domingo, 3 de abril de 2016

Antifascismo, una moda juvenil.

INTRODUCCIÓN
Antes que nada hay que ver que saber que es el Antifascismo:

El antifascismo (o movimiento "antifa") es la oposición a ideologías, organizaciones, gobiernos y personas tanto de extrema derecha, religiosas, fascistas,nacionalsocialistas, etc. identificadas indistinta y erróneamente entre sí. En los últimos 30 años, los autodenominados antifascistas, han desarrollado una forma de activismo organizado, intolerante y violento, con características propias que los distinguen de aquellos que simplemente se oponen al fascismo.

Los grupos "antifa" reciben financiación y ayuda logística de los servicios de inteligencia, formando parte de su arsenal en el terreno de la guerra psicológica contra las diferentes naciones europeas.

IDEOLOGÍA

No están circunscritos propiamente por una ideología en particular, aunque muy a menudo tienen lazos con organizaciones del movimiento obrero, socialistas, anarquistas o comunistas. En el ámbito de los activistas políticos de extrema izquierda, el antifascismo ha servido de lugar de encuentro y colaboración entre organizaciones marxistas-leninistas, anarquistas y militantes de partidos diversos y otros no encuadrados ideológicamente.

Algunos grupos antifascistas son: corrientes de izquierdas, anarquistas, Redskins, Sharp, RASH, Acción Antifascista, capitalistas y disidentes de las tendencias políticas predominantes. También se han declarado como antifascistas la mayoría de los grupos terroristas de extrema izquierda europeos como ETA, Resistencia Galega, EGGC, FRAP, GRAPO, los alemanes de la Fracción del Ejército Rojo o las Brigadas Rojas italianas.

El presidente José Luis Zapatero ofrece sus condolencias a un esbirro de Carlos Palomino. Una evidencia clara de la contradicción e hipocresía de los "antisistema" que se codean con el Sistema.


CARACTERÍSTICAS

Propaganda antifascista en la que se intenta asociar la pedofilia con la religión católica y ésta al fascismo.


Con frecuencia grupos autodenominados antifascistas se caracterizan por su extrema violencia en las calles, protagonizando choques con la policía y las fuerzas del orden, en forma reiterada. A pesar de que buena parte de su retórica reclama la "oposición a la intolerancia, el autoritarismo, la represión y la discriminación", sus movilizaciones y manifestaciones casi siempre derivan en episodios de destrucción de la propiedad privada, destrucción de instalaciones públicas y ataque físico e intimidación de personas que no comparten sus ideas políticas. Los grupos Skin antifascistas suelen llevar la cabeza rapada, utilizan símbolos y banderas con los colores blanco, rojo y negro; al tiempo que se refieren a sus compañeros como camaradas. Dentro de una estética militarista, que incluye botas, insignias y banderas, han copiado la mayoría de los elementos que identifican a sus rivales, skins nacionalistas o nacionalsocialistas. También acostumbran llevar la cara o la cabeza cubierta por pasamontañas, gorras, gafas o cualquier elemento que oculte su identidad y asegure su impunidad en los ataques. Incluso han copiado la música y adaptado la letra de la canción "Alarma soy fascista" del grupo Skin nacionalsocialista Batallón de Castigo, que al mejor estilo de las hinchadas de fútbol, lo han transformado en "Alarma antifascistas". Los antifascistas surgen como una reacción a verdaderos movimientos políticos, a los cuales copian. Se presentan como su antítesis ideológica, cuando en realidad carecen de ella, por tratarse de grupos heterogéneos que no están de acuerdo entre si, en casi nada. Si bien procuran destruir a los que califican de "nazis", al ser un movimiento reactivo, la razón de la existencia del antifascismo desaparecería si lograran sus objetivos, pues las ideas o movimientos a los que se oponen, constituyen el único elemento que da origen y mantiene unido al antifascismo.

''Antideutsche'': La locura de los antifascistas sionistas de Alemania


LA IZQUIERDA ALEMANA CELEBRA CADA AÑO LA MATANZA DE DRESDE.

Una imagen vale más que mil palabras... La manifestación del 2006(en la propia ciudad de Dresde) "celebrando" la matanza:

Banderas sionistas, banderas de las fuerzas aliadas que se cebaron cruelmente con la ciudad y los ciudadanos de Dresde, banderas comunistas, y como culmen al lado de una bandera sionista, una pancarta que pone: "TODO LO BUENO VIENE DE ARRIBA" en referencia a los cientos de bombas que los aliados dejaron caer sobre la ciudad alemana dejando esta reducida a cenizas y causando decenas de miles de víctimas mortales civiles.


A finales de la década de los 80 y alrededor de los círculos universitarios comunistas, surgen en Alemania los denominados "antideutsche" (anti-alemanes), un tipo de antifascistas que se caracterizan por ser 100% pro-Israel y por odiar abiertamente a la cultura y nación alemanas, a quienes consideran "intrinsecamente antisemitas y culpables del Holocausto judío".

Los antideutsche, consideran a Alemania como un cáncer a desaparecer, por lo que reivindican el multiculturalismo, el mestizaje, el odio a lo alemán y la defensa de Israel como una manera de mostrar rechazo a lo que ellos consideran "la cultura antisemita alemana".

''Nos encanta la traición a la patria... contra Alemania misma''.


''Nos encanta el Genocidio''


Llamadas abiertas al genocidio contra la identidad alemana y favorables al odio hacia el país.

Aquí un artículo dedicado a ellos en el Jerusalem Post (los judíos encantados de contar con semejantes tontos útiles en Alemania).



VÍDEOS


No hay comentarios:

Publicar un comentario