jueves, 20 de agosto de 2015

TRÁFICO DE ESCLAVOS ¿Quiénes fueron los verdaderos responsables?


''Y despertó Noé de su embriaguez, y supo lo que le había hecho su hijo más joven, y dijo: Maldito sea Canaán; Siervo de siervos será a sus hermanos. Dijo más: Bendito por Jehová mi Dios sea Sem, Y sea Canaán su siervo.'' - Génesis 9 (24-26)

Según esta interpretación, la Biblia indicaría que hay tres razas humanas; Jafet (Arios), Sem (Hebreos), Cam (Negros).


Algunos importantes historiadores judíos demuestran cómo el tráfico de esclavos a América fue un asunto gobernado por judíos, que los poseedores de esclavos en Estados Unidos eran mayoritariamente judíos y que, más allá de este momento histórico, los propios judíos han capitalizado el negocio de la esclavitud durante milenios, comenzando por lo que dice la propia Biblia. La película "Amistad" (del judío Steven Spielberg) se hizo para silenciar este dato y seguir culpando de la esclavitud a los cristianos y a los blancos, cuyo papel en este fenómeno ha sido magnificado con fines antiblancos.

El período de esclavitud más importante de la historia comienza en el siglo XVI y floreció hasta mediados de siglo XX. El aspecto más escandaloso y sanguinario de este período fue el comercio transatlántico de esclavos a menudo llamado el “Paso Medio”. Los estudios académicos sobre la pérdida de vidas durante el transporte de esclavos a América indican que entre 7 y 10 millones de africanos sufrieron una crueldad inenarrable y perecieron en el “Paso Medio”.

El sufrimiento humano y la muerte derivados del tráfico de esclavos africanos es la piedra angular del sentimiento de culpa de los blancos, tanto en América como alrededor del mundo y ha sido incansablemente fomentado tanto por las instituciones académicas como por los medios de comunicación. La película “Amistad” de Steven Spielberg es el arquetipo cinematográfico de películas sobre el comercio de esclavos y otro film que trata este tema es “Amazin Grace”. En ambas películas se muestra un cuidadoso retrato del comercio de esclavos como un negocio del cristianismo europeo y americano, describe un pésimo retrato de los líderes americanos, la reina de España y notoriamente de los comerciantes de esclavos cristianos. 


Sin embargo en 1992, antes de “Amistad”, la “Nación del Islam” causó una tremenda controversia cuando publicó el libro “La Secreta relación entre Negros y Judíos”. Citando a prominentes historiadores judíos que afirmaban que el comercio de esclavos africanos y la esclavitud en Occidente durante los 2000 años estaba dominado en realidad por la comunidad judía.

A pesar de que Spielberg retrató en “Amistad” el comercio de esclavos como un asunto exclusivamente cristiano sin la mención de un solo judío, aquí están algunas palabras de la historia más importante de los judíos de la América temprana llamada “New World Jewry (Nuevo Mundo Judío) en 1493 a 1825, escritas por Liebman de la Sociedad de Historia Judeoamericana. Escribió sobre aquellos que poseían y tripulaban barcos, los autores de esta crueldad en masa y asesinatos. Por otro lado, el investigador del comercio de esclavos llamado Walter White, escribió un breve folleto titulado "¿Quién trajo los esclavos a América?" y relata hechos similares. 


Muchas historias avaladas por la Sociedad Histórica Judía eran relatos escritos por judíos para los judíos. El prominente historiador judío Marc Raphael en su libro "Judíos y judaísmo en los Estados Unidos: una historia documental" escribió: “Los mercaderes judíos jugaron un papel enorme en el comercio de esclavos. En realidad, en todas las colonias americanas tanto francesas, británicas u holandesas, los mercaderes judíos frecuentemente eran quiénes dominaban.”

Esto no es menos importante que en América, donde durante el Siglo XVIII los judíos participaron en el “comercio triangular” que trajo esclavos de África a las Indias Occidentales y una vez allí, eran cambiados por melaza, que a su vez era llevada a nueva Inglaterra y convertido en ron para vender en África. Isaac da Costan de Charlestone en 1750 , David Franks de Filadelfia en 1960 y Aarón López de Newport a principios de 1770 fueron los que dominaron el comercio judío de esclavos en el continente americano. Los historiadores registran viejos documentos judíos mostrando cómo el comercio de esclavos les pertenecía casi en su totalidad y que las subastas de esclavos a través de toda América tenían que cerrar durante las fiestas judías.

Brasil recibió muchos más esclavos africanos que Norteamérica. Wizniter, uno de los directores de la Sociedad Histórica Judía, en su libro “Judíos en la Brasil colonial” en las páginas 72 y 73 escribió: “los compradores que aparecían en las subastas eran casi siempre judíos y por falta de competidores podían comprar esclavos a bajos precios”.

Asimismo, en la Historia judía del Nuevo Mundo se menciona que muchos siglos antes del comercio de esclavos transatlántico, los judíos dominaron el tráfico de esclavos en el mundo occidental durante al menos 2000 años, incluso tan atrás como en la época romana. En la enciclopedia judía de Funk y Wagnall en el décimo volumen dice: “El tráfico de esclavos constituía el mayor medio de vida para los judíos de Roma”.

La realidad es que casi el 40% de todos los judíos propietarios de viviendas en los Estados Unidos poseían uno o más esclavos mientras que menos del 5% de la población blanca tenía esclavos y menos el 2% de los blancos tenían esclavos en toda América antes de la Guerra civil.

Luego de todo este análisis con fundamento histórico la pregunta es: ¿Por qué hay una culpa colectiva atribuida a los blancos y sin embargo ninguna culpa colectiva para los judíos?

La Liga Antidifamación (ADL) luego de advertir que salía a la luz el papel predominante de los judíos en el comercio de esclavos en América, intentó evitar que esta verdad histórica llegara fácilmente a la población. Líderes judíos como Sol Rosen, Harry Bass y Peter Minchuck elevaron un requerimiento en el tribunal de súplica en Filadelfia, Estados Unidos, pidiendo al juez cancelar el programa “Black Perspectives” (Perspectivas Negras) donde se hablaba sobre este asunto. El juez Stanley Greenberg ordenó que el programa no se hiciera público a menos que él lo aprobara.

Cuando toda esta información delata a los culpables de tal horrorosos actos dicen que estos comentarios son antisemitas y se ponen como víctimas, mientras los blancos están inmersos en una culpa colectiva por la esclavitud negra, los medios controlados por judíos no reparten ni una sola gota de culpabilidad colectiva judía por el vergonzoso comercio de esclavos a través del Atlántico que constituyó un Holocausto verdadero que superó las más abultadas estimaciones de muertes judías en la Segunda Guerra Mundial.

Aunque muchos blancos al igual que negros africanos, se dedicaron al comercio de esclavos, es una marca en la historia de ambos pueblos. Pero igualmente es cierto que lo fue en una porción mínima y además los europeos mismos terminaron no sólo la esclavitud y el comercio de esclavos de negros por blancos y judíos; sino también la mayoría de la esclavitud existente entre negros africanos. Los británicos y americanos gentiles que, con coraje y sin egoísmo, lucharon por terminar el comercio de esclavos, tuvieron que ir contra el poder financiero y la influencia política judía que luchó con uñas y dientes para preservar su vil empresa de sufrimiento de la carne humana.

"El 80% de los barcos negreros eran de dueños judíos" - Dieudonné


MÁS INFORMACIÓN



No hay comentarios:

Publicar un comentario