sábado, 21 de noviembre de 2015

La Iglesia Católica está infiltrada por la Masonería


En 1962, en el Concilio Vaticano II, la ''Santa Sede'' se fusiona oficialmente con la Organización Judía Internacional.


El concilio Vaticano II ha sido el último concilio eclesiástico hasta la fecha. Se celebró en la Ciudad del Vaticano entre el 11 de octubre de 1962 y el 8 de diciembre de 1965. Fue convocado e iniciado por Juan XXIII, quien lo presidió durante la primera sesión, que abarcó el último trimestre de 1962. Las otras tres sesiones, que se extendieron desde 1963 hasta 1965, las presidió Pablo VI, que también fue quien clausuró el concilio.
Está considerado el concilio más importante para Iglesia en su Historia, tanto por sus repercusiones como por su tamaño (hubo más del cuádruple de participantes que en el más grande de los concilios anteriores). También se considera uno de los acontecimientos más importantes del siglo XX a nivel mundial.

El papa Juan XXIII, comunista y masón de grado 33 [1], expresó sus intenciones de convocar un concilio el 25 de enero de 1959, decisión que asombró a los cardenales, pues el pontífice había sido elegido sólo tres meses antes.



El 15 de julio de 1959, Juan XXIII anunció que el concilio se llamaría «Vaticano II».
Se enviaron numerosas solicitudes de participación en el concilio a obispos, otros altos cargos eclesiásticos, profesores de teología... de las cuales, a día 30 de abril de 1960, 2.109 habían sido contestadas. También se invitó como observadores a los miembros de diversas Iglesias cristianas. Sólo la Protestante y la Ortodoxa aceptaron participar. La Iglesia Ortodoxa Rusa aceptó la invitación sólo tras recibir seguridades de que el concilio sería totalmente apolítico, pues temía represalias por parte del gobierno de la URSS si en el concilio se atacaba al comunismo.
El 25 de diciembre de 1961, se fijó la fecha exacta de celebración del concilio. El 6 de agosto de 1962, se completó y se oficializó el reglamento del concilio. El reglamento estableció que el único idioma utilizado durante las asambleas sería el latín, que se dividirían en comités algunos de los participantes, entre otras muchas cosas. También hablaba a cerca del protocolo a seguir para presentar y rechazar o aceptar las enmiendas presentadas por los comités.
Participantes

- El papa, Juan XXIII en la primera sesión, Pablo VI en las demás.

- Los cardenales, y otros altos cargos de la Iglesia.

- La totalidad de los obispos de la Iglesia Católica, excluyendo sólo a los obispos chinos. Hubo un total de 2.450 obispos participantes.

- Teólogos invitados expresamente por el papa. No podían hablar, pero sí votar.

- Observadores católicos laicos. Podían intervenir en las sesiones públicas del concilio, pero en las asambleas, no podían hablar ni votar.

- Observadores del Protestantismo y de la Iglesia Ortodoxa. No podían hablar ni votar.

- También había periodistas de diversos países, encargados de informar al mundo sobre el concilio. No eran participantes propiamente dichos.

Resumen de las sesiones

-Primera sesión (11 de octubre de 1962 - 8 de diciembre de 1962): el concilio comenzó en la Basílica de San Pedro, con una misa y un discurso dados por Juan XXIII. Tras haber sido aprobados, con abrumadora aceptación, un total de 75 esquemas (que luego fueron reducidos a 20), Juan XXIII dio un discurso que puso fin a la primera sesión del concilio convocado por él.

- Segunda sesión: (29 de septiembre de 1963 - 4 de diciembre de 1963): fue Pablo VI quien presidió esta y las posteriores sesiones, pues Juan XXIII murió en la intersesión. Esta sesión comenzó tras un discurso dado por el papa, y fue, probablemente, la más complicada, pues durante ella surgieron más desacuerdos en las asambleas que en ninguna otra sesión. El motivo fue un esquema relacionado con la jerarquía eclesiástica, que finalmente fue aprobado. En esta sesión, se criticó a la Inquisición, causando protestas y disconformidad en los sectores más tradicionalistas de la Iglesia. En el discurso conclusivo, Pablo VI anunció que se incrementaría el número de participantes.

- Tercera sesión: (14 de septiembre de 1964 - 21 de noviembre de 1964): la tercera sesión empezó con un discurso y una misa. En esta sesión, se aprobaron cuatro nuevos documentos, y el papa declaró que la Virgen María era la Madre de la Iglesia. Varios documentos tuvieron que ser reescritos casi por completo, tal fue el rechazo que causaron.

- Cuarta sesión: (14 de septiembre de 1965 - 8 de diciembre de 1965): esta sesión empezó con un discurso de Pablo VI, en el que anunció sus intenciones posteriores de visitar la sede de la ONU. Se debatieron temas tales como el matrimonio, la natalidad, la libertad religiosa y las misiones. La sesión acabó con una misa dada por el pontífice, y con ella, acabó también el concilio Vaticano II.


CRÍTICAS Y CONSECUENCIAS

El concilio supuso múltiples cambios para la doctrina católica, por lo que no se ha librado de muchas críticas y polémicas. Podría citarse el caso de Floriano Abrahamowicz, un sacerdote italiano revisionista del Holocausto, que fue excomulgado por el papa por ese motivo, aunque posteriormente le levantó la excomunión, y pudo seguir ejerciendo como sacerdote. Abrahamowicz calificó al concilio de «Cloaca», y quemó en público un libro que contenía los documentos aprobados en el mismo.
Tras el concilio, la Iglesia perdió sus sentimientos identitarios, y sufrió un reblandecimiento moral; una intoxicación con los dogmas del marxismo cultural. El propio Benedicto XVI hizo referencia a concesiones excesivas en el campo ético y a malinterpretaciones que han hecho que la Iglesia sufra una secularización 

¿Fueron los últimos tres papas realmente católicos?

JUAN PABLO II
Karol Wojtyla, judío polaco conocido por su nombre pontificio Papa Juan Pablo II es considerado por algunos académicos y estudiosos del tema como Piers Copton,Adrián Salbuchi y Jack Chick, una de las figuras claves en la realización del Nuevo Orden Mundial y en la defensa de los planes del sionismo internacional.
Se alega que en sus declaraciones Juan Pablo II dijo: “La enseñanza social de la Iglesia ofrece orientaciones para…el desarrollo de instituciones políticas…para una economía al servicio del hombre, para un Nuevo Orden Internacional"
El rabino Meir Lau junto al Papa.
El autor católico Piers Compton, que escribió en su libro, "The Broken Cross: Hidden Hand in the Vatican (La cruz partida: Mano oculta en el Vaticano) asegura:
Una mañana del verano de 1976, unos jóvenes seminaristas católicos se sintieron sumamente alarmados por una revelación en un diario llamado el "Borghese...porque el periódico contenía una lista detallada de clérigos, algunos de los cuales ocupaban algunos de los cargos más elevados, que se decía eran miembros de sociedades secretas. Fueron noticias sorprendentes, porque... los estudiantes estaban familiarizados con... la ley canóniga 2335, [que] expresamente declara que un católico que se uniera a una sociedad de ese tipo sería excomulgado... mientras que la ley canóniga 2336 estaba relacionada con las medidas disciplinarias a ser aplicadas contra cualquier clérigo" que se uniera a una sociedad secreta.
Michael Howard, autor de la Nueva Era de "The Occult Conspiracy", habla de esta misma lista, pero va más allá para revelar que la mayoría de estos jerarcas católicos eran miembros de logias masónicas (p. 152). Howard declaró que algunos de estos altos jerarcas del Vaticano eran:
El secretario privado del papa Pablo VI.
- El director general de Radio Vaticano.
- El arzobispo de Florencia.
- El prelado de Milán.
- El director asistente del periódico del Vaticano.
- Siete obispos italianos.
- El abad de la Orden de San Benedicto (p. 152).

Cardenal masón John Joseph O'Connor con dos de sus compañeros de logia, en el exterior de la Catedral de San Patricio, E.U.A. 

Estos estudiantes quedaron horrorizados con esta revelación, porque se habían emitido repetidas bulas papales contra las sociedades secretas, comenzando con el papa Clemente XII (1738), y terminando con el papa Pío XI, que murió en 1939.
Este artículo fue negado en forma muy vociferante por un escritor católico, M. Jacques Ploncard, en la publicación L'Aurora, quien declaró que ningún prelado había estado afiliado a una sociedad secreta desde 1830. Sin embargo, investigadores determinados, algunos de los que fingieron ser miembros del gobierno, lograron acceso al Registro Italiano de Sociedades Secretas, y recopilaron una lista de cardenales, arzobispos y obispos que eran miembros de sociedades secretas. Esta lista incluyó a 125 prelados. Compton luego hace una lista de estos nombres en las páginas 78-84. El escenario estaba ahora preparado para la plena aprobación papal de la membresía en las sociedades secretas.
El 27 de noviembre de 1983, el papa Juan Pablo II, el papa actual, emitió la bula papal que legalizó la membresía en las sociedades secretas para los católicos.

Ahora podemos entender cómo es que este papa Juan Pablo II puede exhibir tan descaradamente la cruz torcida o partida, ocultista. Ahora podemos entender cómo el papa Juan Pablo puede buscar con entusiasmo la dominación del Nuevo Orden Mundial, como lo afirma Malachi Martin en su libro, The Keys to this Blood (Las llaves para esta sangre). Martin es un sacerdote jesuita retirado, que enseñó en el Instituto Bíblico Pontificio del Vaticano.
Finalmente, luego de más de 200 años la Sociedad Secreta de los Maestros del Iluminati, los originadores del concepto del Nuevo Orden Mundial han alcanzado uno de sus principales objetivos: infiltrar a su propio iluminista como Sumo Pontífice de la Iglesia Católica Romana. Este suceso ocurrió, como ya hemos declarado, a principios de los 1960, cuando el papa Paulo VI llegó al poder. Este periodo de tiempo también encaja con el periodo general de degradación espiritual y apostasía que hemos destacado en programas anteriores y en nuestro seminario. Es interesante que el autor cristiano Bill Cooper, en su libro Behold a Pale Horse (He ahí un caballo blanco), declara, "en 1952, se formó una alianza, que unía... por primera vez en la historia: Las Familias Negras (la nobleza europea, que históricamente han practicado el espiritismo ocultista); los Iluminati, el Vaticano, y los masones, que ahora trabajan juntos para traer el Nuevo Orden Mundial" (p. 80).
Y, según Compton:
El 14 de agosto de 2004, Juan Pablo II visitó Lourdes, donde oró por la paz del mundo. En ese viaje tuvo ocasión de entrevistarse con el presidente de Francia Jacques Chirac en el mismo aeropuerto de Tarbes. Chirac pronunció algunas frases firmes pero conciliadoras, tales como: "Francia y el Vaticano coinciden en la afirmación de una conciencia universal en defensa de los valores de paz, libertad y solidaridad y en el combate por un mundo que coloca al hombre en el centro de todo proyecto", todas ellas opiniones que nos resultan familiares. Pero más espectaculares resultaron las palabras del Papa: "La Iglesia católica desea ofrecer a la sociedad su específica contribución en la edificación de un mundo en el que los grandes ideales de libertad, igualdad y fraternidad puedan constituir las bases de la vida en la búsqueda y en la promoción incansable del bien común".
El 27 de noviembre de 1983, el papa Juan Pablo II, emitió la bula papal que legalizó la membresía en las sociedades secretas para los católicos.

BENEDICTO XVI

Es importante mencionar el significado de que Joseph Alois Ratzinger Peintner-TAUBER descienda de una de las ramas cabalistas más importantes de la Sinagoga (el Rabinato de Praga) y el esfuerzo que realiza esa tribu hebrea en particular (la de Neftalí) desde hace al menos 500 años, por usurpar la Sede de Pedro, tal y como lo afirmó John Retcliffe en el capítulo “El Cementerio Judío de Praga y el Concilio de los Representantes de las Doce Tribus de Israel” de su libro “Biarritz” que se puede consultar en los Protocolos de los Sabios de Sión edición especial (completa) (1);
El Shebet Náftali (DE PRAGA) dijo:
“Jamás aceptaremos puestos subalternos. De la más gran importancia para nosotros es la justicia y la abogacía. Nos entrega la posibilidad de enterarnos de la posición de nuestros enemigos y de su verdadero poder. Ya hemos entregado a muchos Estados Ministros de Finanzas, también Ministros de Justicia. NUESTRO OBJETIVO DEBE SER EL MINISTERIO DEL CULTO (el clero y Papado católicos, por supuesto). Debemos conseguirlo reclamando la paridad civil y la igualdad…” (Nota: ESE ERA EL PROPÓSITO DEL RABINATO DE PRAGA HACE 160 AÑOS)
LA HISTORIA DEL “MAHARAL”, TATARABUELO DEL TATARABUELO DE BENEDICTO XVI:
Entre sus antepasados, el hebreo Joseph Alois Ratzinger Peintner (en realidad TAUBER) proviene de una sucesión de 9 destacados rabinos de Austria-Hungría y Alemania, pero muy particularmente desciende del MAHARAL (Judah Loew ben Bezalel), considerado uno de los sabios ocultistas más importantes de la historia.
El Maharal como se le conoce entre los kabalistas satánicos, adquirió su mayor fama como jefe espiritual de la comunidad judía de Praga. Allí estableció la Gran Academia Talmúdica llamada Klaus:
“El Maharal, abreviatura de Moreinu HaRav Loeb con la que se lo conoce, adquirió también gran renombre entre los no-judíos por sus insignes conocimientos seculares de matemáticas, astrología y otras ciencias (ocultas)… Era un profundo conocedor de la Cabalá, pues en ellas se ponen de manifiesto los secretos de la Creación Divina y los ocultos senderos de Dios.”
“Al Maharal se le atribuían, y con razón, poderes especiales, y lo llamaban “el hacedor de milagros”. La historia más famosa es la del Golem (demonio invocado por los hechiceros hebreos), atestiguada por el monumento erigido en Praga que demuestra que se trató de algo más que de una simple leyenda popular.”
El rabino Loew y su Golem
“Tras realizar los rituales prescritos, el Rabbi desarrolló el Golem y lo hizo venir a la vida recitando los conjuros especiales en hebreo. Cuando el Golem de Rabbi Loew creció más, también se puso más violento y empezó a matar a las personas y difundir el miedo. Al Rabino Loew le prometieron que la violencia en contra de los judíos pararía si el Golem era destruido. El Rabbi estuvo de acuerdo. Para destruir el Golem, eliminó la primera letra de la palabra “Emet” de la frente del golem para formar la palabra hebrea que representaba la muerte. (De acuerdo con la leyenda, los restos del Golem de Praga están guardados en un ataúd en el ático del Altneuschul en Praga, y puede ser devuelto a la vida de nuevo si es necesario.”
“Años más tarde, una estatua titulada Der Hohe Rabí Loeb -el gran Rabí Loeb- (obra de un famoso escultor checoslovaco) fue erigida frente a la nueva Alcaldía de Praga, como homenaje y tributo a tan ilustre personalidad.”
“En el año 2005 la historia del Golem regresó a sus raíces judías en una nueva tira cómica del periódico israelí Yedioth Ahronoth que lo presentaba como un superhéroe patrocinado por el gobierno que protege a Israel de sus problemas internos y existenciales.”
“Rabí Shneur Zalman de Liadí -fundador del Movimiento Jabad- era un descendiente directo, por vía paterna, del Maharal.”
(Fuente: El Maharal de Praga)
Como se puede apreciar en el siguiente sitio, la genealogía de Ratzinger Peintner confirma que Benedicto XVI es bisnieto POR LÍNEA MATERNA de una hebrea conversa Betty, hija del hebreo Jacob Tauber (descendiente del rabino Jonah Gerond) y por línea materna descendiente de varias familias rabínicas (Loew, Cohen, Bachrac, Knoepflmacher).
La abuela materna de Benedicto XVI eliminó su apellido hebreo TAUBER para sustituirlo por uno más disimulado: PEINTNER. Según la biografía que aparece en el blog citado a continuación, Anton Peintner dio su apellido a María Tauber, pero 3 años después de su nacimiento, y podría ser que ni siquiera tuviese su sangre.

Genealogía

(1) Rabbi Yehuda Loew (Leib) ben Bezalel [the MaHaRal of Prague] (c.1512-1609), m. Perla Shmelkes-Reich(c.1516-1610)
(2) Vogele Loew (c.1556-1629) m. Rabbi Isak Ha-Cohen (c.1550-1624)
(3) Chava [Eva] Ha-Cohen (1580-1651) m. Rabbi Abraham Samuel Bachrach (1575-1615), Rabbi in Worms
(4) Rabbi (Moses) Samson / “Simson” / Bachrach (1607-1670), Rabbi in Goding, Leipnik, Prague, and Worms, m. Dobrusch Phobus (c.1610-1662)
(5) Rabbi Jair Chayim Bachrach, aka “the Chavas Yoir” (1638-1702), Rabbi in Worms, m. Sarah [Dinah Sorle] Brillin (c.1638-1703)
(6) Rabbi Samson / “Simson” / Bachrach (b. c.1657), wife’s name unknown
(7) Malka Bachrach (b. c.1680), m. Rabbi Zalman Shpitz, president of Beit Din in Eisenstadt
(8) Sarl [Sarah] Shpitz (b. 1703), m. Rabbi Jacob Knoepflmacher (c.1700-before 1739), “the master”, “chief rabbi in Mehrin”
(9) Nissel Knoepflmacher (b. c.1722), m. her father’s youngest brother, Rabbi Moses Knoepflmacher(1718-1798) of Holesov
(10)Jacob Knopfelmacher (b.1739)m.Katharina (b.1740)
(11) Joachim Knopfelmacher (b.1764)m. Anna (b.1764)
(12) Markus Knopfelmacher (b.1786)m. Betty
(13)Josefina (Peppi/Josefa)Knopfelmacher (b.1809)m. Jacob Tauber (b.1811)
(14) Betty (Elisabeth Maria)Tauber (b.1834 Mahr. Weisskirchen Moravia )married in 1858 at Rio de Pusteria to Anton Peter Peintner
(15) Maria Tauber Peintner (b.1855 Rasa d.1930)m. Isidor Rieger
(16) Maria Peinter Rieger (b.1884)m. Joseph Ratzinger
(17) Joseph Alois Ratzinger (Pope Benedict XVI)
FRANCISCO I 



El actual papa Francisco en un gesto antiblanco, hizo su primera visita oficial en la isla italiana de Lampedusa el 8 de julio de 2013, donde organizó una misa en honor a los inmigrantes ilegales. Sin embargo, no hizo nada en honor a los afrikaaners asesinados en Sudáfrica, ni en honor a los cristianos asesinados en países musulmanes.

Igualmente durante su visita a Estados Unidos en septiembre de 2015, el papa pidió al Congreso que acogiera a la inmigración -no blanca- argumentando que estos inmigrantes ''renovarán'' y ''enriquecerán'' al país, justificando así al genocidio blanco por inmigración masiva.

El Antipapa Francisco practica el judaísmo




FUENTES

No hay comentarios:

Publicar un comentario