jueves, 14 de abril de 2016

La Teoría Jázara; intenciones y peligros.



¿QUIÉNES ERAN LOS JÁZAROS?


Los jázaros eran un pueblo "turanido", es decir, turco-mongol o como se conocen en ámbitos académicos: altaicos. Procedentes de Asia Central, alrededor del siglo VII se asientan al norte del Cáucaso y abandonando su religión tengrianista originaria, estos nómadas a caballo se convierten al judaísmo, siendo considerados como los ancestros de los judíos ashkenazís [1]. Erróneamente y a propósito se ha vinculado dicho pueblo a la raza blanca, no obstante, siendo su filiación racial originaria la mongoloide, sin embargo, no eran un pueblo netamente homogéneo y tenían diferentes grados de mestizaje (prevaleciendo sin embargo el componente mongoloide), debido al rapto de mujeres de otros pueblos (muchas eslavas pero también de otras tribus altaicas) y en menor medida a la asimilación de guerreros foráneos (iranios de las estepas de Asia central) que servían en origen como mercenarios.



[1] Ashkenazi significa ''alemán'' en Yiddish (una mezcla entre hebreo y alemán) y esto se debe porque formaron comunidades entre los pueblos germanos.

Ciertamente hay que estar algo mal para verle mongolización a estos, cuando están más cerca de ser semitas.




La invención del pueblo judío

La creencia de que este pueblo es ancestro de los ashkenazís fue postulado por el judío de izquierdas austriaco Shlomo Sand, quien escribió "la invención del pueblo judío" en 2009. Donde estudia los fundamentos históricos sionistas y en donde afirma que los judíos modernos son en realidad los descendientes del pueblo judío y de los conversos, basando su unidad en la religión y no en la etnia, afirmando que el judaísmo en su etapa neotestamentaria era proselitista. Incluso propone que los palestinos modernos descienden realmente de judíos que se convirtieron en una primera etapa al cristianismo y posteriormente por influencia del islam en musulmanes.

Shlomo Sand.




Gestos masónico de la Hidden Hand, propio de los títeres judíos.



Consecuencias


Se ha querido ver en esta teoría un fundamento para indicar que los judíos ashkenazís no tendrían ningún derecho a reclamar sobre el territorio del actual Israel al ser estos descendientes de los jázaros, un pueblo que no se originó en esta zona y por lo tanto ilegítimo. 


Por otro lado los judíos ashkenazís tienen muchas características raciales blancas y esto debido a que al asentarse durante largos períodos de tiempo en el norte de Europa y mediante matrimonios selectivos, prostitución, etc. Adquirieron las características raciales de sus huéspedes (una vieja estrategia de supervivencia judía), siendo considerados como blancos "conversos" al judaísmo ignorando la historia y sobre todo la genética, y prestándose para aumentar el racismo anti-blanco. 

Si bien parece en primera instancia una base útil contra el sionismo, representa en sí más peligros que beneficios:

1. Relación de los judíos ashkenazís con la raza blanca, aumentando el racismo anti-blanco. 

2. Origen altaico, pudiendo estos por derecho recuperar las tierras del Kaganato Jázaro o de tribus hermanadas. Aumentando las propuestas para un estado judío (además de los ya conocidos Andinia en América del Sur, la Uganda británica en África, el Oblast Hebreo en Rusia, Manchuria en China, el estado de Utah y la ciudad de New York en EEUU, etc.). 

3. Declarar los males del sionismo como distracción, salvaguardando a los judíos no sionistas, pero permitiendo llevar a cabo sus objetivos en otros territorios como los arriba mencionados y su control tras bambalinas de muchos otros estados, cumpliéndose sus planes de dominio global. 

Análisis. 

Ante todo esto es necesario aportar pruebas de quienes son realmente los ashkenazís y qué tanta influencia tuvieron los jázaros en estos pueblos. 

En miras del casi nulo proselitismo del judaísmo, en todas las corrientes es posible la conversión pero esta debe ser aprobada por una asamblea rabínica, sin embargo, la veracidad de la conversión solo se concreta realmente en el descendiente, que debe tener uno de sus padres judío. Tradicionalmente se sabe que es considerado judío quien tenga madre judía. Entonces teniendo en cuenta estos parámetros ¿realmente existió conversión? O ¿fue más bien un proceso de mestizaje y asimilación premeditados? 

Posterior al exilio romano en los siglos I y II, ocurre una diáspora judía lo cual dispersa este pueblo en distintas direcciones. Los judíos que se dirigieron hacia el norte hallaron más flexibilidad y tolerancia por parte de los eslavos aún no cristianizados que con otros pueblos. Entre los siglos VII y VIII existía una gran comunidad judía proveniente del Cercano Oriente en el norte del Cáucaso. Movidos por miedo y conveniencia además de motivos políticos y estratégicos se unieron, aliaron y asimilaron con el pueblo jázaro, permitiendo su conversión, con el fin de mantener el control religioso y su influencia en la toma de decisiones y el estatus de originalidad y legitimidad étnica, que les abrió paso hacia la nobleza y los jefes jázaros ahora conversos, además de arreglos matrimoniales y cruzas estratégicas. Sin embargo, no todos los judíos de la zona tomaron parte en este sentido, muchos continuaron la diáspora y otros simplemente no se asimilaron con los jázaros. 

Este proceso de integración y asimilación étnica más que un proceso de conversión religioso, se puede evidenciar en la genética a pesar de que actualmente existen grandes contribuciones genéticas europeas, el grueso de la población judía ashkenazí conserva la genética judía del Próximo Oriente, y en mínima parte genética asiática. Esto demuestra lo útil de su estrategia, usando la cruza selectiva logran tomar para su pueblo el fenotipo del pueblo que parasitan.

A modo de conclusión, los jázaros no eran de raza blanca sino mongoloide, el proceso de conversión jázara tuvo influencia, guía y asesoría por parte de una población judía, con la que se mezclaron. Los jázaros mestizos (más que conversos) hicieron parte del grupo de judíos ashkenazís pero no son sus únicos componentes. Los ashkenazís tienen sangre judía y una genética que lo demuestra. 

Nuestra posición no sólo debe estar en contra de las injusticias sionistas, sino en contra de las injusticias y maquinaciones judías en general.

PD: (Solo el 5% de judíos tiene el haplogrupo paterno jazaro, la mayoría tienen hablogrupos semíticos como el J2 relacionado con los árabes).

No hay comentarios:

Publicar un comentario