jueves, 10 de septiembre de 2015

Stalin vs ¿Los Judíos?

Advertencia: El hecho de que nosotros publiquemos dicha información, no significa para nada, que apoyemos dicho personaje ni pretendemos mostrarlo como ''un gran patriota paneslavo''. Sabemos quien fue Stalin, genocida de los Pueblos Blancos, sabemos cuan beneficioso fue a los intereses de ''Ellos'' en un principio (la mayor parte de su vida), solo damos a conocer datos de la Historia que permanecen ocultos, y poder realizar con estos un ''rompecabezas'' e identificar que existe un complot contra la Humanidad.


INTRODUCCIÓN

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, el objetivo de la Sinarquía Internacional era que la Unión Soviètica invada toda Europa y la convierta en comunista, lo que les salió mal fue que Stalin (que era un georgiano con algunos ancestros judíos) al tener tanto poder se separó del mando judío mundial con sede en New York, esto explica las famosas “purgas” de Stalin por las cuales eliminó a casi las dos terceras partes de los oficiales judíos de su ejèrcito que no le eran afines, estos hechos son conocidos como el “Cisma Judaico-Staliniano”, por este motivo los aliados occidentales (judios-angloamericanos) no permitieron que Stalin ocupe toda Europa.

Antes que nada, comenzaremos por saber quien era Stalin.



Stalin, naturalmente, era un georgiano con algunos ancestros judíos y su linaje paterno G2a1a no tenía nada que ver con el predominante R1a de la mayor parte de rusos, pero se vio obligado a echar mano de estos mitos para inspirar 

En efecto, su nombre completo es Iosif David Vissarionovich Djugaschvili. El primer nombre, Iosif, no es nada corriente entre la población georgiana ni entre la rusa ortodoxa; en cambio, es frecuente entre los judíos orientales. Lo mismo puede decirse de su segundo nombre, David. Vissarionovich, significa, en ruso, hijo de Vissarion. Vissarion es un nombre corriente entre las comunidades hebreas de Caucasia. Finalmente, el apellido paterno de Stalin, Djugaschvili, significa, textualmente, en lengua georgiana, "hijo de judío".

El ex funcionario soviético Iván Krylov afirma que:

El apellido de Stalin, Djugaschvili, significa, en georgiano, hijo de israelita; "chvili", hijo, y "Djuga", israelita. La familia Djugaschvili, de religión cristiana ortodoxa, desciende de leñadores judíos de las montañas del Cáucaso, convertidos, al menos oficialmente, a la religión del Estado, a comienzos del siglo XIX.

Otro ruso, Imán Ramuza, escribió a propósito de los padres de Stalin, Vissarion y Cato Djugaschvili:


Vissarion poseía una zapatería... era un judío nacido en Tskinvali (ahora Stalinessere). El padre de Cato (la madre de Stalin) era un vendedor ambulante hebreo y vivía en Koutaisi. También poseía un pequeño almacén.


Se señala, por otra parte, que el nombre Kochba, o Koba, que fue el que primeramente utilizó en los comienzos de su vida política el futuro amo del Kremlin cuando aún asaltaba Bancos en Caucasia, lo adoptó en honor de otro revolucionario judío, Simón bar Kojba que, entre los años 132 y 135 de nuestra era acaudilló una sublevación de los hebreos contra Roma y fue declarado "el verdadero Mesías" por el Sanhedrín.


Imágenes de Stalin del fichero policial.



Se sabe también que el iniciador de Stalin en la doctrina marxista fue el hebreo georgiano Noah Zhordania, mientras que su hombre de confianza y encargado de organizar su protección personal era otro correligionario, Jakob Lazarevitch Menkhlis.

Además, Stalin estuvo casado sucesivamente con tres judías: Ekaterina Swanidtze, Nadia Allelujevna y Rosa Kaganovich, hermana ésta última del jerarca Lazar Kaganovich quien fue imprescindible en todos los gobiernos soviéticos hasta 1961, en que, probablemente a causa de la edad, fue retirado a un cargo inferior. Con la Swanidze Stalin tuvo un hijo que llegó a general de aviación y fue capturado por los alemanes en 1942: Jacob Davidovich Djugachvili, un nombre demasiado extraño para un ruso. En cuanto a la hija que Stalin tuvo con Nadia Allelujevna, llamada Svetlana, se casó con Mikhail Kaganovich, uno de los jerarcas soviéticos de hoy, e hijo de Lazar Kaganovich. Stalin fue miembro del Bund, organización marxista prerrevolucionaria exclusivamente reservada a judíos. Su primer panfleto revolucionario, titulado El problema nacional y la socialdemocracia, trataba del problema de los judíos en Rusia; Stalin proponía organizar a los judíos rusos en un Estado, que sería el núcleo de la URSS.


De hecho Stalin fue uno de los primeros en reconocer al estado de Israel:

Entre la Resolución 181 de la ONU y la independencia de Israel, en mayo de 1948, la Unión Soviética fue la potencia que más firmemente apoyó el mantenimiento del plan acordado. 

Después de su independencia, reconocida rápidamente entre otros países por la URSS, el nuevo Estado fue invadido por sus vecinos árabes. En la guerra que siguió, los polacos entrenaron a soldados de Israel y Checoslovaquia le envió armamento, incluyendo decenas de miles de armas de infantería de origen alemán, municiones y más de cuarenta aviones de caza (otros tantos llegarían después de la guerra).

Avia S-199 israelí. En realidad era una versión checoslovaca del Messerschmitt Bf 109 G alemán.



Arthur Koestler diría que los envíos de armas "despertaron un sentimiento de gratitud de los judíos hacia la Unión Soviética". Abba Eban afirmaría que "la URSS era la única potencia que sostenía nuestra causa". Y según Golda Meir, primera embajadora de Israel en Moscú, "no sabemos si hubiéramos podido resistir sin sus armas".



Pero no tardó en quedar claro que el joven país caería bajo la órbita atlantista por lo que en la Unión Soviética, se había operado un cambio notable. Stalin, que era un estadista, más bien, despiadadamente pragmático, se dio cuenta durante la Segunda Guerra Mundial que la "lucha de clases", el ateísmo y la filosofía de "arriba parias de la Tierra" podía resultar atractiva para intelectuales decadentes, judíos de Brooklyn y lumpen callejero descastado, pero no para los millones de campesinos eslavos y ortodoxos que iban a morir por la Patria en la guerra más feroz de la historia de la humanidad. Reconociendo este hecho, Stalin cambió el himno "La Internacional" por un himno nacional, intentó captar para la lucha contra el invasor a la Iglesia Ortodoxa rusa y hasta dio discursos recordando a "nuestros antepasados" Alexander Nevsky y Dimitri Donskoi.

Este viraje de Stalin sellaba definitivamente su ruptura para con la causa internacionalista, representada por el fantasma de León Trotsky, y convertía a la URSS en un Estado nacional. 

En Octubre de 1952, la embajadora de Israel, Golda Meir, visitó una sinagoga en el centro de Moscú. Reuniéndose por miles para honrar a la dignataria, los judíos alarmaron a las autoridades, que vieron en el sionismo una amenaza hacia el nacionalismo soviético. Diría Stalin en un discurso al Politburó el 1 de Diciembre de 1952 que "Todo sionista es agente del espionaje estadounidense. Los nacionalistas judíos piensan que su nación fue salvada por los Estados Unidos, donde ellos pueden hacerse ricos y burgueses. Piensan los judíos que tienen una deuda con los estadounidenses". El 13 de Enero del año siguiente apareció en el diario "Pravda" (periódico oficial del Partido Comunista) un artículo fuertemente antisemita titulado "Bajo la máscara de médicos universitarios hay espías asesinos y criminales", en el que se denunciaba "una conspiración de burgueses sionistas" organizada por la CIA y el Congreso Mundial Judío.


En la purga antisemita de 1948-1953, "cosmopolitas sin raíces" pasó a ser una frase en clave para "judíos sionistas" y se produjeron varios golpes de mano contra la influencia judía en la Unión Soviética, incluyendo el arresto y ejecución de los miembros del Comité Judío Antifascista (acusados de "nacionalismo burgués", refiriéndose al israelí, y de querer instaurar en Crimea una república judía satélite de Estados Unidos) y la no muy objetivamente llamada Noche de los Poetas Muertos, en la que varios escritores judíos son ejecutados en secreto en la temida prisión moscovita de Lubianka.

En estos extraños hechos del estalinismo tardío existieron razones geopolíticas fuertemente relacionadas con Israel y la formación de la OTAN (1949), pero también hubo otros factores, como la rivalidad entre la GRU (servicio de Inteligencia militar con lazos zaristas) y la NKVD (servicio de Inteligencia política y de seguridad del Estado) y el hecho de que Stalin tuviese siempre esa paranoia emanada de saber que los mismos que lo colocaron en el poder podrían deponerlo cuando quisieran. Las campañas antisemitas de Stalin culminaron con la conspiración de los médicos judíos: según Stalin, un círculo de médicos de Moscú, todos ellos judíos, conspiraban para envenenar a altos mandatarios soviéticos, incluyendo al mismo Stalin, habiendo conseguido ya asesinar a Andrei Zhdanov (quien iba a ser su sucesor). El caso terminó por afectar a los judíos en general, ya que muchos fueron despedidos de sus trabajos, arrestados, mandados al archipiélago Gulag o ejecutados. Durante los juicios, aparecieron publicaciones antisemitas en los medios de comunicación soviéticos y el viejo antisemitismo ruso parecía estar reviviendo: se cerraron escuelas, teatros y museos judíos, se disolvieron coros y la literatura judía, antaño protegida por el régimen, se suprimió de las bibliotecas. ¿Volvían tiempos de pogromos a Rusia? Los judíos empezaron a ser sistemáticamente apartados de puestos dirigentes en el Ejército, la administración, la prensa, las universidades y el mundo judicial. El proceso se expandió a muchos países del futuro Pacto de Varsovia: en la lejana Checoslovaquia, el presidente Klement Gottwald anunciaba que "durante la investigación y juicio del centro conspirativo anti-estatal descubrimos un nuevo canal por el que la traición y el espionaje penetran en el Partido Comunista: el sionismo". Stalin también firmó sentencias de muerte para Rumanía, Hungría, Alemania Oriental y otros países de Europa del Este.

Esta caricatura, que parece más propia de panfletos antisemitas nazis como "Der Stürmer" que de una publicación soviética, apareció en la revista "Krokodil" en Enero de 1953. Un médico judío, pagado por Estados Unidos, es desenmascarado por los servicios del Estado. En el mismo número, la revista ataca a los banqueros occidentales, a los "reyes del armamento", a los generales nazis, al Vaticano y a la "conspiración sionista".


La comunidad judía empezó a temer que el proceso a los médicos era un pretexto para deportar a todos los judíos de la URSS a campos de concentración en Siberia, específicamente a una región llamada Evreskaya conocida con el nombre de Óblast Autónomo Hebreo de la Unión Soviética que fue un estado autónomo creado por Stalin para la comunidad judía (hay quienes afirman que era un modo de boicotear a Israel y el proyecto sionista).



Pero veamos que dicen los expertos de las deportaciones de judíos:

"Era necesario que la judería se apoderase del gobierno de Rusia, para formar el primer Estado nacional dentro del Estado soviético y esperar después otros 20 años para que, como consecuencia de la I y II guerras mundiales, organizadas en todos sus detalles por la judería internacional, se les ofreciera a los israelitas la posibilidad de crear el Estado de Israel, en su "Tierra de promisión". Ese Estado conforme a los planes secretos, debe albergar en un futuro próximo al "rey mundial" de la estirpe de David.... Con la finalidad de camuflar la existencia de un verdadero superestado judío dentro de la URSS, en 1928 se presento a la Republica Autónoma de Evreskaya (republica hebrea), como un sitio elegido por Stalin para la "deportación" de todos los judíos que se encontraban en la Unión Soviética como secuencia de la farsa antisemita del dictador.

Desde que existe el Estado Soviético se han registrado solo unas cuantas deportaciones de judíos a Evreskaya, en perjuicio del bando vencido de Trotzky.

Ningún judío en la URSS esta obligado a radicar en Evreskaya. Se van a ese lugar los viejos que no son retenidos en otras regiones soviéticas y los jóvenes que desean recibir una educación judía en un ambiente totalmente judaico.

Placa de la sede gubernamental del Óblast Autónomo Hebreo con inscripción en ídish.


Evreskaya es, en realidad, la más floreciente de las republicas soviéticas, puesto que esta subvencionada por el gobierno de Moscú bajo el pretexto de que es la más joven de las republicas, Además los judíos tienen en sus manos todos los actos políticos, económicos, culturales, etc.., sin ninguna intromisión directa en sus asuntos por parte de Moscú , hecho insólito en el mundo comunista. El actual presidente de la Republica Autónoma de Evreskaya es el judío Lew Bencovich y el diputado por Birobidjan en el Soviet Supremo de Moscú es la judía Rosalía Boldenberg. En Birobidjan existen escuelas judías de todos los grados en las que las lenguas de enseñanza son el yiddish y el hebreo; allí se estudia conforme a un programa analítico especifico completamente distinto del programa impuesto por los comunistas en todas las otras escuelas de la URSS y los países satélites, donde la enseñanza se efectúa sobre la base materialista de la doctrina de Marx y Engels, negándose la existencia de Dios y el Espíritu. En las escuelas de Birobidjan la mayoría de los profesores son rabinos que basan la formación de la juventud judía en la afirmación del "espíritu superior" de los judíos sobre los demás pueblos. El fundamento de la educación en esas escuelas es la religión judaica, el Talmud, la Cabala, la Masora y todas las demás escrituras hebreas que propagan la idea de la supremacía judía, preconizando la instalación final de un reino mundial judío.


La religión judía es absolutamente libre en Evreskaya, así como en el resto de la URSS. Cada localidad judía o donde se encuentra una comunidad judía, dispone de su sinagoga, mientras que las iglesias cristianas y las mezquitas islámicas, han sido transformadas en salones de baile, fabricas, establos o museos antirreligiosos, dejando solo abiertas algunas en Moscú por donde suelen pasar diplomáticos occidentales para que estos vean que "no hay persecución religiosa". Es la táctica judaica de modificar aparentemente sus medidas cuando políticamente les parece provechoso.

En Birobidjan los judíos disponen de estaciones de radio, estudios cinematográficos, teatros y aparatos propios de radiorrecepción (no megáfonos instalados en casa y conectados con la transmisión directa del Partido Comunista). Los judíos llevan una vida normal en Evreskaya conforme a sus principios de raza y religión igual que los judíos de cualquier ghetto del mundo, sin que se sometan al régimen comunista, que no es para ellos, sino para los otros pueblos. Esta situación privilegiada se disimula gracias a la lejanía geográfica y aislamiento de Birobidjan.

En 1948 vi en Rumania una película documental hecha por los estudios judíos de Evreskaya en la cual se muestra detalladamente algunos aspectos de la vida que llevan allí "los deportados".Disponen de centros modernos para la crías de animales y aves; de las mejores fincas de la Unión Soviética; de frigoríficos para la conservación del pescado que encuentran en abundancia en el río Amur; plantas para la conservación de los productos lácteos; una floreciente industria para la extracción del oro que abunda en las montañas y una rica industria forestal.

Además; los judíos gozan de un privilegio único en la URSS: el de tener permiso para guardar fusiles de caza. A los habitantes de la Rusia Soviética no se les permite ni llevar cuchillos. Naturalmente que los judíos armados no representan ningún peligro para sus hermanos del Kremlin, mientras que los rusos y los demás pueblos sojuzgados si. Aun antes de la creación de Evreskaya, Stalin, que fue en un principio "comisario para las nacionalidades", habia fundado en Ucrania y Crimen colonias agrícolas judías .Allí, como más tarde en Birobidjan, los judíos tenían en sus manos los asuntos políticos locales, la educación, los asuntos económicos y culturales ,disponiendo de escuelas con el yiddish como lengua oficial de enseñanza ; más aun , teatros, bibliotecas, sinagogas y otras diversas instituciones puramente sionistas. Estas pequeñas colonias subvencionadas por el estado comunista alcanzaron una gran prosperidad, pero desaparecieron con la última gran guerra." 

TRAIAN ROMANESCU ("La Gran Conspiración judía" México,1965)

Lo que sí sabemos con certeza es que Stalin murió súbitamente en 1953. El principal beneficiario y probable artífice de su muerte, el judío Lavrenti Beria, quien sería depuesto meses después por un golpe de Estado dirigido por Nikita Khrushchev, antiguo encargado de las operaciones en Stalingrado, y el mariscal Zhukov. Beria fue interrogado en la Lubianka y luego el general Batitsky le dio un tiro en la frente. Es casi seguro que el turbio asunto de los médicos judíos no llegará a desvelarse nunca del todo.


FUENTES

No hay comentarios:

Publicar un comentario