sábado, 5 de septiembre de 2015

Los Testigos de Jehová y sus orígenes masónicos-judíos

Propaganda de los testículos de Jehová, pro-NWO.

Los Testigos de Jehova tuvieron su origen a finales del siglo XIX en Estados Unidos. Charles  Taze Russell, un rico comerciante masón, fue el fundador de la secta. Nació en Allegheny (Pensilvania, EE.UU.) en el año 1852. Educado como congregacionalista (una rama del calvinismo) luego de una fuerte crisis religiosa, pasó a los adventistas (secta que profesa el inminente fin del mundo, que su fundador, W. Muller, había determinado que ocurriría en el año 1844). Sin ninguna preparación se dedicó a la lectura de la Biblia y fundó un grupo bíblico para los que quisieran ser "estudiosos serios de la Biblia". Estos pretendieron ser los primeros en haber comprendido finalmente el sentido de la Sagrada Escritura.



El año 1877, Russell escribió el libro "El Fin y el Modo del Retorno del Señor", al que siguió rápidamente otro: "Los Tres Mundos y la Cosecha de este Mundo", en el que afirmaba que Jesucristo se encontraba presente de manera invisible en esta tierra desde año de 1874, y que el fin del mundo acaecería en 1914. Russell basaba sus enseñanzas no sólo en la Biblia, sino también en otras fuentes como las profecías de la Gran Pirámide.



Entre tanto, ya le habían sucedido varias desgracias: la ruptura del matrimonio luego de 18 años de vida con su mujer, que lo había acusado de continuas infidelidades conyugales, y el embrollo que se metió por vender semilla "milagrosa" para la siembra, a precio muy por encima de su valor.


Después, a causa de que no se había cumplido la profecía, algunos de sus seguidores abandonaron la secta. Entonces Russ confesó que se había equivocado, pero por muy poco: el mundo se acabaría en 1918. Tuvo la suerte de morir en 1916, lo que lo dispensó de un nuevo cambio de fecha.



Aunque muchas de sus aportaciones doctrinales fueron posteriormente rechazadas por los Testigos de Jehová (la venida "invisible" de Cristo desde 1874, el fin del Mundo en 1914, etcétera), otras, copiadas de los adventistas, se mantuvieron (negación de la inmortalidad del alma y del infierno, negación de la Trinidad, etcétera).



En 1878 se separó de los adventistas y desde entonces se hizo llamar ''pastor'' y fundó un periódico; ''La atalaya de Sión'', y una sociedad; ''La Sociedad de Atalaya y de los manifiestos'' (Watch Tower), que continua siendo hoy día la razón o titulo social de la asociación.



Antigua publicación de la secta donde puede apreciarse el símbolo de los caballeros templarios adoptado por las órdenes masónicas como los Freemason. En la parte inferior derecha se compara con el sello oficial de una orden de masones


Discurso masónico de Charles Taze Russel, que salió en los diarios.



Los restos de Russell, masón de grado 33, descansan en el Gran Cementerio Masónico de Pittsburg donde una gran pirámide con el símbolo de la cruz coronada, marca el lugar de su tumba.



Otras religiones que adoran al mismo dios-demonio de los judíos son; el mormonismo; religión fundada por el masón Joseph Smith (1805-1844) y que declara que cualquier devoto puede convertirse en un dios si realiza las prácticas que recomienda su iglesia (Jehová es de hecho un ser que alcanzó el estatus de dios según el mormonismo), promueve la poligamia y, si bien esta fue dejada de lado por la mayoría de los mormones, recientemente se descubrió como una secta de fundamentalistas mormones en Utah (Estado de EE.UU. donde son mayoría) todavía la practicaba abusando sexualmente de niñas adolescentes que eran obligadas a casarse con sus tíos suficientemente viejos como para ser sus padres. 

CONCLUSIÓN

Los Testigos de Jehova es tan solo una de las cientos de sectas financadas y creadas por la Masonería, con el objetivo de crear un Gobierno Mundial. Se sabe que Russell tenía como objetivo la creación de un''Israel Universal'', con Jerusalén como su capital mundial, y era íntimo amigo de varios socios de la B'nai B'rith (organización judía, de ideología sionista, creada a partir del Rito Escocés de la Masonería) como Frank Goldman, y del Comite Judío.

1 comentario: