jueves, 2 de febrero de 2017

Napoleón y los judíos




Según el historiador negro Ribbe Caudé, Adolf Hitler tenía una gran admiración por el ejército francés y que este enfoque podría haber inspirado algunas de las acciones del Führer. Al parecer, en algunos documentos oficiales, Napoleón Bonaparte tenía inclinaciones pro-blancas  y desprecio a los judíos.   En las cartas a su hermano, Jerónimo, trata de compararlos con un montón de errores que ha obstaculizado el gobierno francés.


“Los blancos han sido entregados a la ferocidad de los negros”, afirmó Napoleón en una ocasión. “Si hubiera estado en Martinica, yo habría estado a favor de los ingleses... Estoy a favor de los blancos, porque soy blanco. No tengo ninguna otra razón, porque ésa es una buena razón”.




Aparte de sus proezas militares, a Napoleón también se le conoce por el establecimiento del Código Napoleónico y es considerado por algunos un "monarca iluminado" debido a su extraordinario talento y capacidad de trabajo. Otros, sin embargo, lo consideran un dictador tiránico cuyas guerras causaron la muerte de millones de personas, y uno de los personajes más megalómanos y nefastos de todos los tiempos. Hay incluso quienes consideran que Napoleón fue un masón, (generalmente sus rivales y enemigos políticos le atribuían el acercamiento con las sociedades secretas) aunque se sabe que combatió y prohibió la masonería en los territorios ocupados y en la misma Francia.



"[Los masones] son un montón de imbéciles que se juntan para darse grandes banquetes y ejecutar algunas locuras ridículas” (Bonaparte, Napoleón. Recuperado en “A voice from St. Helena, 1822”)



Napoleón Bonaparte comprendió el peligro judío-masónico y prohibió toda actividad a la secta en todos los países ocupados por él durante el imperio. Por eso la judío-masonería inglesa concentró todos sus esfuerzos en derribarlo, hecho conseguido al fin con la ayuda de los emperadores y reyes cristianos de Europa.

En 1804 o sea el año de la declaración del imperio por Napoleón, la judío-masonería francesa había intentado entrometerse en la política francesa. Ese año la judeomasonería de Francia fue reorganizada, creándose en París un Consejo Superior masónico de los 33 grados de la secta; pero Napoleón paralizó su actividad. 



Napoleón, el Sanedrín y "Los judíos y sus mentiras". Uno de los Grandes Mentirosos de la Historia Mundial, conoce a Ben Weider.


Ben Weider dirige la International Napoleonic Society y la Sociedad Napoleónica de Georgia. 

El Dr. Kevin Macdonald ha mencionado la inclinación de los judíos por escribir historias falsas. Este es un buen ejemplo.

Las citas de Napoleón hablando bien sobre los judíos, no son auténticas. Fueron hechas por otros judíos y no se daninguna otra referencia.

Napoleón no ''pidió'' la reunión del Gran Sanedrín para darles libertad como los judíos le dicen. Los judíos fueron dados su libertad en 1791 por la Asamblea Francesa. Napoleón emitió un Decreto Imperial (1806) convocando a los judíos para que pudieran ser reformados. Además firmó un decreto restrictivo que limitaba las libertades acordadas a los judíos, en 1808.

Chateaubriand declara: ''... medidas impuestas que, de efecto en efecto, harán caer las finanzas del mundo en los quioscos de los judíos, y acarrearán por doquier''.

Algunas citas anti-judías de Napoleón Bonaparte.

Se cuenta que en una reunión del Consejo de Estado, Napoleón dijo: ''Nadie se queja de los católicos ni de los protestantes como se queja delos judíos, lo que prueba que no se trata de una cuestión de religión, sino de raza. El mal que hacen los judíos no proviene de los individuos, sino de la propia idiosincracia de ese pueblo extraño. Son unas sabandijas, unos parásitos que quieren  arruinar a mi Francia.'' - E. Drumont: ''La France Juive'', pág 259.

''Nada más despreciable se podría hacer que la acogida de los judíos para usted. Me decidí a mejorar los judíos. Pero yo no los quiero en mi reino. Todo lo hecho, lo he hecho para demostrar desprecio a mi de la nación más vil del mundo.'' 

(Carta a su hermano Jerónimo, rey de Westfalia, 06 de marzo de 1808)

"Los Judios practican la usura desde la época de Moisés, y otros pueblos oprimidos. Sin embargo, los cristianos rara vez eran usureros, cayendo en desgracia cuando lo hicieron. Deberíamos desterrar a los Judios, desde el comercio ... Los males de Judios no procedan de individuos, sino de la naturaleza fundamental de la gente."

(De Reflexiones de Napoleón, y los discursos ante el Consejo de Estado el 30 de abril y 07 de mayo 1806)


¿Pero Napoleón no fue financiado por los Rothschild?

Los mismos conspiranoicos que inventan estas mentiras, son los mismos que dicen que Hitler ''era agente del MI6''. Y no, no lo era. Por algo el MI6 tuvo que sobornar a Franco en España, para que no entrara a favor del Eje.


"Los grandes banqueros se alarmaron con los éxitos de la política financiera de la Alemania de Hitler, de la misma manera que varias generaciones atrás sus familias se asustaron de los éxitos de la natural economía de Lincoln y de Napoleón. Lo que hubiera sido un laudable progreso para Alemania y otros paises tomando ejemplo de ella fue, en realidad, la principal causa de la Segunda Guerra Mundial. La lucha entre políticas monetarias rivales era inevitable.''

- Carnelius Carl Veith, Citadel of Chaos.

Demás está decir todas las coincidencias numerológicas entre el Führer y el Emperador.

A gran parte de la info. la he extraído de Metapedia y de la investigación de un individuo del siguiente foro: https://www.stormfront.org/forum/t153852/

1 comentario: