jueves, 13 de octubre de 2016

La verdad de la Conspiración Jesuita; orígenes judíos de la Orden, su papel en la creación del Marxismo, etc.



INTRODUCCIÓN



La Compañía de Jesús (Societas Jesu o Societas Iesu, S.J. o S.I.), comúnmente conocidos como Jesuitas, es una orden religiosa de la Iglesia católica fundada en 1540 por San Ignacio de Loyola.



Para sus críticos y diversos teóricos que denuncian la implementación del Nuevo Orden Mundial como Greg Szymanski, Jack Chick y otros, los Jesuitas son una sociedad secreta oscura que domina el Vaticano. Su Supremo General es el verdadero "Papa Negro" o verdadero poder detrás del Trono de San Pedro. Se cree así que los jesuitas están detrás de la fundación de la Orden Illuminati y sus distintas ramificaciones y que han estado detrás de la infiltración dentro de la Masonería.



Logo de la Orden Jesuita, muchos creen que esto es una prueba innegable de la conexión Jesuita-Masonería,
ya que los masones extraen gran parte de la simbología del Antiguo Egipto (como habría hecho antes el Rey David).
Los nexos de la Orden Jesuita con el comunismo también son claros, muchos de los principales pioneros de la Teología de la liberación han sido jesuitas.

John Adams, segundo presidente de los EE.UU. diría más tarde:

No me agrada la reaparición de los jesuitas. Si ha habido una corporación humana que merezca la condenación en la tierra y en el infierno es esta sociedad de Loyola. Sin embargo, nuestro sistema de tolerancia religiosa nos obliga a ofrecerles asilo.

Debido a sus actividades conspiratorias y su frecuente relación con movimientos revolucionarios, socialistas y masónicos, los Jesuitas han sido expulsados de diversos países en numerosas ocasiones.

ORÍGENES JUDÍOS DE LOS JESUITAS

Ignatius Loyola (Iñigo López de Regalde), quién era de sangre judía, nació en 1490 en la provincia vasca de Guipúzcoa. En el momento de su nacimiento, la familia era muy rica. En su juventud se convirtió en miembro del Alumbrado (el Ilustrado) una secta considerada herética, fundada por marranos españoles que luego pasarían a ser los tan famosos Illuminati (fundados por el jesuita y judío Adam Weishaupt en 1776). Como una tapadera para sus actividades de cifrado judío, se puso muy activo como católico romano.

En 1534, él fundó su propia orden - los Jesuitas - tomando un préstamo para ese propósito. El Papa reconoció la Orden Jesuíta el 5 de abril de 1540.

A la muerte de Loyola en 1556 había más de 1000 miembros en la Orden Jesuita, ubicada en un gran número de naciones.

Diego Lainez que sucedió a Loyola como el segundo General de los Jesuitas, fue también de ascendencia judía. Los Judíos fueron atraídos a la Orden de los Jesuitas y se unieron en gran número. Lacunza no fue la excepción.


Benjamín Disraeli, autor y Primer Ministro de Gran Bretaña en 1868, y 1874-76, siendo él mismo judío, escribió en su libro "Coningsby" (Londres, 1844) que los primeros Jesuitas eran judíos. En esta nueva orden, todos los miembros estaban bajo la supervisión de Loyola.







Fueron los Reyes Católicos (que habían expulsado a los judíos de la Península pero no se percataron que ya los había conversos como Loyola) quienes dieron la luz verde para que los Jesuitas se extendieran al Nuevo Mundo.




Varios elementos eclesiásticos resuenan en la historia de Hispanoamérica: frailes dominicos, sacerdotes sevillanos y vascos, pero quienes más hicieron eco fueron los misioneros jesuitas...





Las órdenes religiosas constituían verdaderas multinacionales, a medio camino entre los servicios de Inteligencia, las ONGs, los círculos de estudios académicos, la banca y la gran empresa. El hecho de que existiesen varias ayudaba a diversificar los naipes en la baraja de la Iglesia y favorecía que compitiesen entre ellas para ser las favoritas de la Santa Sede y así obtener el favor papal y más poder. De los jesuitas, dirá Napoleón que se trata de una organización militar y no religiosa.



Primera fila: franciscanos (también capuchinos), mercedarios, dominicos, jesuitas (Compañía de Jesús).

Segunda fila: agustinos, San Juan de Dios, carmelitas.



Antes incluso que surgieran los primeros ideólogos, las doctrinas comunistas ya se habían experimentado en la realidad, en las Misiones Jesuitas Guaraníes, en la zona transfronteriza de las actuales Argentina, Paraguay y Brasil, también conocidas como Reducciones Jesuíticas.

En 1549, solo nueve años después de fundar la Orden, los jesuitas llegaron a Sudamérica en lo que lo que hoy es Paraguay. En 1604, Roma constituyó esta región como una "provincia" aparte, independiente, para los jesuitas.

Su extensa área comprendía Argentina, Chile, Bolivia, partes de Brasil y Paraguay y su capital era la ciudad argentina de Córdoba, famosa hoy por la Manzana Jesuítica, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Se llegaron a contar hasta 30 reducciones, de las cuales hoy casi todas son sólo ruinas.


Eran poblaciones geométricas, construidas alrededor de una gran plaza central al estilo de las grandes plazas del área comunista (Plaza Roja, Tian An Men, Pyongyang, etc). Allí estaba la iglesia y la residencia de los padres y como no, la escuela, siendo jesuitas no podía ser de otra manera.



El dibujo muestra como eran las reducciones colectivistas jesuitas que fueron lo mas parecido a los campos colectivistas de China en la época de Mao, o incluso tenían mucha semejanza con los campos de la muerte de la Camboya de Pol Pot.







El Sistema y la doctrina del Comunismo Socialismo, es reconocido por gran mayoría de historiadores, aun por los mismos soviéticos, fue por primera vez implementado, experimentado y practicado en las Misiones Jesuitas Guaraníes del Paraguay del Virreinato del Río de la Plata en Sudamérica. 

El historiador y cristiano R. W. Thompson documenta en su libro "Huellas de los Jesuitas", página 174:

"Los inocentes indios fueron seducidos fácilmente por actos de bondad, y el resultado fue que, en el transcurso de un breve período, se logró establecer una serie de lo que fueron llamadas “Reducciones” - o, más propiamente hablando: “Villas”, - con una multitud de indios congregada a su alrededor, toda una congregación, al final, varios cientos de miles. Estos constituyeron el Estado jesuita, y eran todos, por la simple ceremonia del bautismo, traidos bajo el dominio de los jesuitas".

". . . Cada “Reducción” era gobernada por un padre jesuita, con el apoyo de un vicario y un cura como asistentes, de los cuales cuyo principal deber era el espionaje."

"En cada “Reducción” a los nativos se les permitió escoger un magistrado secular, con poderes limitados y sin importancia sobre tales asuntos temporales como podría ser confiada a ellos sin menoscabar la función teocrática del Gobierno. Fue en todo lo referente a la gestión de los asuntos públicos, una monarquía absoluta, con todo su poder centrado en el General en Roma, cuya autoridad era aceptada como igual a la de Dios, y a cuya obediencia se exigía a todos ".

"Aparte de esta autoridad de gobierno. . . la igualdad universal prevaleció. Los principios del socialismo o el comunismo - muy parecidos a como ahora se entienden [1894] - regian todas las Reducciones. . . Todo se llevaba a cabo en obediencia a ellos, y nada en contra de sus órdenes era tolerado. Rígidas normas de conducta y horas de trabajo fueron prescritos, y los violadores de estas leyes fueron sometidos a castigos corporales. Lugares de culto, escuelas y residencias palaciegas de la Padres jesuitas, fueron construidas por el trabajo común y en el expensas de las arcas comunes. El sufragio era universal, pero la sanción de los jesuitas era necesaria para la validez de la elección."

La mismísima Enciclopedia Católica New Advent, dice sobre éstas Misiones Jesuitas:

El Sistema Económico de las Reducciones

“La base económica era una especie de comunismo, y era esencialmente teocrático. "Los Jesuitas", escribe Gelpi y Ferro, "realizaron en su república cristiana [Nota del Traductor: “Católica”, nunca cristiana] todo lo que es bueno y nada de lo que es malo en los planes de los socialistas y los comunistas modernos".

La tierra y todo lo que estaba sobre ella era la propiedad de la comunidad. La tierra fue repartida entre los caciques, que se asignaban a las familias en virtud de ellos. Los instrumentos agrícolas y los proyectos de ganado eran prestados de forma común. No se le permitía vender su parcela de tierra o de su casa, llamada abamba, es decir, "posesión." Los esfuerzos individuales de los indígenas, debido a su indolencia, pronto demostró ser insuficiente, con lo cual las parcelas separadas se dejaron de lado por los campos comunes, llamados Tupamba, "propiedad de Dios", es decir, que eran cultivados por la mano de obra común, bajo la dirección de los Padres.”

En el libro “En la tierra Jesuita, las Misiones Jesuitas del Paraguay”, 1912, el historiador W. H. KOEBEL, en el capitulo XVII, titulado “La Constitución de las Reducciones”, dice:

"Lo que podría llamarse la Constitución de la República jesuita debe ser de especial interés para recordar en el momento actual, cuando el ambiente está tan cargado de socialismo experimental. Hay muchas definiciones de socialismo puro, y las ideas no varían ni un poco incluso en relación con el comunismo. Pero desde un punto de vista popular el gobierno jesuita fue probablemente el más importante de las instituciones socialistas de la clase que el mundo haya conocido jamás."

"El trabajo en el campo comenzaba en la madrugada, y se continuaba durante casi todo el día, con una pausa para el descanso que se prolongaba desde el mediodía hasta las dos. El trabajo era obligatorio en las colonias de los jesuitas, y esta regla se aplicaba rigurosamente entre los de buena salud. La falta de trabajo, de hecho, era seguida por el inevitable castigo del culpable."

"Como ya se ha explicado, los misioneros ejercían una supervisión estricta sobre la moral de sus adeptos. En tales casos se ejercía una autoridad que era superpaternal. Por sus leyes los indios varones eran obligados a casarse a la edad de diecisiete años, y las hembras a la de quince años. A aquellas edades los miembros de ambos sexos eran llevados ante los Padres, y los que no había elegido sus compañeros eran proporcionados por los misioneros con este complemento necesario en aquel mismo lugar. Desde un punto romántico y sentimental de ver el resultado de estas matrimonios al azar, debe haber sido lamentable."

"Los jueces de los crímenes eran los jesuitas, y se ha alegado en su contra por parte de algunos de sus críticos que sus métodos de censura eran excesivamente drásticos. Se dice, por ejemplo, que tanto hombres como mujeres eran azotados hasta que la sangre corría en arroyos por la espalda desnuda. Los jesuitas, por su parte, afirman que estos castigos no eran tan severos como era necesario."

"El castigo físico, sin embargo, no era la única forma de castigo aplicado en las Reducciones. El régimen de aislamiento fue aplicado con frecuencia, así como las penitencias y privaciones de todo tipo.''


La organización social era la de una monarquía absoluta, una teocracia, donde los misioneros actuaban de sacerdotes y de jueces que solían dictar sangrientos castigos corporales y de reclusión, aislamiento y todo tipo de privaciones.

La propiedad era comunal, aunque las familias podían tener un trozo de tierra que no podían vender, “El trabajo en el campo comenzaba de madrugada, y continuaba durante casi todo el día, con una pausa para el descanso al mediodía. El trabajo era obligatorio en las colonias de los jesuitas, y faltar a este deber era castigado con firmeza.

Entre los guaraníes imperaba el principio de IGUALDAD UNIVERSAL, como ocurriría luego en el comunismo judío. Una sociedad con una sola clase gobernante y el resto una suma homogénea de súbditos igualados en su sumisión y su indefensión. 

En cada reducción funcionaba una autoridad principal, conocido entre los guaraníes como Parokaitara, "el que dispone lo que se debe hacer". Era elegido por los nativos, generalmente entre los caciques, pero con la imprescindible sanción de los padres.

Los jesuitas ejercían una autoridad social y moral férrea, e incluso intervenían en la vida íntima de los nativos. Los varones eran obligados a casarse a la edad de diecisiete años, y las hembras a la de quince años. A esa edad, si aún no habían elegido compañero, eran los misioneros que elegían por ellos.

Todo ello, a pesar de la aparente prosperidad, provocó deserciones y algunas rebeliones.

Con el tiempo, los recelos por su prosperidad, el temor a que la independencia de que gozaban no fuera a más, y los violentos conflictos con el resto de colonos, provocaron que Carlos III de Borbón en 1767, expulsara a los jesuitas de América y poco a poco las reducciones fueron decayendo y abandonándose.

Fue el principio de una larga enemistad entre la casa de Borbón y los jesuitas, que como hemos visto ha desembocado en que el actual rey Juan Carlos se viera forzado a aparentar un falso golpe de estado, un autogolpe- para desactivar la amenaza jesuita de un golpe verdadero, que congelara y confiscara la fortuna que posee en Suiza (mas de 6.000 millones €) en manos de bancos controlados por la Compañía.



Carlos III.



Desde principios del año 1600 hasta mediados del 1700, la Compañía de Jesús (Jesuitas) experimentó y construyó una "utopía" comunista en América del Sur. Una forma de sistema social comunal esclavizando nativos inocentes, los "indios guaraníes". Estos fueron llamados "Reducciones", siendo la más famosa la REDUCCIÓN JESUITA DE PARAGUAY. Paraguay es una de las numerosas regiones de América del Sur que fueron colonias de España y Portugal. El ministro portugués de El Rey, Marquis de Pombal, protestó ante el Vaticano diciendo que los jesuitas habían establecido su propio dominio dentro de los territorios reclamados por Portugal y España. Portugal y España descubrieron actividades mineras de los jesuitas en América del Sur, con la mano de obra de los indios guaraníes. La Reducción Jesuita en el Paraguay es la primera imagen del comunismo.

El judío Karl Marx, (el padre del comunismo tradicional) fue entrenado en los principios del comunismo por los jesuitas en el Museo Británico, por cerca de 30 años.




Vladimir Lenin, fue entrenado por los Jesuitas en Ginebra (Suiza) acerca de los principios del comunismo.





Joseph Stalin, fue educado y entrenado por los Jesuitas en el seminario ortodoxo de Tiflis, Georgia, Rusia. Los jesuitas enseñaron los principios del comunismo a Stalin y al Cardenal Agagianian (Gregorio Pedro XV Agagianian fue Patriarca emérito de Cilicia de los Armenios y cardenal de la Iglesia Romana.)






Mao Tse Tung, fue entrenado por los Jesuitas alrededor de los principios del comunismo. En China, Mao Tse Tung fue ayudado y puesto en el poder por un conocido antropólogo jesuita, el padre Tielhard de Chardin.




También fueron jesuitas quienes pusieron a Hugo Chávez y Rafael Correa en el poder.



Daniel Ortega, fue el jefe de los rebeldes sandinistas en Nicaragua y responsable del asesinato del presidente Anastasio Somoza. Fue el padre jesuita Fernando Cardenal quien formuló la Teología de la Liberación y la inyectó en los rebeldes sandinistas. Tanto Daniel Ortega como Fernando Cardenal fueron ayudados por Fidel Castro.



Esta nueva ideología se esparció por América del Sur y llegó a Sri Lanka, India y Filipinas. La Teología de la Liberación es catolicismo mezclado con marxismo y fue adoptada por los Padres Conrado Balweg y Luis Jalandoni.








El nacimiento de la Teología de la Liberación, viene marcado por diversos acontecimientos. Quizá uno de los más destacables es lo que se conoce como la "Misión de Francia" de la década de los años cincuentas. Su máximo responsable fue el cardenal Emmanuel Suhard de París. A fin de reclutar creyentes predicando el marxismo, este movimiento envió sacerdotes a trabajar como obreros en la industria y en los muelles. Sin embargo, los "curas obreros" fueron acusados de ser agitadores comunistas y denunciados por actividades subversivas en Roma. En 1954 Pío XII pidió a todos los sacerdotes obreros que regresaran a su trabajo pastoral anterior en las diócesis o se incorporaran a sus comunidades religiosas.



El Concilio Vaticano II celebrado entre 1962 y 1965, fue el acontecimiento más determinante para el surgimiento de la Teología de la Liberación. Gracias a esta reunión, la Iglesia apuesta por una renovación de las formas y del mensaje social. Los sacerdotes abandonan el ritual para acercarse al pueblo. Se entiende que los feligreses forman parte activa del desarrollo de la Iglesia y se les hace partícipes de la labor evangelizadora.



En Latinoamérica, los obispos se reúnen en la Conferencia de Medellín de 1968 supone el manual de uso de los principios del Concilio Vaticano II, allí los obispos latinoamericanos definen las líneas de actuación de esta nueva corriente y una de sus herramientas será la Teología de la Liberación.


Pintura que representa a la Teología de la liberación.




La historia nos confirma que el sefardita Fidel Castro es un jesuita encubierto. La historia oculta sobre él es conocida por pocos. La fidelidad de este hombre es servir a la voluntad del General de los Jesuitas (Compañía de Jesús) con sede en el Vaticano (propiedad Rothschild).



Permitamos que la historia del mundo exponga su verdadera identidad y que la historia de Cuba hable por sí misma:


Este es el sitio web siguiente de Cuba: http://www.cubaheritage.com



La página web es la biografía oficial cubana de Fidel Castro:



1) Fidel Castro es un graduado de varias instituciones de la Compañía, y tiene buenas relaciones con el Papa.


2) Él era un miembro de la Iglesia Católica Romana (Partido Demócrata Cristiano) antes de iniciar su revolución marxista-leninista.

3) Alberto Rivera, el ex sacerdote jesuita que se convirtió en un predicador protestante, dijo que Castro es un cuarto grado, jesuita profeso. La evidencia circunstancial corrobora esta afirmación. (Un jesuita profeso es un jesuita del cuarto voto)



Para exportar la Revolución Cubana al resto de Iberoamérica, Fidel Castro fundó el Foro de Sao Paulo luego del final de la URSS.


El Foro de Sao Paulo es la fuerza que está detrás de partidos políticos y agrupaciones terroristas de izquierda de América ''Latina''. Este foro es la expresión misma del Socialismo del Siglo XXI que se basa en la Teología de Liberación Jesuita, en resumen es el Neomarxismo que los Jesuitas quieren para nosotros.


El multimillonario judío y sionista George Soros quien se declaró un admirador de Castro, financió las campañas de Evo Morales y Lula da Silva en Brasil.





Ya sabiendo esto podemos desenmascarar al actual Papa Jesuita que trabaja para el Nuevo Orden Mundial.




El Papa Francisco aprovechando el poderío y las fianzas del Vaticano esta financiando y asesorando a numerosos políticos comunistas en todo el mundo, como por ejemplo al nefasto Pablo Iglesias que es el líder del partido español del PODEMOS, y muchos mas que astan dispersos en todo el mundo. Su apología por el comunismo se fue tan lejos, que directamente opto por dar todo su apoyo al Socialismo del Siglo XXI en su continente natal.


Bergoglio con Cristina Kirchner, Evo Morales y Dilma Roussef.







Bergoglio con Milagro Sala, guerrillera indigenista que recibía armamento de Bolivia.



Pero ya que estamos hablando de la indigenista Milagro Sala de paso diremos algo que les molestará a aquellos que tienen la idea de que Túpac Amaru es anti-yanqui, antisionista o cosas por el estilo.




La organización izquierdista Tupac Amaru falsificaba dólares y tenía como base a la Provincia de Córdoba, banda que fue desarticulada.



Para que se den una idea de la chairada que es ''Tupac Amaru''.



A este respecto, uno de los vínculos más llamativos se centraliza en el cabecilla cordobés “Sergio Leonardo Costigliolo. – Costigliolo no sólo es el referente de Córdoba de la Organización “Tupac Amaru” . sino que además fue de un alto cargo en la “MASONERIA ARGENTINA” . En este sentido, parece que contaba con el respaldo de quien fue el anterior GRAN MAESTRE, Ángel Jorge Clavero, un respaldo que según parece es amplio e incondicional y que engloba la anuencia para que Costigliolo ingresara “compinches” en la logia cordobesa aún a espaldas de las actuales autoridades de la Masonería Argentina.

Los fuertes vínculos que tiene Costigliolo con la organización Tupac Amaru y con el anterior Gran Maestre de la Masonería, Ángel Clavero, son talvez una diminuta punta del iceberg que escondería en realidad una trama oscurísima al más alto nivel nacional.

Leonardo Costigliolo.
Ángel Jorge Clavero.














A pesar de todo esto, la activista de los DD.HH. Mariela Belski (✡) de la ONG criptosionista y masónica Amnistía Internacional pidió que liberen a Milagro Sala.



El "crucifijo comunista" es en realidad una réplica de una talla que el sacerdote jesuita Luis Espinal Camps (''Mártir de la Democracia y los derechos humanos'') realizó en la década de los 70 para expresar la unión del mundo cristiano con las ideas marxistas.



Extraído de Imperium de Yockey:

''En su Última obra, “Historia del Pueblo de Israel”, Ernst Renan escribió que “el Socialismo nos llevará, con la complicidad del Catolicismo, a una nueva Edad Media”. Y hay, ciertamente, ciertos horribles rumores en el aire referentes a la tradicional hostilidad de la Iglesia hacia el Comunismo. El 7 de marzo de 1963 pudo verse al Papa estrechando la mano de Alexei Adzheubi, un representante oficial del Bolchevismo que, hasta el momento, ha asesinado como mínimo cincuenta millones de patriotas en Rusia, China y muchos otros países. ¿Qué deben pensar millones de personas -católicos y no católicos- acostumbrados a mirar hacia Roma como un baluarte contra esa inmunda y degenerada conspiración? (Los católicos decentes no deben sorprenderse ni sentirse demasiado mortificados; las sectas protestantes fueron también infiltradas o capturadas por el Falseador de la Cultura hace muchos años). Pero si las (los religiones igualitarias deben converger, también el Partido Comunista deberá avenirse a un compromiso; habiendo éste llegado a una total bancarrota intelectual, el precio no será demasiado elevado para él. Una carta anónima, que se supone escrita por un miembro del Partido Comunista fue publicada por el “Truth Seeker” de mayo de 1963. (Se trata de un periódico librepensador y auténticamente anticomunista). He aquí un extracto de la misma: “El Partido ha ido adulterando su ateísmo durante varios años y ahora lo estamos abandonando por completo. El Ateísmo divide a las masas y ofende a las buenas gentes religiosas que trabajan estrechamente con nosotros en el Partido. Los ateos fanáticos que insisten en predicar sus puntos de vista son expulsados... confundir los problemas políticos que tenemos con asuntos religiosos es estúpido. Por otra parte, los mayores progresos que hace actualmente el Partido los hace a través de las iglesias... Yo espero ver una completa convergencia de la Iglesia Católica y del Partido Comunista en el curso de los próximos cincuenta años... Un anticipo de este estado de cosas lo podemos ver claramente en Polonia. ¿Han oído Vds. hablar de “Pax”? Se trata de una organización laica polaca dirigida por sacerdotes comunistas... tolerada por ambas partes, el Partido y la Iglesia... Probablemente podréis aún ver el día en que la dictadura del proletariado será proclamada por el Papa!''


El 16 de abril de este año, el judeo-comunista Bernie Sanders se reunió con el Papa Francisco. Después Bergoglio dice que no es marxista.




Y el problema que Bergoglio no solo apoya al Comunismo, sino también mira con buenos ojos al avance del mundo musulmán en el continente europeo.


El Papa con su silencio también es cómplice de la matanza de cristianos en Medio Oriente donde el grupo islamista ISIS acaba de invadir la mitad de Siria e Irak masacrando a miles de cristianos que vivían allí, matando a sus hombres y violando a sus mujeres, que después terminan esclavizadas y forzadas a convertirse al ISLAM. Aun así, a pesar de estas bestialidades e injusticias que sufren los cristianos, lo que podemos ver, es que estas cosas no parecen preocupar al Papa, que cada vez que sucede una matanza en el Medio Oriente sale con un ridículo discurso pacifista, donde habla de amor y paz entre todas las confesiones religiosas, convirtiéndose así en un objeto de risas y burlas de parte de los yihadistas islámicos que esclavizan y mascaran a los cristianos que viven allí, y que desprecian a todo aquel que se hace pasar por pacifista.



Si bien la Orden Jesuita tiene bastante poder (sobre todo en el Marxismo) está subordinada a los intereses de los verdaderos amos del mundo que son judíos.



¿QUÉ OPINABA EL NACIONALSOCIALISMO ALEMÁN DE LOS JESUITAS?



Extraído de: ''Que nos Ocultan''.


La relación entre el Reich y el vaticano era meramente política, se podrían resumir en un: “Tu no me molestas a mí, y yo tampoco te molesto a ti”, el vaticano aparentaba ser neutral públicamente, pero en privado siempre trabajo junto a las naciones aliadas, en especial durante la guerra. Hay un documental que trata sobre este asunto específico, te recomiendo buscarlo. El documental es obviamente anti alemán y con el contexto de siempre (Muh judios, holocausto, el vaticano virtuoso) más sin embargo en cuanto a la relación Reich-vaticano es bastante certero. En cuanto a lo de los jesuitas, eso ya lo he respondido bastantes veces y honestamente ya se ha vuelto tedioso. La fuente original de toda esta tontería es un sujeto llamado Eric Jon Phelps, un sujeto que es tan, pero tan sionista que haría sonrojar al mismo Theodore Herzl. De vuelta en el mundo real, Hitler siempre denuncio a los jesuitas como uno de los grupos al servicio del judaísmo, y por tanto, enemigos del NSDAP. En 1927, como en muchas otras ocasiones, el gobierno judeo-marxista que tenía Alemania prohíbe a Hitler hablar en público. La siguiente imagen es de un poster en donde el NSDAP informa sobre el asunto, y menciona a los culpables, entre ellos, los jesuitas.

También hubieron publicaciones anti jesuitas, y caricaturas anti jesuitas, hasta cierto punto, tampoco les dieron demasiada atención, Hitler no era estúpido como para invertir demasiado tiempo y recursos en atacar a un síntoma, Hitler siempre atacaba a la fuente de la enfermedad: los judíos.

Basta leer a Houston Stewart Chamberlain (que influyó a Hitler) o a Alfred Rosenberg (ideólogo del NSDAP) y ver como atacaban a Loyola en sus escritos.


También te podría interesar: Nacionalsocialismo no es Nacionalcatolicismo




(“El Jesuita: El Oscurantista sin Patria” Un folleto de propaganda de Hubert Hermann en 1933. Los Nacional Socialistas declararon la orden católica de los jesuitas como plaga pública.)

Tampoco es cierto que el vaticano haya ayudado a Hitler a llegar al poder, o que lo favoreciera particularmente después de 1933.

¿Este parece un régimen al servicio del vaticano, y su papa negro jesuita? Ideológicamente, estos dos grupos, el NSDAP y el Vaticano/jesuitas, son irreconciliables y totalmente contrarios, es ridículo pensar que a pesar de los hechos, el vaticano haya ayudado a Hitler de alguna manera. 


Estos idiotas que promueven esta teoría de la conspiración, constantemente reconocen la increíble sobre representación judía a todos los niveles del sistema, pero nos dicen que esto es una cubierta, que los jesuitas eligen a títeres de raza judía para confundirnos, y en caso de una rebelión, sean los judios los que pagan el precio con sus cabezas… Entonces podemos concluir sin miedo a equivocarnos que los jesuitas son por tanto, antisemitas.

A raíz de esto podemos empezar a preguntar ciertas cosas. Si los jesuitas están realmente en control, y odian a los judios, al punto de usarlos como chivos expiatorios, ¿Por qué no exponen el holocausto® como el fraude que realmente es? ¿Por qué los medios de comunicación son tan anti-católicos? Siempre escuchamos sobre los escándalos del vaticano en cuanto a violaciones de niños, sin embargo, los amos de esta práctica son los judios, pero casi nunca se escucha sobre esto. ¿Por qué hay leyes que te lanzan en prisión por criticar a los judios, pero ninguna que te meta preso por criticar a los jesuitas? ¿Si los jesuitas están en la cima del poder, porque el obispo católico Richard Williamson fue destruido por afirmar que ningún judío fue asesinado en cámaras de gas durante la 2GM?

NO EXISTEN leyes “anti-católicas” que se usen para arruinarte la vida por culpar a los jesuitas por todos los problemas debajo del sol, sin embargo, estas leyes SI EXISTEN para arruinarte la vida cuando si quiera se te ocurra hablar de los judios negativamente, incluso usando evidencia igual irías preso. Me parece que es bastante obvio que grupo se encuentra realmente en la cima del poder, y NO son los jesuitas, o los masones, o los caballeros de malta, ni los templarios o los hombres reptil, SON LOS JUDIOS.

Pero como si esto fuera poco, ¿qué tal un poco de percepción temporal? Aparentemente estos conspiranoicos carecen de esta. Los jesuitas fueron creados en 1534, sin embargo los judios desde el inicio de la historia han sido denunciados por exactamente las mismas razones de siempre, que hoy estos lunáticos tratar de atribuirlas a los jesuitas. Por ejemplo ya en tiempos romanos los judios eran acusados de ser una plaga, mentirosos y criminales, el imperio romano fue abolido en 1453, los jesuitas fundados en 1534. Puedes regresar más en el tiempo y los judios ya eran acusados de esto y muchos más, todo mucho, MUCHO, MUCHO antes de que los jesuitas siquiera existieran. Olvídate de los jesuitas, masones, reptiles, templarios, caballeros de malta, calaveras y huesos, etc. SON LOS JUDIOS.

FUENTES

(Esta vez las fuentes son diversas y no pueden tacharlas de pro-fascistas ni nada ya que no lo son)

http://www.gabitos.com/LIBREPENSADORSINCENSURA/template.php?nm=1367795623

http://armonicosdeconciencia.blogspot.com/2014/04/los-jesuitas-creadores-el.html

http://www.soysanador.com/archivos/partida-final-a-tres-bandas.html#.V_95IvnhDio

2 comentarios:

  1. Este artículo está bastante sesgado.
    Primero de nada, fue la expulsion de los jesuitas (como el mismo Franco admitió, no venga ahora a decirme que fue judio y mason) por presiones de masón del marques de Pombal la que dio manos libres a la masonería para la posteriores independencias.
    Segundo, eso que dice del 23F es totalmente falso, leer aquí: http://europasoberana.blogspot.com.es/2013/08/heartland-el-corazon-de-tierra-firme.html?m=1
    Y que use a un sacerdote jesuita convertido al judeoprotestantismo (que claramente intenta desprestigiar a la Orden llamando jeusita a Castro, se sabe que los judeoprotestantes son los principales difamadores de los jesuitas) como fuente carece de criterio.
    Eso sí, actualmente la Orden es la parte de la Iglesia más judaizada de todas (miremos a Francisco)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si bien Carlos III era un déspota ilustrado y estaba rodeado de masones, puede que Franco haya sido un desinformador en ese punto (que ya lo conocía). El trabajaba para la Sinarquía.

      Eliminar