martes, 29 de septiembre de 2015

La Gran Mentira Mapuche



INTRODUCCIÓN

Ya muchos habrán oído sobre el Plan Andinia (es decir, una conspiración para fundar un estado judío en la Patagonia) y sobre los reclamo de estas tierras por parte de los mapuches. Por lo que a primera instancia, uno se da cuenta que estas tierras son muy deseadas. Y es verdad, británicos (y sus lacayo mapuches), chinos, israelíes y multinacionales estadounidense tienen sus ojos puestos en la Patagonia. Detrás de todos esos bloques está el mismo Judaísmo Internacional. Y una de las maneras para arrebatarle algo a una Nación es destruir sus héroes, su ORGULLO. Tal como se ha hecho, satanizando a un prócer como lo es Julio Argentino Roca (Padre de la Raza Blanca Argentina).

Si no fuese por este gran hombre, hay una gran probabilidad que el argentino que está leyendo esto, no existiese, ya que el promovió la inmigración europea en nuestro país (inmigración por lo general; positiva, en comparación con la inmigración negativa que sufre Europa actualmente, o la misma Argentina de países limítrofes).


El General Roca no encabezó una campaña privada en 1879. Fue como Comandante en Jefe del Ejército Nacional a cumplir la misión que Avellaneda, presidente de la Nación Argentina, elegido por el pueblo, le había asignado. Y esa campaña estuvo destinada a integrar, a incorporar de hecho a la geografía argentina, prácticamente la mitad de los territorios históricamente nuestros, y que estaban bajo el poder tiránico del malón araucano, cuyos frutos más notables eran el robo de ganado, de mujeres y la provocación de incendios. 

Los Araucanos, tal como su nombre lo indica, eran 'originarios' de Chile, más precisamente de la región de Arauco.

El malón o maloca fue una táctica militar ofensiva empleada por diversos pueblos indígenas de los actuales territorios de Argentina y Chile, que consistía en el ataque rápido y sorpresivo de una nutrida partida de guerreros a caballo contra un grupo enemigo, ya fueran otros pueblos o parcialidades indios o poblaciones, fortificaciones y estancias de los ''huincas'' (eurodescendientes), con el objetivo de matar adversarios y saquear para hacerse con ganado, provisiones y prisioneros, sobre todo mujeres jóvenes y niños blancos.

Lo aduares indígena estaban llenos de cautivas, mujeres blancas (especialmente si eran rubias y de ojos azules) a las que se les hacía un tajo profundo en la planta de los pies para impedirles la fuga. Ellas tenían que soportar la indignación y el odio de las mujeres indias de la tribu.

La historia argentina está llena de historia de pequeños y de muy grandes malones a lo largo de los siglos XVIII y XIX, hasta la decisiva ocupación de desierto por Roca, quien terminó con este infierno en el que los indios secuestraban mujeres blancas para someterlas a la esclavitud doméstica y sexual.



Enciclopedia Salvat - Diccionario - Editado en Barcelona - 1972: 


MAPUCHE: Adj.- Natural de Arauco - Perteneciente a esta Provincia de Chile. 
Masculino - Idioma de los araucanos. 


TEHUELCHE: Adj. y sust. - Dícese de un individuo de un pueblo amerindio cazador, que, con otros grupos, integró la llamada "Cultura de las Pampas" en Argentina y Uruguay. 


Exterminados en gran parte por los conquistadores españoles y los araucanos, quedan reducidos núcleos en Tierra del Fuego. 

Los araucanos, que hoy se hacen denominar Mapuches, llegaron a la Argentina allá por 1830, catorce años después de nuestra Declaración de la Independencia, es decir, cuando la Nación Argentina era ya independiente y soberana. Por lo tanto, fueron invasores. El primer grupo de invasores los constituyeron aproximadamente unos 100 indígenas capitaneados por Yanquetruz. Se afincaron en Neuquén y desde allí se fueron extendiendo hacia el sur y el norte. 

El verdadero genocidio lo cometieron los Araucanos cuando aniquilaron a los Guenenaken, también llamados genéricamente Tehuelches, que eran los auténticos 'aborígenes originarios' de la Patagonia norte. 

Actualmente como argentinos tienen todos los derechos al igual que los demás argentinos, pero no a intentar falsear la historia y pretender que les devuelvan tierras que nunca les pertenecieron, de las que NO SON "PUEBLO ORIGINARIO", sino que fueron sus invasores. 

Ya para el año 1879, las tropas de Calfucurá eran poderosas, y lo prueba el hecho de que ganaron las primeras batallas contra el Ejército Nacional que emprendió la Reconquista de esas tierras usurpadas. 

El uso actual del término "Mapuche" y las falsas reivindicaciones de estos son maniobras disolventes y disgregantes que practican políticos con minúscula en las últimas décadas con finalidades anti-nacionales, y para beneficio propio.


Los denominados "Mapuches" son sólo ORIGINARIOS de la inventiva del Foreign Office Británico.

Ni Rosas o Roca los mencionan en la Campaña al Desierto, tampoco los historiadores, ni la famosa expedición a los Indios Ranqueles. Tampoco los menciona la Historia Oficial en las Provincias, ni en los Museos de Historia del Neuquén, de Santa Cruz, Chubut, Río Negro, Mendoza, ni tampoco San Juan… 

¿Desde cuándo han aparecido estos mapuches en escena? Su propia bandera es similar a la nueva Sud Africana, luego del apartheid. Utilizaron a Mandela, y ahora desean utilizar a un pueblo que no es originario de nada, sólo Tehuelches y Araucanos lo son. 

Quede en claro que la expedición de Roca, resultó ser la primer guerra contra Chile y no una campaña contra el indio, como muchos pretenden hacerlo notar. A las pruebas me remito cuando sostengo que por entonces el 90% de la población chilena era indígena, que no es cosa menor. En síntesis, nuestro país defendía la soberanía sobre una Patagonia que los caciques deseaban y ellos... eran chilenos. 

Este tema mapuche y su propaganda instalada que han hecho del indigenismo una cuestión de estado, es preciso comenzar a desbaratarla de raíz. Es más que evidente La Gran Mentira, ya que al hacerse llamar "Mapuches", pretenden ocultar o hacer pasar desapercibido su verdadero e invasor 'origen' Araucano, es decir, 'Natural de Arauco, Chile'. Y simultáneamente, intentan ocultar el genocidio Tehuelche a manos de los araucanos, como si estos últimos genocidas fueran otros, cuando se trata de ellos mismos. Y, lamentablemente, no sólo los políticos venales y periodistas pagados por el sistema, sirven de difusores de una mentira infame, sino que han caído en ella y no siempre por ingenuidad. 

Obispos y Curas que fieles a sus posturas tercermundistas, impulsan como verdad de Perogrullo, dando así por sentadas todas y cada una de esas falacias. 

Se llegó al extremo inconcebible de engañar al Santo Padre Juan Pablo II y al Papa Benedicto XVI cuando les hicieron decir que el gran santo Ceferino era Mapuche y no Tehuelche. Es difícil creer en la inocencia por desconocimiento de los Obispos patagónicos en esta maniobra vil, porque es dable suponer que si han llegado a cargos en esas instancias de la jerarquía eclesiástica, deben poseer una cultura general histórica de su Patria compatible con su rango. 

Utilicemos en toda su plenitud este medio fantástico que la tecnología nos brinda, para revertir la opinión errada de muchos argentinos sobre temas de trascendencia como el que se trata. 

En nuestro país, la comunidad Araucana que se hace llamar Mapuche aún no ha desarrollado acciones radicalizadas y violentas para hacerse de la posesión de tierras, pero en Chile -donde la población de etnia araucana es muy numerosa- ya han comenzado, a través de la vinculación con las FARC. 

ORÍGENES E HISTORIA DEL SEPARATISMO MAPUCHE



El Pueblo Mapuche, de origen nómade, y siendo el protagonista de la “Guerra de Arauco”, la que fue conmocionada por un francés, llegado desde el continente de los “opresores” como dicen los araucanos, llegaría convertirse en el Rey de una Nación, que aún reclama su existencia, “El Reino de Araucanía y Patagonia”.

Este ciudadano francés, llamado Orélie Antoine de Tounens, nació en La Chéze, Francia, el 12 de mayo de 1825, abogado de profesión, judío de origen, y separatista de oficio, ingresó a la Logia Masónica de Périgueux en el año 1854, donde comenzaría el adoctrinamiento de sus futuros esbozos geopolíticos, al crear una Constitución para el gran imperio que pretendió formar bajo el alero de la Francia de Napoleón III, sobrino nieto del Dictador francés Napoleón, primero en promulgar el estado de Israel a finales del siglo XVII. Tounens pretendía desmembrar los estados hispanoamericanos, formando una monarquía constitucional, usando (una vez más) a los indígenas, para derrocar el orden, y crear uno nuevo, bajo el alero de la logia francesa, y del dictador de turno.


La futura majestad teniendo 33 años (Número esotérico para la cofradía masónica) en 1858, desembarcaría en Coquimbo, trasladándose a Valparaíso y luego Santiago, llegando donde sus camaradas masones en esta austral Nación. En 1860 en compañía de otros franceses (Lachaise y Desfontaínes, también masones) ingresa al sur del rio Biobío para materializar su plan, partir las naciones Chileno-Argentinas, para crear un estado distinto en la Patagonia.


Ese mismo año se pone en contacto con loncos inescrupulosos (Como Calfucurá y Namuncurá, que eran además procedentes de clanes leales a la corona española) quienes dejaron los derechos que tanto reclamaban de autonomía, en manos de un extranjero, luego lo coronarían como Rey de Araucanía y Patagonia, en el contexto del imperialismo francés.

En aquellos años Chile estaba bajo la presidencia de José Joaquín Pérez, quien comenzó un procedimiento de captura al presunto rey, el cual fue encarcelado, luego designado a un manicomio, para ser finalmente expulsado del país sudamericano en 1862, no obstante volvería alrededor de 3 veces a sus pseudo-dominios en la Araucanía, y en la Patagonia chileno-argentina.

Durante su regreso a Francia, dejo en evidencia sus oscuros fines, que no solamente eran masónicos, sino que además incluía a un ambicioso banquero de origen judío-francés llamado Jacobo Michael, quien le ayudo económicamente, así mismo periódicos a fines a sus cofradías como el "Le Gaulois" fueron vitrina para esta “Nueva provincia francesa”, llegando a ser reconocida por Francia, Inglaterra, Persia, e incluso España.

Tounens, de forma medianamente pública recibiría ayuda de Napoleón III, concediéndole este último el barco "D'Entrecasteaux", y el envío de armas y dinero para fortificar el Biobío. En el año 1874, junto con la ayuda de los banqueros Michael, que integrarían su corte más tarde, viajaría a Chile, siendo esta vez imposible poder desembarcar, dentro de lo que se sabe. Al volver a Francia integra un Bonaparte dentro de su corte. Dos años después moriría.

Durante estos años en los territorios chileno-argentinos se ponía fin a la “Guerra de Arauco”, llevada a cabo por muchos años de negociaciones del coronel Cornelio Saavedra con los loncos araucanos.

Luego de terminar la Guerra del Pacifico, se materializaron los planes de colonización de la región de la Araucanía, ya que en zonas más australes ya se había comenzado la colonización y reconstrucción de ciudades españolas hace mas de 30 años, contrario a la tesis mapuche que dice que no habían ciudades creadas en los tiempos de la colonia, resulta ser un pensamiento “post-realista”, de algunos loncos que dicen que en momentos de la independencia latinoamericana su nación estaba libre mediante tratados de más de 200 años de antigüedad, desconociendo la existencia de ciudades y fuertes como Valdivia, Osorno, Los Ángeles, solo por nombrar algunas.

Un dato muy importante, es que la colonización del sur de la Araucanía fue realizada directamente entre los estados (alguno de los estados alemanes con el estado chileno), no así el de la Araucanía, donde los suizos fueron persuadidos mediante agencias de colonización privadas, siendo ese el motivo por lo que hoy la Confederación Suiza, se lava las manos con muchos sucesos que le han ocurrido a los suizos, y a sus familias durante los últimos 130 años, al estar en el medio de un terreno que es anhelado, más por un plan que por los anhelos de independencia o de libertad del pueblo mapuche. Fue así que muchas veces tanto por parte de los suizos como del Gobierno de Chile, no se tomaron las mejores soluciones a este problema, que muchas veces, aunque monitoreado por las distintas caras del “sionismo europeo”, se escondían detrás del terrorismo y el vandalismo.

En los primeros años de los colonos (1881), esta zona fue azolada por hordas de mapuches armados; dentro de sus operaciones estuvieron el robo de ganado, la destrucción de Nueva Imperial y el exterminio casi completo de su población. Dando origen en los dos siguientes años a verdaderas caserías de mapuches logrando la llamada “Pacificación de la Araucanía” después de 300 años de conflicto.

En estos años en la civilizada Europa también habían otros pueblos de origen nómade que buscaban crear su estado, en años de nacionalismos, el padre del sionismo, “Theodor Herzl”, quien también estudio en Francia, materializaría sus resentimientos con el libro llamado “Un Estado Judío”, proponiendo curiosamente la Patagonia como lugar apto, por “su lejanía, su baja densidad poblacional y sus infinitos recursos naturales”, haciendo aún más visible El Plan Andinia, única explicación a las constantes visitas de miembros del ejército del régimen israelí en territorio austral chileno-argentino, siendo este tema tratado más adelante y agregando que 1 de 7 de los turistas de la zona son israelíes.




Der Juden Staat (El Estado Judío)






Cabe mencionar  que la bandera actual de la provincia argentina de Río Negro, creada en 2009 es exactamente idéntica a la bandera araucana, tampoco es casualidad que Eduardo Elsztain, (banquero judío y autoridad sionista de gran peso en la República Argentina) sea dueño de shoppings y grandes extensiones de territorios patagónicos de esta provincia.


Bandera del Reino de Araucania y la Patagonia (1860-1862).


Bandera de Río Negro (2009 hasta la actualidad), notar el logotipo similar al de la UE.


La ONG Mapuche International Link (http://www.mapuche-nation.org/espanol/indice.htm), no tiene su sede en Chile o en Argentina… sino en Bristol, Inglaterra. Y lo más curioso es que está ubicada en la calle ''6 Lodge Street'', es decir ''La sexta calle de la logia'', una clara referencia a la Masonería: previsiblemente, sus directivos portan apellidos de neta resonancia indígena como Watson, Melville, Stanley, McCarthy, Chambers y Harvey. Entre sus más ilustres colaboradores se encontraba el parisino Philippe Boiry, autotitulado ''Príncipe Felipe de Araucanía y Patagonia'', a quien lo vemos con su tandil masónico en la siguiente foto:


Entre las ONG's que benefician a los Mapuches, se encuentran: Centro de Estudios y Documentación Mapuche Liwen (España y Francia), Consejo Interregional Mapuche (CIM), Grupo de Acción por el Bio-Bío, En este contexto se incluye la Municipalidad de Tirúa, que está ligada al Centro Intercomunitario por una Cultura Audiovisual Independiente (CICAI), con sede en Francia, la Asociación Mapuche Relmu (Francia); el Proyecto de Documentación Ñuke Mapu (Suecia); la Organización de Comunidades Mapuche/Tehuelche (Argentina); Anti-Slavery International (Inglaterra); la asociación cultural italiana "Chiloé" (Suiza); el Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (Bolivia),y la Red Internacional de Apoyo al Pueblo Pehuenche (Alemania).

Philippe Paul Alexandre Henry Boiry, autoproclamado “Príncipe de Araucanía y Patagonia” Gran Maestre de la Logia de la Masonería Francesa, descendiente de Orélie Antoine de Tounens (judío) entre los cual sus principales financistas se destacaba el banquero Jacob Michael, que tenia conexión con la Banca Rothschild, quienes financiaron a Theodor Herzl, quien más tarde escribiría ''Der Judenstaat'' (El Estado Judío) donde dice que la Patagonia chilena y argentina puede ser una buena alternativa para fundar una ''Nueva Judá'', en vez de Palestina.


Juan Miguel Parasiliti quien se apoya para peticionar en los ''Derechos Humanos'' de los ''Pueblos Originarios'' es otro masón.


Mauricio Macri con Carol Soae Bullorovsky (de ascendencia judía-ucraniana) quien se hace llamar ''Relmu Ñancu''.


Por otra parte llama la atención los planes filantrópicos ecologistas llevados por Douglas Tompkins con capitales israelíes, sumando alrededor de 800.000 hectáreas de territorio austral, pero también otros famosos sionistas son accionistas de este proyecto como Ted Turner de CNN y TNT, Joseph Lewis (el propietario de Planeta Hollywood), George Soros (directivo del Consejo de Relaciones Exteriores de EE.UU. y la Comisión Trilateral), Eduardo Elsztain (director ejecutivo del Congreso Mundial Judío miembro del movimiento extremista sionista Chabad Lubavitch, contando con una sede en Pucón, Daniel Lerner de Walt Disney Enterprises, y el ex Secretario del Tesoro de George W. Bush y director ejecutivo de Goldman Sachs, Henry Paulson, a través de la ONG The Nature Conservancy. Estos serian algunos de los que están comprando terreno en lo que no sabemos si primero será la “Nueva Judea” como románticamente reza el “Plan Andinia” o partes del “Reino de Araucanía y Patagonia.”


A todo esto le agregamos que todos los años, soldados israelíes disfrazados de mochileros viajan a la Patagonia chilena y argentina, y existen numerosas fuentes de eso.


FUENTES

BUSCANDO LA VERDADERA HISTORIA DE ''LOS PUEBLOS ORIGINARIOS'' (CAPITULO I)

SOLDADOS ISRAELITAS VIAJAN SISTEMATICAMENTE COMO “TURISTAS” A LA PATAGONIA ARGENTINA Y CHILENA

Más información sobre el Plan Andinia

LA SEDE DE MAPUCHE INTERNACIONAL ESTA EN BRISTOL INGLATERRA ?

El Estado Mapuche: la maniobra británica para dividir la Patagonia

La Mentira Mapuche y la verdad Tehuelche

No hay comentarios:

Publicar un comentario