirman no haber encontrado registros más que para el período del 29 de julio de 1941 al 31 de diciembre de 1943, no sin algunas lagunas. Como el campo fue abierto el 20 de mayo de 1940 y los alemanes lo evacuaron hacia el 18 de enero de 1945, este período representa un poco más de la mitad de la duración de la existencia del campo bajo su autoridad. Los registros encontrados ascienden, parece, al número de 51 y recogerían 68.864 fallecimientos (y no 74.000, como se ha dicho por ciertos periodistas).
Los partidarios de la versión oficial del "Holocausto" han experimentado cierto malestar ante la necesidad, impuesta por los revisionistas, de revisar a la baja, en parecidas proporciones, el número de muertos de Auschwitz. ¿Cómo explicar que, en el proceso de Nuremberg (1945-1946), tal impostura haya sido considerada de entrada como provista de valor de "prueba auténtica" gracias al artículo 21 del estatuto de este tribunal? ¿Cómo explicar que, durante decenas de años, se haya dejado esta cifra falaz de 4.000.000, repetida diecinueve veces en diecinueve lenguas, sobre el monumento de Auschwitz-Birkenau? ¿Cómo explicar que, durante incalculables ceremonias oficiales, se haya pedido a tantos grandes de este mundo, incluso al Papa Juan Pablo II, que vinieran a inclinarse ante tal invención de charlatanes? ¿Cómo explicar que en 1990 Francia se haya dotado de un artículo de ley antirrevisionista que prohibe discutir los "crímenes contra la humanidad" tales como los descritos y evaluados por el tribunal de Nuremberg? Y después, ¿cómo preservar de toda revisión la cifra de 5.100.000 (R.Hillberg) a 6.000.000 de judíos muertos durante toda la guerra, si es preciso revisar en tal proporción la cifra de muertos de Auschwitz? Hoy, los judíos explican que los polacos, y ellos solos, habrían inventado la mentira de los 4.000.000 de Auschwitz. ¡Animados a la vez por el antisemitismo y por el orgullo nacionalista, los polacos habrían añadido a los cerca de 1.500.000 muertos judíos alrededor de 2.500.000 muertos polacos u otros!.
Esta explicación no es más que un artificio. La verdad es que, desde el fin de la guerra, no sólo los judíos comunistas, sino también las autoridades judiciales de Polonia habían repetido que la mayoría de los muertos de Auschwitz era judía. En Cracovia, en 1946-1947, a propósito del caso de Rudolf Höss, tanto el juez de instrucción como la acusación habían concluido que, además de algunos centenares de miles de muertos "registrados", hubo en Auschwitz sea 4.000.000, sea al menos 2.500.000 muertos, "la mayoría de ellos judíos". Durante el invierno 1963-1964, fue construido un monumento específico en memoria de los "millones de judíos, mártires y combatientes" exterminados en este campo; la inscripción estaba en polaco, en yiddish y en hebreo.
Añadamos por fin que, para los historiadores del "Holocausto", la mayor parte de los judíos de Auschwitz habrían sido asesinados por medio de un insecticida: el Zyklon B.
Para Arthur R.Butz y para otros revisionistas, el número total de muertos en Auschwitz debió de elevarse a alrededor de 150.000, de los cuales alrededor de 100.000 eran judíos . Para ellos, la mayor parte de los judíos no fueron asesinados, sino que murieron, sobre todo a causa de las epidemias de tifus. Los revisionistas advierten que, si los alemanes hubiesen dispuesto de mayores cantidades del insecticida ZyklonB, precisamente para combatir estas epidemias, habrían muerto menos personas en Auschwitz, no solamente entre los judíos, los polacos, los rusos y otros detenidos, sino también entre los médicos, los funcionarios y los guardianes alemanes.

Como lo explica el profesor Arthur R. Butz posteriormente se utilizaron dudosos métodos, para alcanzar las exageradas cifras oficiales de "exterminados".
''Es sabido que, poco después del cese de hostilidades de la Segunda Guerra Mundial, todo judío que no pudo ser inmediatamente localizado, o que no se registró ante las autoridades aliadas, fue automáticamente considerado muerto por exterminio. Debido a este procedimiento absolutamente arbitrario, se llegaron a producir casos bastante ridículos. Uno de ellos es el de Simone Veil, quien fuera Ministra de Salud Pública del gobierno francés de postguerra y hasta llegó a ser presidenta del Parlamento Europeo. Se puede ver su nombre en la página 519 de la "Memoria de la Deportación de los Judíos de Francia", en dónde esta buena señora figura como persona ejecutada en la cámara de gas. Su resurrección sigue siendo un misterio.''

CONCLUSIÓN

Al terminar uno de leer estas líneas, no puede sentir más que una enorme verguenza por haber creído semejante patraña inducida por el constante bombardeo propagandístico solapado por Medios de Comunicación. 

Por lo tanto, la verdad es una ''teoría de conspiración'' para la fundación del estado de Israel que fue una victoria para el Sionismo.


Y estoy seguro que no solo afecta a los gentiles, sino también a muchos judíos que han sido adoctrinados igual que nosotros con estas mentiras.

No olvides de seguir nuestra página de fb; Descubre LO Imposible IV, y nuestro canal de YouTube: https://www.youtube.com/user/diplodocus1tv.

FUENTES

''El Holocausto bajo la Lupa'' de Jürgen Graf 


''La Falsificación de la Realidad'' de Norberto Ceresole


Qué nos ocultan


Cuestionando el Holocausto® - ¿Por qué lo creímos?, Sub Esp. (Parte 1 de 2)


Pruebas contra el Holocausto de David Irving


¿Por qué está prohibido negar el Holocausto en 30 países con duras penas de cárcel?


Respecto a la falsificación de imágenes
http://lovkap.blogspot.com/2014/09/holocaust-fake-pics-1.html
http://lovkap.blogspot.com.ar/2014/09/holocaust-fake-pics-2.html
http://nodisinfo.com/displaced-heads-arch-phonies-holocaust-hoax/
http://nodisinfo.com/the-recycled-heads-and-other-inane-fakes-of-the-arch-zionist-holocaust-hoax/

7 comentarios:

  1. El mismo Hitler dijo "Hoy quiero volver a convertirme en profeta: si la banca judía internacional de Europa y de fuera de ella tiene éxito una vez más en su intención de llevar a las naciones a otra guerra mundial, la consecuencia no será la bolchevización de la Tierra y así, la victoria de los judíos, sino la aniquilación de la raza judía en Europa." ¿No es eso una prueba contundente de que planeaba el exterminio de los judíos? Sigan creyendo en mentiras, neonazis de mierda, igual sólo personas ignorantes que nunca en su vida han leído un libro de historia podrían creer que el holocausto no sucedió.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿O sea que una frase que pudo haber sido sacada de contexto es la prueba de un exterminio (que ya ha sido desmontado con este post)? ¿Si Hitler planeaba el exterminio de los judíos por qué les paró la mano a los que mataban indiscriminadamente judíos en Europa del Este?

      Eliminar
    2. Como no hubo gaseamiento masivo se concluye que Hitler mintió. ''Anti-fascista'' ... ese nick es indicador de un troll con mucho tiempo libre. Salu2!

      Eliminar
  2. Amigo, rogamos porque abjuren de su secta antes que sea demasiado tarde para uds. Todavia no se puede descartar esa profecia, tampoco que ocurra despues que empiecen la tercera, porque sera consecuencia de la segunda.

    ResponderEliminar
  3. Sugiero quitar el tema de ''las cabezas recicladas''. Yo edito fotografías e imágenes en general y puedo asegurar que no se nota tal reciclado de cabezas. Mantener esa parte de este posteo implica quitarle credibilidad al resto, que por cierto está muy bueno.
    https://1.bp.blogspot.com/-7XWD2fJ6Mgs/WBS9V9_QQgI/AAAAAAAASI8/gseqmBUNWOggjQg6knDdbZZh28MwRQPDgCLcB/s1600/auschwitzhoaxerrecycledheads.png

    ResponderEliminar
  4. Buenas a todos, me gustaría compartir con vosotros esta documentación: https://archive.org/details/POSTS_20170208

    En esta podéis encontrar muchos temas (casos aislados, control de armas, ideología de género, el genocidio boer (blanco) en Sudáfrica, la guerra de Siria, la islamización de Europa, Wikileaks, Sorosleaks, DESMONTANTO la versión OFICIAL del HOLOCAUSTO con más de 200 REFERENCIAS a los "6 millones de judíos" PREVIAS a 1945.

    Aquí podéis ver una versión DESACTUALIZADA del pdf sobre el holocausto que podéis ver online sin necesidad de descargar nada (para que os hagáis una idea de que encontraréis en la documentación:

    https://archive.org/details/DesmontandoLaVersionOficialHolocausto

    Encontraréis la documentación sobre el holohoax en la subcarpeta llamada: DesmontandoLaVersionOficialHolocausto

    La documentación está en español y la mayoría de referencias a los "6 trillones" están disponibles actualmente.

    Os dejo mi canal de telegram mediante el cual podéis seguir las actualizaciones: https://telegram.me/joinchat/EMykzz7mlSO8tvamtUgkJA

    Actualmente tiene 907 miembros.

    ResponderEliminar
  5. que tal compañeros alguno tiene información con respecto a los tatuajes numericos de los campos de concentración?

    ResponderEliminar